ENCUENTRANOS EN FB

Enlaces Amigos

Otros Enlaces de Interes

Noticias‎ > ‎

Recolectando desechos tecnológicos para su reciclaje

publicado a la‎(s)‎ 20/1/2011 12:55 por Abbott Consulting & Training Abbott de Honduras
Los ciudadanos deben exigir a los gobernantes que se  cumplan las leyes en materia de residuos tecnológicos, especialmente por parte de los fabricantes y los recicladores, y que se instalen puntos de recogida en los que poder depositar de manera segura estos desechos.

Los ciudadanos deben exigir a los gobernantes que se cumplan las leyes en materia de residuos tecnológicos, especialmente por parte de los fabricantes y los recicladores, y que se instalen puntos de recogida en los que poder depositar de manera segura estos desechos.


El  5 de junio pasado, Día Internacional del Ambiente, el Club  Rotaract San Miguel de Heredia lanzó su  proyecto “Reciclón Honduras 2010” que consiste en una maratónica recolección de desechos tecnológicos en Tegucigalpa para propiciar su reciclaje.

Hoy día, los aparatos electrónicos como televisores, teléfonos móviles, ordenadores, impresoras, cámaras fotográficas y electrodomésticos de todo tipo, quedan obsoletos continuamente. Se convierten así en basura tecnológica, que no siempre se recicla. Muchos de los elementos y compuestos que contienen estos desechos tecnológicos suponen un elevado riesgo para el medio ambiente si los aparatos se entierran en los vertederos, se incineran o se desmontan de manera inadecuada.

Algunos de los materiales educativos que se han divulgado como parte del proyecto “Reciclón Honduras 2010”.

Algunos de los materiales educativos que se han divulgado como parte del proyecto “Reciclón Honduras 2010”.

Muy poco tiempo separa ya a un ordenador de última generación de un modelo obsoleto. La capacidad de procesamiento de los ordenadores se duplica más o menos cada dos años, de modo que el computador personal (PC) último modelo de hoy seguramente en unos años tendrá problemas para manejar algunos de los programas del momento.

La obsolescencia no amenaza sólo a los ordenadores. Los teléfonos móviles o celulares, muy sensibles a la moda, se cambian en nuestros países, con una frecuencia media de entre 9 y 14 meses, lo que supone que cada año se dejan de usar en el país miles de estos aparatos.

Rotarac Verde

Rotaract Verde es una iniciativa que une a los Distritos 4240 y 4250 de la organización Rotary International, en busca de la mejora y preservación del medio ambiente. El proyecto arrancó el sábado 5 de junio del 2010, celebrando el “Día Internacional del Medio Ambiente”.

Todos los clubes Rotaract de Centroamérica se han propuesto diversos proyectos verdes, que van desde el reciclaje, limpieza, ornamentación y reforestación de áreas públicas, charlas sobre el cuidado y preservación del medio ambiente, entre otros.

Laura Palmese, coordinadora de este innovador proyecto ambientalista del Club Rotaract San Miguel de Heredia.

Laura Palmese, coordinadora de este innovador proyecto ambientalista del Club Rotaract San Miguel de Heredia.

Esta iniciativa nace en Costa Rica como un proyecto mundial para hacerle frente a la situación del planeta, con voluntariado de estos  jóvenes líderes y responsables de dejar una buena herencia a las  próximas generaciones.

En mayo 2010 el proyecto fue presentado a los clubes de toda Centroamérica. El proyecto se ha expandido a otros países como México y Trinidad y Tobago.

Desechos tecnológicos: un problema ambiental

Uno de los desechos electrónicos que más popularidad está alcanzado últimamente son, sin duda, los viejos televisores de tubo de rayos catódicos, que no han resistido al imparable avance de las pantallas planas preparadas para la nueva televisión digital de alta definición. Hasta hace unos años la chatarra tecnológica no era un problema acuciante. Los aparatos electrónicos se mantenían en uso mucho más tiempo, reparándose en caso de avería. Pero en los últimos tiempos la tecnología se ha generalizado y se ha hecho accesible e incluso imprescindible para la gran mayoría de la población. Las actualizaciones, los avances tecnológicos y las modas hacen que los aparatos electrónicos se renueven constantemente, dando lugar a gran cantidad de desechos que hasta hace poco no eran frecuentes.

El gran problema de estos aparatos es que contienen elementos y compuestos que pueden resultar tóxicos y peligrosos para el medio ambiente. Los tradicionales monitores de tubo de rayos catódicos son un claro ejemplo de lo expuesto, ya que pueden contener hasta 4 kilos de plomo, un metal pesado peligroso por sus efectos neurotóxicos.

Miembros del Rotaract San Migvel de Heredia, participan en su voluntariado de recolectar desechos tecnológicos para reciclarlos.

Miembros del Rotaract San Migvel de Heredia, participan en su voluntariado de recolectar desechos tecnológicos para reciclarlos.

Los ordenadores personales, especialmente los más antiguos, tienen también en su composición sustancias tóxicas como plomo, berilio o cromo hexavalente. Los cables de su interior están recubiertos de PVC que, si son quemados, pueden desprender dioxinas a la atmósfera.

