Entre lobos. Marcos Rodriguez Pantoja

La noticia:

Gerardo Olivares rodará la historia real de un joven criado entre lobos

"La película se llamará Entre lobos y comenzará a rodarse a partir de septiembre en escenarios naturales de la Sierra Morena cordobesa y del Alto Guadalquivir. El largometraje narrará la terrible historia de Marcos Rodríguez Pantoja, acaecida en los años 60 y silenciada por el franquismo. Según narró el propio Olivares, Marcos Rodríguez Pantoja nació en Añora y a los siete años fue vendido por su padre a un cabrero que se lo llevó a Sierra Morena a cuidar el ganado. "Un día muere el cabrero y muchos años más tarde un cazador que perseguía a un jabalí descubre con sus prismáticos a un joven vestido con andrajos", explicó de forma muy literaria el cineasta cordobés. El cazador descubrió que el joven había pasado 12 años viviendo con una jauría de lobos, perdido en la sierra y sin ningún contacto con la civilización. "Es una especie de Libro de la Selva", destacó Olivares." El Día de Córdoba  01.02.2008

Esta noticia está fechada a principios de año, pero no he conocido la historia hasta la aprobación del permiso para rodar en el Parque Natural de la Sierra de Cardeña Montoro por parte de la Junta Rectora  el 5.12.2008. He de confesaros que me ha impresionado por la proximidad física y espiritual, de lugar y tiempo de los hechos con mi propia biografía y entiendo que también con la de alguno de vosotros.

La historia

Esta es la razón básica que me ha llevado a recabar más información que he encontrado en el libro "L'infat selvàtic de Sierra Morena" (Le niño salvaje de Sierra Morena), de Gabriel Janer Manila. Está escrito en catalán, pero su relato está en castellano que es la parte mayoritaria del libro. Editado en 1.999 por la editorial Portic sobre una entrevista realizada a finales de 1.975 y principios de 1.976. El autor la utilizó para hacer su tesis doctoral de Pedagogía en la Universidad de Barcelona que trata de la socialización y la formación de una persona que ha permanecido aislada en los años clave de su formación intelectual.
Hay algunos datos adicionales a los que el autor no les presta demasiada atención, porque no son el objeto de su investigación pero que tienen gran importancia para determinar cuál era el entorno familiar de Marcos, al menos para hacer una hipótesis bastante fiable. El autor estuvo en Cardeña en julio de 1.977 y entrevistó a algunas personas para recabar información.

Marcos Rodriguez Pantoja nació en Añora en 1.946 y  estuvo cuidando un rebaño de cabras en algún valle al que se accedía desde Fuencaliente. No se precisa a qué distancia, que en términos absolutos no debía ser grande, pues el dueño del rebaño iba a buscar los chotos a caballo y se ha de suponer que la tarea la hacía en una jornada como máximo. Este tema tiene una gran importancia porque el hecho se produjo en una época reciente y en un lugar próximo de fácil acceso. Permaneció entre los 7 y 19 años sólo y aislado, con el único contacto del propietario del rebaño, que de forma periódica se acercaba a llevarse los chotos y dejarle pan duro como único pago por su trabajo. No le proporcionaba ni ropa ni calzado. Cuando lo rescató la Guardia Civil en 1.965 estaba descalzo y cubierto con una piel de venado. La Guardia Civil debió trasladarlo a  Cardeña porque su primer empleo posterior fue de pastor de ovejas con "Los Viudos", y porque su padre lo visitó en el Cuartel y le preguntó "¿qué has hecho con la chaquetilla?".

Todo empieza cuando, a principio de los años cincuenta, la familia emigró a Madrid desde Añora, eran tres hermanos y murió su madre, posiblemente en el parto del más pequeño. Su padre se casó con otra mujer con la que volvió a Fuencaliente a hacer carbón, había dejado a los dos hijos pequeños, uno en Madrid y otro en Barcelona con familiares que no se pudieron hacer cargo de Marcos, que era el mayor, por lo que volvió con su padre. Su situación debía ser de pobreza extrema,  vivían en una choza cercana a Fuencaliente y se dedicaban  a hacer carbón.

Su padre lo puso a trabajar de pastor, nada extraño para la época, con un propietario de un rebaño de cabras que a su vez le llevó a la sierra y le dejó con el cabrero de edad avanzada, así lo recuerda él, que al poco tiempo desapareció (no se supo nada más de su paradero). Su padre no se volvió a preocupar de él, no hay constancia que obtuviese ningún beneficio, más allá de una boca menos, tal y como había hecho con sus otros dos hijos. Tiempo después su padre se fue a Cardeña, se les conocía como "los Perteneros".

Marcos una vez rescatado hizo el servicio militar y emigró a Mallorca, donde fue entrevistado por G. Janer que es quién nos ha dejado su historia y donde debe seguir viviendo. (En la noticia del periódico se han añadido varios comentarios de lectores, unos lo sitúan en un pueblo de Ourense y otro en un cortijo de Córdoba).

