El gobierno de Juan Manuel de Rosas


¿Quién fue Juan Manuel de Rosas?
Como aproximación a este polémico personaje observa los videos y luego resuelve las actividades que prosiguen



    Actividades:A partir de lo visto en el video, resuelve las actividades del formulario que aparece a continuación



La inestabilidad política y los permanentes enfrentamientos entre unitarios y federales llevó a algunos hacendados, militares y comerciantes integrantes de la élite porteña a considerar la necesidad de organizar un gobierno dotado de amplios poderes. Con este objetivo, este grupo apoyó la designación del estanciero y saladerista bonaerense Juan Manuel de Rosas como gobernador de Buenos Aires.
Rosas ejerció este cargo entre 1829 y 1832 y, luego, entre 1835 y 1852. Durante su primer gobierno, la Sala de Representantes de Buenos Aires le otorgó las llamadas facultades extraordinarias, que permitían al gobernador tomar las decisiones que considerara más adecuadas, sin dar cuenta a la Legislatura. En 1835 fue reelegido gobernador con facultades extraordinarias y con la "suma del poder público". A partir de entonces concentró más poder que el resto de los gobernadores. 

Después de 1835, el orden rosista se impuso en todo el país. La desaparición de los caudillos más poderosos del interior -como Estanislao López de Santa Fe y Facundo Quiroga de LA Rioja - debilitó la posición de las provincias frente al gobernador bonaerense. Rosas se transformó en el árbitro de los conflictos interprovinciales; los gobernadores aceptaron sus decisiones y le otorgaron la representación de sus provincias en el exterior. 

Durante su gobierno no impulsó la sanción de una Constitución Nacional que estableciera la organización política formal e institucionalizada de la Confederación -que existía de hecho en la realidad - , ya que el orden político establecido aseguraba el predominio de Buenos Aires y el control de las rentas aduaneras por parte del gobierno porteño. A lo largo de este período los terratenientes bonaerenses y los comerciantes exportadores se afianzaron como grupo social con mayor poder económico y social. Luego de la campaña contra los indígenas organizada por Rosas en 1833, la extensión de la línea de fronteras al sur de la provincia permitió a los hacendados más poderosos aumentar en forma considerable el tamaño de sus explotaciones agropecuarias. También contaron con el apoyo oficial par lograr el disciplinamiento de la mano de obra rural. El volumen de las exportaciones agropecuarias aumentó considerablemente durante las décadas de 1840 y 1850.


Pacto Federal de 1831 y los intentos de organizar el país

Durante el gobierno de Rosas no existieron instituciones de carácter central y las provincias se mantuvieron unidas solo por el Pacto Federal de 1831. Firmado por las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe, fue luego suscrito por por las demás, convirtiéndolo en el fundamento legal de la llamada Confederación Argentina hasta la sanción de una Constitución. En él las autoridades de las provincias firmantes delegaron, expresamente, en el gobernador de Buenos Aires la facultad de manejar las relaciones con otros países, manteniendo todas las demás atribuciones de gobierno bajo su propio control.

Rosas gobernó la provincia ininterrumpidamente  durante diecisiete años, durante lo cuales desplegó una gran actividad de propaganda sobre sus acciones e identificó su causa con el federalismo, difundiendo consignas tales como "Vivan los federales, mueran los salvajes unitarios"

Los Conflictos internacionales durante el gobierno de Rosas
Durante su gobierno debió afrontar varios conflictos internacionales: entre los más importantes fueron con Francia e Inglaterra, potencias que buscaban expandir su comercio y acrecentar sus actividades en el Río de la Plata.Francia e Inglaterra decidieron bloquear el puerto de Buenos Aires con el objetivo de detener la influencia de Rosas sobre la BAnda Oriental y lograr la libre navegación de los ríos Paraná y Uruguay. Frente a la presencia de naves inglesas y francesas preparadas para incursionar en los ríos interiores, Rosas organizó la defensa en la batalla naval de la Vuelta de Obligado, el 20 de noviembre de 1945, en que las fuerzas militares de la provincia impidieron el paso de lo barcos extranjeros después de lo cual, Inglaterra y Francia retiraron sus naves y firmaron la paz con el gobernador de Buenos Aires.


La oposición a Rosas
Para resolver los conflictos políticos y frenar cualquier manifestación de los opositores, el gobierno recurrió a la violencia: encarcelamientos, atentados contra la propiedad, censura de prensa y prohibición de libros. 
Ante la falta de libertad de expresar sus críticas al gobierno o la oposición a determinadas decisiones y ante las persecuciones que sufrían, numerosos intelectuales debieron salir del país. Los principales opositores a Rosas fueron los grupos dominantes de las provincias del Litoral (propietarios de extensas tierras y comerciantes), quienes exigieron los derechos de comerciar libremente por los ríos Paraná y Uruguay y de disponer de los ingresos de sus propias aduanas. Sus intereses coincidieron con los de Brasil, también interesado en la libre navegación fluvial. Hacia fines del treinta, la oposición contra Rosas adoptó formas violentas, a través de levantamiento militare encabezados por caudillos.

El gobernador de Entre Ríos, Justo José de Urquiza, consideraba que las decisiones económicas tomadas por Rosas favorecía exclusivamente a los hacendados bonaerenses, ya que solo el puerto de Benos Aires estaba autorizado par el comercio internacional y los productores de otras provincias debían pagar impuestos si querían exportar sus producciones. Por esta razoón durante la década de 1840, las provincias de Entre Ríos y Corrientes exportaban a través del puerto de Montevideo. 
En Mayo de 1851, Urquiza proclamó que la provincia de Entre Ríos reasumía su soberanía y desconocía los poderes otorgados a Rosas. De esta manera el orden que Rosas había edificado y mantenido por más de veinte años comenzó a resquebrajarse.  



Comments