Además de productos tóxicos, la basura electrónica contiene cantidades apreciables de metales valiosos, como plata y oro, que resultan excelentes conductores de la electricidad. En teoría, reciclar el oro de las placas base de los ordenadores resulta más eficiente y menos destructivo que extraerlo de las minas de superficie que hoy amenazan los bosques en varias zonas del mundo.

Lamentablemente, no todos los países tratan de igual manera a sus residuos electrónicos. Según el informe elaborado por la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de Estados Unidos de América, este país exporta gran parte de sus desechos tecnológicos a países del tercer mundo, violando las propias reglas de la Agencia de Protección Medio Ambiental (EPA - Environmental Protection Agency) y el Convenio de Basilea de las Naciones Unidas. En estos países con legislaciones menos restrictivas y más difusas, los residuos son, en muchos casos, desmontados sin ninguna precaución para poder después vender los componentes que tengan algún valor, mientras que los materiales contaminantes se difunden por el medio ambiente y afectan a la salud de las personas.

Alargar la vida de los aparatos tecnológicos permitiría reducir la cantidad de residuos electrónicos que generamos. Y, cuando ya no tengan más uso, mejor que guardarlos en algún sótano o depositarlos en el contenedor de la basura, debemos llevarlos a los puntos de recogida habilitados a tal efecto.

Los teléfonos móviles y celulares, son de los principales desechos electrónicos contaminantes.

Los teléfonos móviles y celulares, son de los principales desechos electrónicos contaminantes.

Los ciudadanos deben exigir a los gobernantes que hagan cumplir las leyes en materia de residuos tecnológicos, especialmente por parte de los fabricantes y los recicladores, y que se instalen puntos de recogida en los que se puedan depositar de manera segura estos desechos.

Proyecto Reciclón Honduras

Laura Palmese, coordinadora del proyecto Reciclón Honduras que impulsa el Rotarac San Miguel de Heredia, afirma que el mundo de hoy exige que varios cientos de computadoras y sus accesorios, celulares, reproductores de música y electrodomésticos en general se utilicen por gobiernos, industria y particulares. Por la obsolescencia planeada y percibida, los mismos son  descartados poco tiempo después de haber sido adquiridos en los comercios y tiendas especializadas.

Palmese manifiesta que adquirir un nuevo equipo informático es tan fácil, que abandonamos o almacenamos un ordenador cuando todavía no ha llegado al final de su vida útil, sin darle el manejo debido. Colocar este tipo de residuos en la basura es poner en riesgo la salud de las personas y del ambiente, debido a que contienen componentes altamente peligrosos. Cuando se mezclan con el resto de la basura y se rompen, los metales tóxicos (tales como  plomo, mercurio y níquel) contenidos se desprenden y pueden  resultar mortales. 

 La contaminación ambiental que provocan estos desechos electrónicos, afecta también a la salud humana en general.

La contaminación ambiental que provocan estos desechos electrónicos, afecta también a la salud humana en general.

La joven miembro de Rotarac, señala que “el reciclaje de estos residuos reduce la necesidad de extraer nuevas materias primas; reduce el consumo de energía en la producción de nuevos aparatos; reduce la contaminación; reduce la producción de gases de efecto invernadero y construye un mundo mejor, más limpio y más salubre”.

Conforme explica Laura, “con esta actividad se ha logrado la cooperación entre clubes. Fue organizado como producto de la presentación de la Iniciativa de Rotaract Verde, con tips de Rotaract San José y el involucramiento de los socios, ya que la mayor parte de los socios se han involucrado en el proyecto. También se ha logrado la  promoción de Rotaract porque la actividad se ha publicado en emisoras de radio, periódicos y agendas culturales. Otro logro, es el proceso de educación ambiental generado, porque se ha creado conciencia sobre la importancia del reciclaje, a través de la promoción por distintos medios (redes sociales, correo electrónico y publicaciones).

También se está logrando la promoción de la Responsabilidad Social Empresarial, ya que se  ha establecido contacto con varias empresas donantes y patrocinadoras. Entre otras: Office Depot, COCESNA, Mudanzas Gamundi, Banhcafé, CCS Consultores, Banco Ficohsa Seguros, BAC Credomatic, Aned Consultores, la Universidad Tecnológica (UNITEC) y Escuela Agrícola Panamericana ZAMORANO”, entre otros.

Laura Palmese lanzó un llamado público a los entes gubernamentales en general, para que participen en este proyecto y se incorporen en la adecuada recolección y reciclaje de la gran cantidad de desechos tecnológicos que generan.

“Ante el cambio climático… pensar globalmente, actuar localmente”. ¡Únete al Reciclón!”, nos dice finalmente Laura Palmese.

Los entes gubernamentales en general, deben incorporarse  en la adecuada recolección y reciclaje de la gran cantidad de desechos tecnológicos que generan.

Los entes gubernamentales en general, deben incorporarse en la adecuada recolección y reciclaje de la gran cantidad de desechos tecnológicos que generan.

Para más información sobre este tema, consulte a:
Club Rotaract San Miguel de Heredia, Tegucigalpa, Honduras
Laura Palmese, coordinadora del proyecto
Correo electrónico: 
laura.palmese@rotaracthonduras.com
Teléfonos: (504)  2229-0694 / 9949-7408 / 3236-3241

http://www.latribuna.hn/web2.0/?p=217906

Comments