Núcleos Narrativos

Los núcleos son las acciones principales que organizan toda narración, aquellas sin las cuales no habría relato. Entre ellas se establece una relación de causa-efecto, pues la acción que se refiere primero determina qué acción vendrá después como su consecuencia.

Así, por ejemplo, en “El cuento del Fraile” el encuentro entre el alguacil y el diablo es la causa de la amistad que se desarrolla entre ambos y que hacia el final de la historia motivará que el diablo presencie la malvada actuación del primero con la viuda y su consecuente castigo.

Estos verdaderos nudos del relato, o secuencias narrativas, determinan el avance de la historia hacia el desenlace y constituyen algo así como su esqueleto. Por lo general, se los designa con sustantivos abstractos. No olvidemos que los sustantivos abstractos sirven para nombrar acciones.

 

Los núcleos se encadenan de manera lineal, de la misma manera que se encadenan los elementos que componen una oración. En los relatos más simples se ordenan siguiendo la estructura canónica: introducción - desarrollo - desenlace.



Veamos un ejemplo haciendo clik aquí.