Relieve de América





  • Montañas. Las principales cordilleras se extienden paralelas a la costa del océano Pacífico por todo el continente. Sobresalen las montañas Rocosas, en América del Norte, y la cordillera de los Andes, en América del Sur. Entre ambas se extienden las estribaciones de la Sierra Madre Oriental y Occidental, en México, y el istmo de América Central, un territorio muy montañoso, coronado por cumbres volcánicas, de joven formación y gran inestabilidad.

    Por su parte en el este sobresalen los montes Apalaches, en América del Norte, y el macizo de las Guayanas en América del Sur, ambos corresponden a macizos montañosos muy erosionados.

           La cordillera de los Andes es la más larga del mundo, con una longitud de casi 7.500 km.Se extiende por el oeste de Amér. del Sur

           El relieve americano se dispone en sentido meridiano, es decir, sus montañas tienen una dirección norte-sur. Al oeste se localizan   cordilleras jóvenes y elevadas; en el centro, grandes llanuras; y al este, sistemas montañosos más antiguos. Los contrastes del relieve explican la gran altitud media de América.

  • Llanuras. Las grandes llanuras americanas se extienden entre las cadenas orientales, menos elevadas, y las occidentales. Tienen un origen sedimentario y las recorren los grandes ríos como el Mississippi, el Paraná, el Paraguay y el Amazonas.
  • Mesetas. Junto a las cordilleras hay grandes mesetas, como el Altiplano de Bolivia en los Andes, las de la Patagonia y la del Matto Grosso en Brasil


Costas muy recortadas y accidentadas

En América del Norte las costas son muy recortadas en su mitad septentrional tanto en el Atlántico, como en la zona del Pacífico que corresponde a Alaska y Canadá, y en el océano Glacial Ártico, donde existen algunas de las islas más grandes del mundo como Groenlandia. La costa de EE UU y México tiene como accidentes importantes, las penínsulas de California y de Florida, y el gran golfo de México.

En América Central la costa del Atlántico presenta accidentes pronunciados, como la península de Yucatán, y el golfo de Honduras. Frente a esta costa atlántica se extiende en forma de arco el gran archipiélago de las Antillas, que desde las proximidades de la península de Florida llega hasta cerca del litoral de Venezuela.

Las costas de América del Sur se extienden desde el istmo de Panamá hasta el cabo de Hornos en el extremo meridional del continente. En el este son bajas y cerradas, y en el oeste son altas y rectilíneas, excepto en la mitad sur de Chile, donde son muy recortadas.



RIESGOS NATURALES EN ÁREAS MONTAÑOSAS

A lo largo del sistema montañoso de la costa pacífica, son frecuentes los terremotos y las erupciones volcánicas, porque se trata de un área muy activa desde el punto de vista geológico. Alli colisionan las placas tectónicas continentales, y esa interacción ocasiona una alta sismicidad en toda la costa occidental del continente.

En América Latina, los países andinos están tomando diversas medidas para mitigar los efectos de los terremotos y reducir la vulnerabilidad de las construcciones edilicias. Costa Rica, Perú y México, por ejemplo, llevan adelante programas de reacondicionamiento de viviendas y reforzamiento de edificios inseguros, es decir, de aquellos que, por las características de su construcción original, colpsarían fácilmente en caso de terremotos.

En América del Norte, la zona de la falla de San Andrés, en la costa californiana, es la más afectada por este tipo de evento natural. Allí se localizan importantes centros urbanos, como San Francisco y Los Angeles, ciudades en las que se desarrollan programas de prevención de desastres que incluyen severas reglamentaciones en materia de ingeniería antisísmica.

Los deslizamientos de tierra originados por fuertes lluvias son un riesgo natural muy frecuente en las áreas montañosas. Estos desprendimientos de tierra pueden acelerarse con la instalación humana, porque las construcciones vuelven más inestables las laderas de las montañas. En muchas ciudades latinoamericanas la mayoría de los barrios populares se localizan en terrenoss montañosos sumamente inseguros. Por ejemplo, en Río de Janeiro, Caracas, ciudad de Guatemala y La Paz, las villas de emergencia o favelas se encuentran construídas en laderas expuestas a aludes, por lo que los derrumbes y los desprendimientos de tierra ocasionados por lluvias torrenciales suelen convertirse en verdaderos desastres para las poblaciones más pobres de esas ciudades.


Las condiciones del relieve americano:

América del Norte, Central y del Sur presentan similitudes en cuanto a la forma y dsiposición del relieve. A lo largo de todo el borde occidental del continente se desarrolla una imponente cadena montañosa que lo recorre de norte a sur, desde Alaska hasta Tierra del Fuego. El sistema Rocosas-Andes es la cadena montañosa más larga del mundo y presenta una altitud media de más de 3500m. Se trata de montañas jóvenes, poco erosionadas y, por lo tanto, muy escarpadas.
En cambio, a lo largo de la costa atlántica se encuentran relieves montañosos y de colinas muy antiguos: el escudo canadiense, los Montes Apalaches, el macizo de Guayana y de Brasilia y la meseta Patagónica. Se denominan escudos o macizos porque están conformados por rocas de extrema dureza, pero tan erosionadas que dan lugar a paisajes de colinas, relieves ondulados y a veces casi planos.
Entre ambos sistemas montañosos se localizan las grandes llanuras americanas que se exntienden hacia el Atlántico. Estas llanuras seon de origen reciente y se conformaron por la acumulción de sedimentos eólicos (arrastrados por el viento) y fluviales (por los ríos). En América del Norte, se destacan la llanura canadiense, la llanura Central o del Mississippi y la llanura atlántica o costera. En América del Sur, la del Orinoco, la del Amazonas y la Chaco-Pampeana. Todas estas llanuras están recorridas por grandes ríos, navegables todo el año.


ĉ
maria eugenia Sanchez,
10 de oct. de 2011 6:36
Comments