El poblamiento aborigen

Hasta que comenzó la colonización española, en esta parte de América habitaban poblaciones que hablaban diferentes lenguas, tenían costumbres distintas y vivían y se gobernaban de manera diversa. A través de su cultura y organización social se adaptaban a los medios naturales de determinadas áreas; por ejemplo, algunos vivían en las selvas, otros en valles montañosos muy secos.

En las extensas llanuras del este, en el Chaco, la Pampa, y en el sur más frío y árido, donde predomina el paisaje de mesetas, estaban las comunidades que obtenían su alimento de la caza, de la recolección de frutos y de la pesca. No tenían residencia fija, es decir, eran nómades. Se movilizaban periódicamente en busca de aquellos lugares donde pudieran encontrar una oferta de recursos naturales variada y abundante.

Otras comunidades se habían asentado en forma más permanente y realizaban cultivos, entre los que se destacaba el maíz. Estas poblaciones agrícolas habitaban en las costas de los ríos de las llanuras (principalmente en el Pilcomayo, el Bermejo, el Paraguay, el Paraná, el Dulce y el Salado del Norte), en los valles de las sierras centrales (sierras de Córdoba y San Luis) y en los ríos de las planicies de Cuyo*, al pie de la Cordillera de los Andes.

Hacia el noroeste, en los valles y altiplanicies de la zona montañosa, había poblaciones agrícolas sedentarias cuya organización social era más compleja.

Habían desarrollado diversas técnicas para construir sus poblados y para realizar los cultivos en tos valles y en las laderas de las montañas. Estos diversos pueblos tenían algunas características comunes. Eran comunidades en las que las personas compartían la utilización del territorio que ocupaban y el uso de los recursos naturales. Las actividades tenían como objetivo prioritario abastecer a sus miembros, es decir, la subsistencia o autoconsumo.

Algunos pueblos se desconocían entre sí; otros, por lo general vecinos, intercambiaban productos a través del trueque o estaban en guerra. Los nuevos pobladores españoles llamaron indios, aborígenes o indígenas a estos habitantes nativos; a su vez, los europeos y sus descendientes se constituyeron en la población "blanca", que dominaría desde entonces esta parte de América.


Poblamiento aborigen
View more PowerPoint

Aborigenes nómades y sedentarios


Subpáginas (1): El poblamiento colonial