519 -Fundamentos del Volley

Buscar en este sitio

Área de juego

 

El campo de voleibol es un rectángulo de 18 metros de largo por 9 metros de ancho, dividido en su parte central por una red que separa a los dos equipos. El juego también se puede desarrollar fuera de este rectángulo, en lo que se llama zona libre a condición de que el balón no toque el suelo o ningún otro elemento. La zona debe ser como mínimo de 3 metros como mínimo, siendo en competiciones internacionales como mínimo de 5 metros en los laterales y 8 metros en los fondos. Sobre el terreno de juego tiene que haber un espacio libre con una altura superior a 7 metros como mínimo, debiendo ser como mínimo 12,5 metros en competiciones internacionales.

A 3 metros de la red se sitúa una línea que delimita en ambos campos la
zona de ataque. En esta zona los jugadores de la zona defensiva (zagueros y libero) tienen limitadas sus acciones.

Todas las líneas del terreno de juego tienen 5 centímetros de ancho. La superficie de la pista no puede ser rugosa ni deslizante.



campo_voleibol.jpg

 

En la mitad del campo se sitúa la red. La red de voleibol tiene un metro de ancho y entre 9,5 y 10 metros de largo, con dos bandas y dos varillas verticales sobre las líneas laterales del campo. El balón en situaciones de juego tiene que pasar por encima de la red, entre las dos varias y el techo del pabellón.
La altura superior de la red varia dependiendo de las categorías, siendo en categorías adultas de 2,43 para hombres y 2,24 para mujeres.