Elementos básicos del ritmo musical

     Estos 4 elementos del ritmo, tal como su nombre lo indica, se denominan "básicos" porque son escenciales para que un ritmo se produzca y suelen estar presentes en cualquier ritmo. Ellos son: 
 
 
 
 
TEMPO: (en castellano "tiempo") elemento que se refiere a la velocidad con la que se desarrolla una música en cuanto a su ritmo. El musical puede ser:

 

ESTABLE: cuando se mantiene siempre igual a lo largo de la obra, RÁPIDO - MODERADO - LENTO

INESTABLE: cuando la velocidad del ritmo va cambiando en el transcurso de la obra: acelerando (yendo cada vez más rápido), rallentando (yendo cada vez más lento) y/o en forma variable (alternando los anteriores). 
 
 
 
PULSO: medida de unidad a partir de la cual suele estructurarse el ritmo musical. Se clasifica como:
 

PERCEPTIBLE: cuando se escucha y puede marcarse a lo largo de la obra.

NO PERCEPTIBLE: cuando no se escucha y por lo tanto no puede seguirse o marcarse en el trancurrir de la obra.  

ACENTO: caída o acentuación natural del ritmo en la música:

Comunmente se produce cada 2, 3 o 4 pulsos o tiempos.
 
 
COMPÁS: agrupamiento de pulsos con su respectivo acento. Los compases pueden ser:
 
 

 

 

REGULARES: cuando el acento se produce cada la misma cantidad de pulsos en toda la obra.

IRREGULARES: cuando a lo largo de la obra se alternan los valores de agrupación (Ej.: 2 y 3, 3 y 2, 4 y 3, etc.).

 
Ahora que ya los conoces, comienza a descubrir y decifrar estos elementos en las músicas que escuchas.