Cardeña

Los Perteneros  vivían en la última casa de mi calle (Duquesa), tres casas más arriba de la mía, eran la familia directa de Marcos. El Pertenero como le conocíamos, (por el apellido de ella), debe ser su padre, coinciden los datos que se dan en el libro con los que personalmente conozco y me han confirmado mis padres. 
Esta familia vino a vivir a esa casa después que nosotros (1.955), (primero vivían en una choza que se hicieron en el solar, después mi padre les construyó la casa). Mis padres me han confirmado que venían del campo de hacer carbón. Al hijo mayor le llamábamos "El Maera" (el mote se le puso porque una vez le preguntamos para que servía una sierra y él contestó "para cortar maera" por madera, ¡un alarde de soberbia cultural por nuestra parte!). No recuerdo haber conocido nunca su nombre de pila, era hijo sólo de ella y tenían una hija en común, recuerdo que era pequeña, debió nacer en Cardeña. Con El Maera, como eramos vecinos, jugaba a veces pero nos peleábamos bastante. Era algo mayor que yo, no estaba muy acostumbrado a la convivencia, tampoco los otros niños querían jugar con él. No había ido nunca a la escuela y en el pueblo tampoco asistía.
El padre era un hombre muy apocado, de poco espíritu, era ella la que realmente alimentaba a la familia, hacían picón y era una "loba" para con su familia, la sacaba para adelante desde una pobreza bastante extrema. Se marcharon a Madrid, primero el hijo mayor, "El Maera" y después los demás. Yo no recuerdo si emigraron antes que nosotros.
En el libro se dice que el padre padecía cataratas, supongo que este hecho, en aquel lugar y aquellos tiempos y una persona de sus características, es decir analfabeto y muy pobre convertía aquella enfermedad en incurable. Mi padre me ha confirmado que "veía muy poco", les ayudaba de peón mientras les hizo la casa.

No sé cuantos de  vosotros conocisteis a esta familia, yo la tenía por una de las más pobres del pueblo de aquellos tiempos de penuria generalizada para todos.

En el libro no se investiga al propietario del rebaño de cabras que cuidaba y  que se beneficiaba de su trabajo, entiendo que era de Fuencaliente. Tampoco afirma que el padre y/o la madrastra recibieran nada. De hecho al autor  le interesa el problema de la inserción social y/o los problemas de formación intelectual de una persona, que ha permanecido aislada en los años clave en que se forja nuestra estructura de códigos y razonamientos básicos para afrontar nuestra vida social de adultos. No le interesa la historia y las circunstancias que la hicieron posible.

Responsables

a. Los comentarios que he podido leer culpan al padre e insinúan que vendió a su hijo. Marcos también dice que su padre recibió dinero. Yo no estoy tan seguro de todo esto, lo que debió suceder era la práctica habitual en aquella época. Mi propio padre fue enviado de pastor con su hermano a un cortijo a finales de la década de 1.920 con la misma edad de Marcos y he conocido familiares directos que hacían lo mismo en los años 50 y sesenta. Yo mismo comencé a trabajar de peón de albañil con 12 años. Y claro que las familias recibían algún beneficio económico por ese trabajo. Por esta parte, seguramente la historia de Marcos es similar a un gran número de personas de Los Pedroches hasta bien entrados los años sesenta.

b. Para mi, lo que hace este caso extraordinario es la avaricia del propietario del rebaño que se desentendió absolutamente de Marcos. Cuando se producía un caso de este tipo era "el señorito" el que debía haberse preocupado de la situación de Marcos y no lo hizo, se desentendió absolutamente de él, le dejó abandonado y lo explotó hasta unos extremos inhumanos.

c. Las autoridades, en este caso la Guardia Civil. ¿Cómo interpretar su actuación?. Muy bien con respecto al rescate  que hizo de Marcos. Probablemente es lo que les dictó el sentido común y, al actuar, denunciaron de hecho la situación de esclavitud en la que se encontraba el muchacho. Esto, unido al hecho cierto de qué no continuó de cabrero, hace pensar que de alguna forma tuvieron que pensar que el responsable de todo aquello era el propietario del rebaño. No consta que las autoridades hicieran nada para reparar tamaña ignominia y parece que se hizo todo lo posible por silenciar el hecho y no buscar el culpable.



En fin, es curioso como el pasado vuelve para re-contarte tu propia vida y decirte que a tu lado ha transcurrido una historia horrible de la que no has sido consciente.

Bartolomé

PS. Sobre este tema he vuelto a reflexionar a medida que la película se iba rodando y los comentarios en la prensa y en los medios eran de lo más variopinto. He intentado describir las condiciones políticas, económicas y sociales de la comarca, de los pueblos y de la familia concreta de Marcos: https://sites.google.com/site/acacardena/melchor (14/07/2010).
También he intervenido en algún foro y he polemizado con alguna persona, intentando explicar cuáles eran las condiciones concretas en las que vivíamos un gran número de familias en Cardeña y especialmente la de Marcos.Sobre todo me ha producido una gran tristeza, que una familia como la de Marcos, ha sufrido una doble condena, primero como víctima y ahora condenada socialmente, justamente por su condición de tal. Mientras que del dueño del rebaño, como representante de los explotadores y beneficiarios de la situación, nada se sabe. (Espero rectificar con el visionado de la película, no de la lectura del libro, que nada dice)

En el siguiente articulo hay una información resumida de las tesis de Gabriel Janer sobre este hecho.


Comments