Procesos formadores


Las placas tectónicas

Luego de investigaciones en las cordilleras oceánicas y retomando las ideas del científico alemán Alfred Wegener, apareció la teoría de la tectónica de placas. Esta sostiene que la parte superior de la Tierra (litosfera) está formada por bloques denominados placas, y pueden ser continentales u oceánicas. Las placas se mueven entre sí sobre una capa de rocas más blanda y viscosa (astenosfera), por efecto de corrientes de convección que se originan en el interior de la Tierra.

Debido a que las corrientes en la astenosfera poseen diferentes características, la forma de interacción entre placas varía, dependiendo del tipo de corteza en sus límites y de su movimiento. De acuerdo a lo anterior, se generan los siguientes fenómenos:


La deriva hacia el oeste de América, según Wegener, comprimió los sedimentos que se habían acumulado en el borde Pacífico del continente determinando la formación de cadenas montañosas como las Rocosas y los Andes. 

Separación o zonas de abducción: el material magmático sale y se extiende sobre el fondo marino, donde se enfría y solidifica. Se forma un nuevo suelo en ambas direcciones, lo que provoca que las placas se alejen de las dorsales.

Acercamiento o zonas de subducción: ocurre cuando una placa se hunde debajo de otra. La placa que se sumerge se transforma hasta fundirse en el interior de la Tierra. Son áreas de intensa actividad volcánica y sísmica.

• Desplazamientos laterales: se produce un movimiento relativo entre dos placas con rozamiento en la falla. Estas pueden situarse tanto en la litosfera oceánica como en la continental. Un ejemplo de este tipo es la falla de San Andrés, que separa la placa de Norteamérica de la del Pacífico. El roce que se produce entre las placas provocan actividad sísmica.


Este paisaje se halla modelado por numerosas franjas en terrenos formados por material de origen sedimentario.

Los agentes del modelado

El proceso del modelado del relieve incluye tres procesos geológicos: meteorización, transporte y sedimentación.

La denudación (proceso de degradación de la superficie terrestre) contempla dos fenómenos: la meteorización y la erosión. La principal diferencia entre ambos radica en que la meteorización solo desintegra y descompone las rocas; mientras que la erosión, además de desmenuzarlas, las transporta y las deposita.

Los materiales transportados se depositan en las áreas bajas de la superficie terrestre, o sobre la plataforma continental o insular. Esta etapa se conoce como sedimentación.

La meteorización, la erosión, el transporte (acarreo de materiales) y la sedimentación son efectuadas por los agentes del modelado, que son los ríos, las olas, los vientos y los glaciares.

Meteorización

 

El proceso de desintegración física y química de los materiales sólidos de la superficie de la Tierra bajo la acción de los agentes atmosféricos se denomina meteorización.


Los efectos combinados de los agentes meteorológicos dan como resultado impresionantes formas rocosas.

Existen dos tipos de meteorización: la mecánica o física, y

la química. Mediante la acción física se desintegran los pedazos de roca en fragmentos cada vez más pequeños; mientras que por la acción química se descomponen los complejos minerales que forman las rocas. Los principales agentes mecánicos de la meteorización son los cambios de temperatura, la congelación y descongelación del agua, los cristales de sal y las raíces de las plantas. Estos agentes inciden más fuertemente en aquellos lugares de clima seco y en las altas montañas, donde las condiciones de temperaturas son extremas.

Se conoce como exfoliación al proceso por el cual las rocas van perdiendo sus capas exteriores por efecto de los cambios de temperatura.

Por otra parte, en las regiones donde la temperatura baja a menos de cero grados, el agua contenida en las grietas se congela, y como su volumen aumenta, la presión ejercida sobre las rocas es muy grande y termina desintegrándolas.

En zonas donde el viento es fuerte, el transporte de partículas de rocas y arena corroe la superficie de las rocas.

En cuanto a la meteorización química, ésta se desarrolla por acción del agua, los gases presentes en ella, las plantas y los animales. Estos agentes se potencian en climas húmedos, donde inciden, por ejemplo, hidratando las rocas y liberando ácidos que actúan químicamente en estas estructuras.

 

















Subpáginas (2): Actividad Formas de erosión
Comments