Consejos

  • Usar a diario prendas de compresión a medida.

  • No exponerse a temperaturas  ambientales extremas.

  • Mantener buena hidratación e higiene de la piel afectada.

  • Evitar traumatismos, picaduras de insectos y cortes.

  • Evitar medicamentos contraindicados como diuréticos.

  • Cuidar el peso y la alimentación.

  • Hacer regularmente ejercicio moderado (natación, etc.).

  • No fumar y limitar la ingesta de bebidas alcohólicas y café.

  • El Drenaje Linfático Manual sólo debe ser llevado a cabo por profesionales con formación y experiencia en linfedemas.


Importante:
Ante una operación quirúrgica, evitar la extirpación innecesaria de ganglios, solicitando la técnica del ganglio centinela.