Home

PREFACIO
Efrén Córdova.

Una vez más escritores cubanos del exilio se reúnen para rememorar
y evaluar otro aniversario de la revolución cubana. Lo
hicieron al cumplirse los diez 2años 1 y lo volvieron a hacer con
motivo de los 40 años.2 Hubo también una publicación relativa a los
25 años pero en ella sólo un cubano participó como autor3, si bien
otros diez colaboraron en el proyecto que sirvió de base al libro. Ya
antes, sin necesidad de aniversario, otros economistas cubanos del
exilio habían producido en 1965 un documentado estudio sobre la
economía cubana.4 Y desde luego que al margen también de aniversarios
no es posible ignorar los valiosísimos estudios que año tras año
publica la Asociación para el Estudio de la Economía Cubana.
Frente a cada una de estas fechas las mismas lacerantes cuestiones:
¿Se justificaba la revolución? ¿Qué razones podían explicar la
destrucción violenta del pasado republicano y el barrido de valores
seculares propios del mundo occidental? ¿Fue la revolución producto
de un propósito noble o fue ella inspirada por el objetivo infame de
exterminar toda una sociedad odiada por sus propulsores?
Al lado de los precitados libros de autoría colectiva son incontables
los cubanos que han procurado proveer información veraz sobre
lo ocurrido en su país.
Algunas de esas obras alcanzaron cierta difusión; otras limitaron
su impacto al ámbito doméstico. Es indudable en todo caso que su
valor quedó diluido en el fárrago de publicaciones relativas a la
revolución cubana, un acontecimiento que querámoslo o no marca un
hito trascendente en la historia de Cuba y de América Latina. Profesores,
investigadores y periodistas de la más diversa extracción que
nunca se habían interesado por Cuba de repente comenzaron a escribir
sobre ella a partir de 1959. Muchos lo hicieron ofreciendo versiones
tendenciosas afines a la propaganda castrista y que en gran medida
sirvieron para deformar lo que realmente aconteció. Desde Herbert
Mathews y C. Wright Mills hasta Ignacio Ramonet y Louis A. Pérez
son incontables los intelectuales de izquierda que se esforzaron por
envolver esa revolución en un aura romántica y laudatoria.
No han bastado los esfuerzos de Amnistía Internacional y Human
Rights Watch, ni las decisiones de la Comisión de Derechos Humanos
ni los juicios de autores del prestigio de Theodore Draper y Hugh
Thomas para contrarrestar esa visión apócrifa de la revolución cubana.
La batalla por el juicio de la opinión pública mundial y el veredicto de
la historia sigue pues en pie. Ante ella no es permisible desistir ni
cejar en el arduo empeño de proclamar la verdad. Quienes de alguna
manera conocemos los entresijos de la revolución tenemos el deber de
ilustrar al mundo sobre el gran fracaso de un régimen traicionero y
despótico. Recuérdese que hoy no es sólo la izquierda revolucionaria
la que defiende a Castro sino también el mundo afromusulmán que
Castro ha sabido cultivar.
Pasados 50 años uno a veces se pregunta si en verdad esas dos
ocurrencias, la revolución comunista y la dictadura de Castro, merecen
esa extraordinaria y constante atención. ¿Acaso no sería sensato
pensar que la segunda, la dictadura, destruyó hace ya muchos años la
aureola mítica que envolvió a la primera? ¿No es tiermpo ya de considerar
que la imagen inicial de la revolución hace tiempo que quedó
desconectada de la realidad? ¿No sería más adecuado proceder ahora,
medio siglo después de su comienzo, a efectuar un balance de su
legado, a hacer un inventario de sus logros y de sus fracasos? Este 50
aniversario es, sin duda una ocasión propicia para dilucidar de una vez
por todas si ha habido o no desarrollo, así como para discernir la razón
de ser de su ocurrencia, el secreto de su duración, el curso a veces
sinuoso que ha seguido y el saldo final de esa revolución.
Más allá de esos puntos surge el tema de su proyección internacional.
¿Hasta qué punto la República Socialista de Trabajadores ha
conferido mayor prioridad a los empeños de Castro por exportar su
revolución y enaltecer su imagen que al bienestar de la población
trabajadora de Cuba? Y, lo que es aún más importante para la América
Latina, ¿es la experiencia cubana un modelo a seguir para los otros
países de la región, como dice el Presidente de Venezuela Hugo
Chávez, o se trata por el contrario de una tragedia a evitar?
A responder a esas cuestiones se dirige este libro. Sus autores lo
han querido hacer con la mayor objetividad posible, utilizando fuentes
primarias escritas en Cuba y datos fidedignos de organizaciones
internacionales. Han procurado conjugar su inalterable lealtad a la
patria con el compromiso fundamental de ajustarse a la verdad. Les
mueve en especial su preocupación por fijar la naturaleza real y los
justos perfiles de una revolución que tantas tergiversaciones ha sufrido.
En materia de historia no hay tarea más noble que la de combatir
falacias ni misión más honrosa que la de rectificar errores y versiones
espurias.
Quede pues bien sentado que este libro no es un cri de coeur, ni
tampoco un clamor de protesta ni siquiera un lamento apasionado por
mucho que sentimientos de esa índole hubieran podido brotar con la
mayor facilidad. Se trata de un estudio serio y analítico que si alguna
vez revela rechazos tajantes o críticas acerbas ello responde a la
naturaleza misma del hecho objeto de discusión.
Nueve de los autores de 40 años participan también en esta obra.
Siete distinguidos compatriotas se han sumado ahora al nuevo encargo.
Todos somos cubanos del destierro que hemos seguido de cerca las
visisitudes de la revolución y que conocimos la Cuba de ayer y la
Cuba de Castro. Como se dijo en 40 años esa condición de exiliados
no nos descalifica para escribir sobre Cuba. Si así fuera ni José Martí,
ni Félix Valera, ni José María Heredia, ni José Antonio Saco habrían
podido escribir sus mejores textos.

Copyright © 2009 por los autores
______
Primera edición, 2009
EDICIONES UNIVERSAL
P.O. Box 450353 (Shenandoah Station)
Miami, FL 33245-0353. USA
Tel: (305) 642-3234 Fax: (305) 642-7978
e-mail: ediciones@ediciones.com
http://www.ediciones.com
Library of Congress Catalog Card No.: 2008911638
ISBN-10: 1-59388-157-6
ISBN-13: 978-1-59388-157-3
Composición de textos: María C. Salvat Olson
Diseño de la cubierta: Luis García Fresquet

free hit counter code
free hit counter code
Subpages (23): View All