Teorías de la Percepción



 
LA GESTALT

Está teoría constituye otras de las escuelas más significativas de la psicología contemporánea, la GESTALT o Psicología de la forma nace a fines del siglo XIX como reacción frente al elementalismo de Wundt la cuál descomponía los fenómenos más simples para estudiarlos y luego volver a reunirlos. El aporte principal de esta escuela fue el descubrimiento de que los elementos de la realidad no son entidades aisladas, sino que están integrados o totalidades significativas que los contienen. El ser humano, en contacto con la realidad, capta en primer lugar las totalidades y luego de un proceso de abstracción y análisis, reconoce los elementos particulares que constituyen el todo. GESTALT es una palabra alemana que significa forma.

La Gestalt favoreció a tener una consideración global del proceso perceptivo y, por lo tanto, a la consideración holística del entorno percibido. Plantea la idea de que las personas somos agentes activos y estructuradores del entorno y, por esa razón, hay procesos internos que hacen de mediadores entre el mundo de los estímulos y nuestra experiencia sobre los mismos.

 
Glosario:

Ilusión: es una percepción donde existe el objeto percibido, pero por una característica de éste, o una deficiencia del órgano perceptor, resulta modificada y e comete error al afirmar lo que se está percibiendo.

Factores fisiológicos: asociados con la satisfacción de las necesidades vitales, son determinantes en la conducta animal también, por cierto, en la de los humanos, pero en menor medida. Todo lo relacionado con la alimentación. el apareamiento o la vigilancia ante posibles depredadores suele ser foco de interés y da lugar a ajustes comporta-mentales observables: cambios de postura  por ejemplo.

NUEVA VISION

Un grupo de psicólogos, alrededor de 1950, agregaron una nueva concepción a los fenómenos estudiados por la teoría de la Gestalt.

Establecieron que las imágenes sensoriales (vistas, oídas, reconocida por el tacto o el olfato), siguiendo ciertos límites, no varían de acuerdo con condiciones objetivas sino con disposiciones previas propias de la persona que percibe. Afirmaron que percibimos como un "organismo sintonizado".Todo lo que percibimos damos un determinado sentido de acuerdo con nuestros conocimientos, nuestra experiencia de vida.

En la escuela Nueva Visión postulan dos tipos de factores que determinan la percepción. Ellos son:

  •  Estructurales: referidos a las cualidades propias del objeto percibido. Se relaciona con los aspectos biológicos. Percibimos de tal o cual manera porque ciertas condiciones del mundo real obedecen a determinadas reglas y el sistema nervioso humano está capacitado para captarlas.
  • Motivacionales: son los determinantes más personales. Estan relación con las necesidades, tensiones, valores, momentos y caracteristicas de cada persona que percibe.

Esta teoría refuerza la importancia de la experiencia del sujeto perceptor y resalta la persona y su mundo interior en la percepción de la realidad. Completa con este aspecto lo que la Teoría de la Gestalt no había

desarrollado claramente, aunque estaba en su concepción.

La percepción, hoy está siendo abordada desde distintos enfoques multidisciplinares en donde aparecen aportes de la ´psicofísica, fisiología, la ciencia de la computación y la neurociencia entre otros.

    Recientes estudios sobre el sentido del tacto investigaron como es que las personas codifican, registran y recuperan información que es  percibida a través del tacto, recibe el nombre de "percepción háptica" a los movimientos realizados por las manos mientrás exploran los objetos. Por ejemplo  cuando metemos la mano en una cartera y percibimos nuestros anteojos o nuestra billetera o en los ciegos que leen utilizando el sistema braille.

    La forma en que una persona percibe siempre está ligada a su personalidad, a sus intereses y otros factores que influyen en el momento de percibir.


Para profundizar sobre el tema ir al siguiente  material


 
 

Factores psicosociales: se incluyen las diferentes expectativas e intereses de cada persona, en función de los cuales su atención se puede proyectar a diferentes conjuntos de estímulos.Un ejemplo muy simple de esto lo proporcionan los diferentes focos de atención en un vagón  ferroviario de pasajeros: unos leen, otros parecen absortos en los constantes cambios del paisaje. Las diferentes actitudes y centros de atención  son en buena medida producto de los particulares intereses de cada viajero y estos, a su vez, resultado de variables como la profesión, la edad o el tono emotivo.

Factores Culturales: son los más determinantes en la percepción. Por ejemplo, se ha constatado que la cultura industrial hace que para quienes en ella viven resulte más fácil percibir rectas y ángulos, predominantes en el paisaje urbano, que líneas y superficies. En cambio, a los individuos miembros de sociedades de tecnología simple les ocurre lo contrario.