El texto dramático


 
 

En el texto dramático se plantea una historia y se la desarrolla a través de la acción dialogada de sus personajes. Podemos advertir en toda obra dramática tres partes.
                    

Situación inicial                       Conflicto                       Resolución       


En la situación inicial se presentan los personajes, se dan a conocer sus relaciones o su psicología, se revelan algunas informaciones que anticipan el conflicto por venir.

El conflicto, por su parte, suele ser la zona más extensa. Se trata del momento en que se desata una tensión entre los personajes. Se desencadena el clímax, momento de mayor tensión.

La resolución cierra definitiva o provisoriamente el conflicto.


La historia puede presentarse sucesivamente y de un modo lógico, pero también de un modo no lineal. En tales casos, se desarrolla con saltos temporales (hacia atrás o adelante) o con acciones simultáneas (en el mismo escenario y al mismo tiempo se representan por lo menos dos situaciones diferentes). Además, la obra puede instalar  más de un conflicto uno principal y otro u otros secundarios.

La sucesión de las acciones en el drama se organiza en actos, escenas y cuadros.
  • Actos: es cada una de las partes en que puede dividirse una obra dramática. En la representación se marca con la apertura o cierrre del telón.

  • Escena: es cada parte de un acto marcada por el ingreso o salida de personajes.

  • Cuadro: es la parte de un acto marcada por el cambio de escenografía.