Coherencia

 

    Así como la COHESIÓN está vinculada a la relación entre las palabras que componen oraciones y las oraciones entre sí, la COHERENCIA es la propiedad de los textos que se refiere a la continuidad del sentido en todo el conjunto. Si los textos tienen sentido, los receptores pueden asignarles un tema global.

    La COHERENCIA se consigue a través de dos operaciones muy fáciles pero que requieren de mucha concentración:


SELECCIÓN DEL CONTENIDO INFORMATIVO RELEVANTE: Lo primero que debe tener en cuenta el emisor de un texto, es que el mensaje que va a producir contenga información realmente importante, útil o necesaria para el receptor y que sea acorde al contexto. Esta selección se hace de acuerdo con el propósito comunicativo del emisor, es decir, el objetivo que persigue con su texto. No obstante, los intereses del receptor pueden no coincidir estrictamente con el propósito comunicativo del emisor, entonces el destinatario realizará su propia selección de la información relevante de acuerdo con el propósito de su lectura, y señalará la información nueva para él y hará una SÍNTESIS con el contenido relevante según sus propios intereses. El tema del mensaje estarán presentados en el TÍTULO, lo cual nos permite, tanto a los emisores como a los receptores, anticiparnos a su contenido.

PROGRESIÓN TEMÁTICA: En los textos, el emisor va dosificando la información, ahondando poco a poco en ella, para evitar confusiones. Esto significa que al producir un texto, oral o escrito, siempre partimos de una idea o conocimiento que compartimos con el receptor ("Te acordás de Pablo, ese chico que venía a la escuela con nosotros y que se mudó en julio del año pasado..." por ejemplo). Esa información compartida entre el emisor y el receptor va ampliándose a lo largo del texto, pero en forma gradual (nuestro ejemplo podría seguir así: "... me enteré que se fue a vivir con su familia a Resistencia", y luego "... allá alquilaron una casa en el centro y Pablo continuó las escuela en ese barrio..." y por último "... pues resulta que ahora es compañero de curso de mi prima Julia." De esta manera la información fue agregándose ordenadamente y su comprensión está asegura. No ocurriría lo mismo si un día alguien entra al salón y dice sin explicar nada:- "Pablo y Julia van juntos a la escuela").

    El saber compartido por el emisor y el receptor se denomina TEMA, y la información nueva que el emisor agrega es el REMA. Se conoce como PROGRESIÓN TEMÁTICA el enlace entre el Tema y sus diferentes Remas. Esta Progresión Temática puede ser esquematizada como una secuencia de núcleos informativos que vincula todo el texto, desde el principio hasta el final, y constituye su esqueleto.


    Leé la siguiente biografía de uno de los personajes más famosos del mundo y contestá el cuestionario.

     “Quien existió de verdad fue Nicolás, un santo obispo de la ciudad de Myra situada al sudoeste de Turquía; había nacido en el 280 a. C. en la ciudad de Patara y actualmente sus restos descansan en Bari, Italia.

    Dicen que era tan generoso que se despojaba de sus riquezas para dárselas a los chicos y a los pobres. Así se convirtió en un santo muy popular. En realidad, su fiesta es el 6 de diciembre, en cuya víspera los chicos le dejaban algo de comida y agua para su caballo (o burro, …o qué se yo en qué andaba…). Entonces, él, en agradecimiento, les dejaba juguetes y otros obsequios. Este personaje fue muy popular en Holanda donde lo llamaban ‘Sintaer Claes’ o ‘Sinter Klaas’. Cuando los holandeses llegaron a América del Norte (en el siglo XVII) y fundaron la ciudad de Nueva Àmsterdam (que actualmente se llama Nueva York) trajeron consigo sus tradiciones. La primera iglesia que fundaron llevó la advocación de Sinter Klaas. Pero como los americanos pronunciaban todo a su modo, poco a poco ‘Sinter Klaas’ sonó a ‘Santa Claus’, y rápidamente el personaje se convirtió en la figura fetichista de los festejos navideños de muchos países, aunque su nombre se vio alterado: En otros países, siempre relacionado con la Navidad, lo llamaron Father Christmas (Papa Navidad) Pere Noeel (pues ‘Noeel’ significa ‘navideño’) en Inglaterra y Francia respectivamente, y Julenisse en los países escandinavos.”

 

  

 
  

Cuadro de texto

¿Cuándo se inventó el tenedor?

    “Sin lugar a dudas el utensilio más antiguos en la Historia de la Humanidad ha sido la mano, y de ahí viene la expresión ‘chuparse los dedos’ cuando una comida es exquisita. Pero cuando nadie quiso mancharse más los vestidos a alguien se le ocurrieron los cubiertos. Los primeros en crearse fueron los cuchillos y las cucharas, ya que no resultaba fácil despresar un gliptodonte o beber la sopa con el pulgar y el índice. En cambio, lo que no tuvo urgencia de ser inventado fue el tenedor. Sabemos que los cavernícolas se las ingeniaban para ensartar en pinchos las piezas que asaban. Pero según cuentan los que saben, los tenedores fueron utilizados por primera vez en 1582, cuando se inauguró el restaurante ‘La tour d’argent’, bajo el reinado de Enrique III, en Francia. Esto permitía a los invitados comer elegantemente sin que sus mangas terminen salseadas. Los tiempos cambian y los utensilios fueron modificándose y haciéndose indispensables en la mesa… sin embargo, ¡nada más rico que comer una pata de pollo con los dedos!”