HENOLAJE

 


Fertilización de cultivos forrajeros

HENOLAJE

Consiste en ensilar forraje con aproximadamente 45% de humedad, en ausencia de oxigeno. El forraje se corta cuando tenga de 75 a 80% de humedad, se apila y se voltea hasta que llegue a 45% de humedad; al llegar a este punto, se embala en pacas generalmente redondas, mediante máquinas especiales.  Una vez formada la paca compacta se recoge con una especie de tenedor operado por el tractor y se introduce en bolsas de plástico que se dejan en el campo.  Después de 3 a 4 semanas se puede utilizar el material.  (Bernal, 1994) Tiene la desventaja de requerir maquinaria especializada para cada una de las operaciones, incluyendo el transporte de los rollos, estos pesan mas de 400 kg.

DESCRIPCIÓN

Es una solución al problema de las épocas secas con sus bajas producciones de pasto y por ende de leche y de carne; así como también al de las épocas de lluvias, donde la abundante oferta forrajera sobrepasa la capacidad de consumo de los animales, generando desperdicios que serán necesarios durante el verano.

La forma más fácil y económica de combatir estos inconvenientes climáticos, es mediante la conservación de los excesos de forraje de la época lluviosa, a través de prácticas como el ensilaje, el heno y el henolaje.

Los sistemas de producción de leche y/o carne del país son de producción continua a través del año, siendo la época crítica de oferta forrajera el período otoño-inviernal. Los principales factores que influyen sobre dicho período son: la disminución de la temperatura, el fotoperíodo y la irregularidad de las condiciones de humedad edáfica.

Las curvas de producción de las especies que conforman las pasturas semipermanentes (base alfalfa) tienen una marcada disminución en las tasas de crecimiento diario a partir de fines del verano: 20 kg MS/ha/día para el otoño-invierno versus 70 kg MS/ha/día en la primavera o el verano.

En general se puede decir que las herramientas tecnológicas factibles de implementar pueden incluir alguno de los siguientes temas:

elección de mezclas o cultivares que tengan mayor producción invernal.

manejo de las pasturas durante el otoño

diferimiento del crecimiento

cultivos anuales

fertilización estratégica

La fertilización estratégica

Esta última es una práctica muy utilizada a nivel mundial para mejorar la producción de cultivos anuales y perennes utilizando principalmente fertilizantes nitrogenados y que en nuestro país se ha comenzado a adoptar en los sistemas ganaderos.

La utilización del nitrógeno debe ser considerada además como una herramienta de manejo para modificar la distribución de forraje a lo largo del año. Mediante el fraccionamiento de la dosis se puede lograr una distribución más homogénea de la producción de materia seca, prolongar los períodos de crecimiento o promover un crecimiento más temprano consiguiendo de esta manera pastoreos anticipados.

REGRESO A LA PAGINA: PRINCIPAL

Es importante destacar que la fertilización nitrogenada provoca una disminución del porcentaje de materia seca (15% testigo, 10% el lote fertilizado) además de un aumento del contenido de proteína bruta y una disminución en el de carbohidratos solubles, sobre todo en el primer pastoreo. Esto se debe tener muy en cuenta para poder equilibrar bien las dietas y disminuir los problemas de bajas ganancias de peso y producción de leche que se suelen producir en el otoño-invierno, los cuales se verían más agravadas con un verdeo fertilizado.

HENOLAJE

En estos sistemas de almacenaje para efectuar su análisis se aplican las mismas consideraciones realizadas para el heno, en cuanto a muestreo y los parámetros de calidad a evaluar. Adicionalmente, y al igual que para el silo, habría que adicionarle los datos referidos a las características del proceso fermentativo (pH, N-NH3 y NIDA). En este caso también, el tiempo de espera para efectuar el análisis y que este sea confiable es 25 - 30 días. Para este caso se tomaran muestras de los rollos y con estas se conformará una sola de un peso de alrededor de 500 gramos.