Victoria Olga Cossettini
 
Nació el 18 de agosto de 1898 en San Jorge, provincia de Santa Fe. Era hija de Alpina Bodello y Antonio Cossettini.
 
Su padre era docente de origen  italiano. Éste ejerció una influencia significativa en la vida personal y profesional de su hija.

 

En el año 1914, a la edad de 16 años, se recibió de docente en Coronda.  Inició su trabajo como maestra, en una escuela primaria de la ciudad de Sunchales.

 

Adhirió a la primera huelga de maestros de la provincia que se desarrolló en 1921:
 
 
 
 “Un día en la escuela Sarmiento, al despedir a los niño les dice: “Hasta mañana o hasta nunca”, y se suma a la huelga de maestros que bregaban por el pago de catorce meses de sueldo que les adeudaba  el Gobernador Dr. Enrique Mosca, como así también una ley que garantizara la estabilidad en el cargo y una reglamentación que se ocupara de los ascensos. Esta actitud de Olga le valió la primera cesantía en su carrera. Felizmente después de treinta y dos días, durante los cuales hubo maestros huelguistas trasladados, cesantes, sumariados, etc. El hecho de fuerza se levantó a raíz de la promulgación de una ley que grababa al tabaco y al alcohol, cuyo producto se destinaría a saldar la deuda que el gobierno tenía con el magisterio, y otra que establecía la estabilidad en el cargo tantas veces requerida” 
 
(Gracia. 1998:11)
 
 
 

A partir de 1923, se desempeñó como profesora en la Escuela Normal Nº 4 “Domingo de Oro” de Rafaela.

 

Desde 1930 a 1934, asumió el cargo de regente en la Escuela Normal. Allí dio origen a un proyecto educativo innovador en sus fundamentos y en su metodología, que tuvo trascendencia a nivel nacional e internacional. La acompañó un grupo de docentes, entre los cuales se encontraba su hermana Leticia Cossettini {
 
Presentó esta experiencia en el Primer Congreso Pedagógico de Escuelas Normales Provinciales, desarrollado en Coronda en 1933.
 
Su propuesta transformadora producto "de una ajustada mezcla de intuición, pero también de estudio e investigación sistemática, constancia y trabajo...", se fundamentó en su adhesión a los postulados del movimiento educativo denominado Escuela Nueva o Escuela Activa.  (Abramowwski. 2004:5)

 

La resistencia a sus ideas y prácticas pedagógicas, la obligó a pedir traslado, a la escuela Nº 69

"Dr. Gabriel Carrasco" de Rosario, allí fue designada directora desde 1935 hasta 1950. En este establecimiento condujo una experiencia educativa que permitió transformar a un establecimiento escolar tradicional, en una escuela activa que tuvo como centro al niño, su libertad y felicidad; estrechando el vínculo entre la escuela, la comunidad y la vida. Esta propuesta que recibió la nominación de experimental, es continuación y profundización del trabajo iniciado en Rafaela.

 

La importancia de esta propuesta innovadora se evidenció en las visitas que la escuela recibió. En este sentido a la misma llegaron personalidades internacionales y nacionales como Juan Ramón Jiménez, premio Nobel de Literatura y autor del Platero y yo; Gabriela Mistral, premio Nobel de Literatura; Ernesto Sábato, Juan Montovani, Bernardo Canal Feijó; Emilio Mira y López, Margarita Xirgú, Francisco Romero entre otros.

 

En 1950, Olga fue exonerada por el Ministerio de Educación. El Dr. Raúl Capella, Ministro de Educación, fue quién tomó la decisión de dejar cesante a Olga Cossettini.

 

En 1956 fue reincorporada al Sistema Educativo, como inspectora de Escuelas primarias en la provincia de Santa Fe, cargo que ejerció hasta 1958.

 

En 1958 asumió la dirección General de Escuela de la provincia de Buenos Aires.

 

En 1959 se desempeñó como experta en la formación de maestros en la República de Honduras.

 

Dictó cursos para docentes de Centroamérica, organizados por la OEA y la UNESCO.

 

Además de las funciones que llevó a cabo, permanente se perfeccionó. Estudió métodos educativos modernos en Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Italia y Brasil. Mantuvo correspondencia con pedagogos y docentes del país y del exterior. Militó en la Federación Provincial del Magisterio Santafesino.

 

Con un grupo de vecinos de la ciudad de Rosario, fundó una escuela de nivel medio de enseñanza, que entregó al gobierno de la provincia con su equipamiento y biblioteca.

 

Escribió varios textos como “Un ensayo de Escuela Serena en la provincia de Santa Fe”, “Escuela Serena”, “Escuela Viva”, “El niño y su expresión”, “La enseñanza de la lectura, el lenguaje y la escritura en el primer grado”, “La educación en Inglaterra, Francia e Italia”; “Pedagogía de la Perversidad”.
 
 
  
 En 1985 fue reconocida como Ciudadana Ilustre de Rosario, por su aporte a la educación y la cultura. El 23 de mayo año 1987, falleció en Rosario.

    

Su espíritu innovador se refleja en el recuerdo de un ex - alumno de la Escuela Normal de Rafaela:
 
 
 
 
“Olga Cossettini y sus hermanas abrazaron  desde jóvenes la corriente de la liberación de la mujer que desde Buenos Aires hacían llegar Victoria Ocampo, Alfonsina Storni, Alicia M. de Justo. En Rafaela fueron las primeras que jugaron tenis, paseaban en bicicleta por las calles de la ciudad, se sentaban en la mesa de un café para disfrutar de un refresco, recitaba poesías en una estación de radio que tenía un programa de cuatro horas diarias, salían solas de excursión en las vacaciones escolares con destino a varios puntos del país. (…)
(García. 1998.10)
 
  

 

 
 
BIBLIOGRAFÍA
AMSAFE (2001) Obras completas. Olga Cossettini - Leticia Cossettini. Ediciones AMSAFE. Argentina
 
ABRAMOWSKY, Ana Laura (2004) La maestra de las maravillas en El Monitor Nº1. Revista del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación.

GARCÍA, Salvador (1998) Experiencia Educativa llevada a cabo por Olga Cossettini en la Escuela Normal “Domingo de Oro” de Rafaela. Santa Fe.