público inocente


Una experiencia desopilante donde la realidad y la ficción son una misma cosa.

Imagina que cenas en un restaurante y aparecen unos comensales algo extravagantes y muy misteriosos...

O bien caminas por la calle y una mujer te pide ayuda; al otro día estás en una despedida de solter@ y esa misma persona resulta ser una periodista simpática y extrovertida que se emborracha en la mesa vecina ¡sin quitarte los ojos de encima!...

¿Alguna vez sospechaste que quien está a tu lado no es como lo estás viendo sino que está participando en una cuidada simulación para que se dibujen sorpresas en tus ojos y risas en tus labios?


COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.