Impedancia compleja

En la vida cotidiana, los componentes pasivos: resistencia, inductor y capacitor nunca se presentan puros, sino que siempre son una combinación de, al menos, dos de los tres componentes.

Así por ejemplo, una resistencia de alambre por ser un arrollamiento tiene presente una inductancia por pequeña que sea y a la inversa, una inductancia al ser un arrollamiento de alambre de cierta longitud, tiene asociada una resistencia. La representación esquemática de una resistencia o una inductancia es siempre un circuito “serie” de ambos componentes.


Por otro lado, el capacitor siempre tiene una resistencia interna asociada al mismo que se representa en “paralelo” con aquel. 

Los circuitos de corriente alterna siempre serán una asociación serie, paralelo o mixta de, al menos, dos de los tres componentes.

A esa combinación de una resistencia y una reactancia ya sea inductiva o capacitiva se la denomina impedancia (Z).


Como se evidenció en las páginas anteriores, tanto la resistencia como las reactancias son las relaciones entre tensión e intensidad de corriente en cada componente y por lo tanto podrán ser representadas como un punto en un plano complejo.


De esta manera, la resistencia siempre será un número real positivo mientras que la reactancia inductiva se representa como un número imaginario positivo y la reactancia capacitiva como un imaginario negativo.

La impedancia entonces, matemáticamente puede escribirse como un número complejo en forma binómica o rectangular donde la parte real es el valor de la resistencia y la parte imaginaria corresponde a la reactancia (inductiva o capacitiva), o bien, en la forma polar donde Z es el módulo del segmento que une el punto considerado en el plano con el "cero" de coordenadas y φ el ángulo que forma el segmento con el eje polar.  


Subpáginas (1): Actividad de aplicación
Comments