¿Qué es la percepción?

 

Cuando percibimos establecemos una relación intencional que podemos evaluar la realidad, en la que nos encontramos, como verdadera o falsa. Podemos decir, entonces, que percibir implica interpretar la realidad en la que nos encontramos. 

     La  percepción  tiene un origen en una interacción física que se da entre el medio y el organismo, en la que actúan además todos nuestros sentidos. Es entonces el punto de encuentro entre lo físico y lo mental.

La percepción no es una captación pasiva de los objetos que se nos presentan tanto interno como externo, implica una actividad participativa del sujeto.

Como dice Julio Cesar Labaké en su libro Introducción a la Psicología, de la editorial Bonum, "la percepción implica :

a) El estímulo sensible de un objeto o hecho presente ( interno o externo),

b) la transmisión por la vía sensible nerviosa al centro nervioso correspondiente,

c) su decodificación para convertirlo en la imagen específica,

d) su captación a nivel consciente que permite su reconocimiento y comprensión, que depende a su vez de la experiencia anterior de la persona, de su estado de ánimo, de sus intereses, etc.

e) para, finalmente, definirla y darle el nombre correspondiente."

    Es por eso que podemos afirmar que el ser humano es el único que da nombre a las cosas porque hasta ahora es el único que las comprende y las define. Esto le permite compararlas, elaborar juicios, y puede comprender las conductas y gobernarlas. 

    Entonces la percepción estaría como mediadora entre dos capacidades fundamentales del hombre: de elaborar juicios y de dirigir y seleccionar sus conductas. 

 Curiosidades:

¿Sabías que existen frases que se leen con su comienzo o por su fin? A estás se la llaman Palindromo. Aquí van alugnas:

Ana, la galana.

Ana, la tacaña catalana.

Ana lava lana.

Ana vana

Atar a la rata.

Echele leche.

Aire solo sería.

Si vivo no vivís

¿Acaso hubo búhos acá?

 Allí si María avisa y así va a mi silla.

Dábale arroz a la zorra el abad.

La ruta nos aportó otro paso natural. 

 

 
 Otras consideraciones sobre la percepción, cliqueá aquí