Romina Freschi

1-¿Dónde se encuentra el germen de tu creación?   /// quizás, si es por el origen:¿Cómo te involucraste, cómo caíste?  Y si es por el método:  imagen, contenido, experiencia, sonido;  qué gatilla el poema?

No tengo idea. Cosas muy variadas me han disparado poemas y atmósferas poéticas. Supongo que lo que más resiste es la posibilidad de pensar a través de la poesía, y ahí tiene que haber algo que me impacte o que no entienda, entonces lo elaboro a través del pensamiento sensorial e hipnótico de la poesía, que se permite pensar de una manera corporal.

2- Las influencias son necesarias e inevitables, a veces hasta deseables pero ¿cómo logra  liberarse de ellas? ¿Se es más libre cuando se han sacudido las influencias?

Eso depende de la influencia, si nos gusta o no, si nos esclaviza o nos está ayudando a crecer. No todas las influencias son iguales. Algunas nos fortalecen, otras nos debilitan, y la mayoría son mucho más ambiguas que esto.

Sin embargo, en un punto no creo que seamos más que influencias y en otro punto, nosotros mismos las creamos y elegimos. Por eso cuando nuestros afectos mueren sentimos un vértigo.

Lo que su influencia sostenía en nosotros se va liberando, disolviendo y ahí no queda más que extrañeza, la alucinación de un miembro del cuerpo que ha sido extirpado. El dolor de la pérdida, y la novedad de reconocer que esa parte nuestra era de ese ser ahora perdido.

A veces una influencia perdida e irrecuperable puede robarnos la felicidad por mucho tiempo.

3- Cree que la poesía actual hecha en Argentina es comparable a aquella de los años  vanguardistas construida en torno a la revista Martín Fierro, y sus grupos de Florida y Boedo?

De ninguna manera. Vivimos en un estado de derecho totalmente distinto (no perfecto pero sí diferente) con lo cual los sujetos que producimos literatura tenemos afortunadamente valores muy diferentes a los de esa generación, que todavía pensaba y proponía, por ejemplo, argumentos raciales para construir la literatura y la nacionalidad.

Quienes insisten con esas comparaciones buscan sostener un sistema de autoridad que dé crédito a su propio trábajo. Es un sistema de créditos, como el financiero. Les va bien en el mercado.

4-¿Qué te parecen los mecanismos alternativos de difusión de las obras poéticas? que han sido alabados en igual medida que criticados///

Los mecanismos alternativos son un hecho. Es imposible que no haya un sistema alternativo. La alternativa es la creación humana, la posibilidad de hacer otra cosa y escapar al aburrimiento y al tedio y a la opresión, y proporciona distintas autopistas de crecimiento.

5- Cual  es el pacto que estableces con el lector? ¿Es populista hacerse entender?  el virtuosismo, es soberbia?

Hacerse entender suena autoritario. El virtuosismo suena anacrónico. Parecen dos caras de una misma moneda: someterse a una sola forma para establecer reglas para someter al lector. Todo tan armado, tan alejado de la experiencia, codificado por un autoritarismo elegido, como si el lenguaje no hiciera su parte y el lector no leyera más que lo que uno escribe. Una subestimación.

No sé si me pienso como alguien que establece un pacto, no sé si estoy negociando algo. Sí tengo la expectativa de la igualdad o del desprejucio, y el de la transmisión de una energía somática. Algo que pasa por mi cuerpo y que quizás le pueda pasar al otro cuando lo lee, o pueda reconocerlo, o interpretarlo, o simplemente disfrutarlo.

  6-¿Creés que el poeta, como tal, tiene un compromiso social particular, o más bien se trata de una sensibilidad más expuesta a los males de la sociedad?

Las personas tenemos compromisos sociales. En tanto personas y en tanto parte de la ciudadanía, los poetas tenemos compromisos sociales.

Sin embargo, muchos de los poetas que dicen tener un compromiso social, sostienen una careta en su poesía. No levantan un dedo en pos de la obtención o defensa de derechos, puesto que prefieren el sistema de privilegios en el que se insertan. Confunden la política del campo intelectual con la política social. Eso es una baboseada insoportable del sistema de premios del campo intelectual.

7- Hay varios lugares comunes: toda poesía es política, el subjetivo es político, etc. Cómo, según tú, se articularía lo político en literatura, desde el retrato. Desde la queja? Desde la disección de la realidad? 

Desde el cuerpo, desde la presencia y desde la ciudadanía.  Si alguien le pone el cuerpo a su poesía propone un acto político. Puesto que el cuerpo es lo político, aquello que está en juego en la política. El poema toma cuerpo en el lenguaje, pero también en qué editorial se edita, contra qué se escribe, para qué se lo escribe. Allí hay un modo de poner el cuerpo, estar presente y poner a funcionar el poema políticamente.

Escribir un poema panfletario pero después dar un discurso complaciente en una institución reaccionaria es una careteada. Y punto.

No digo que uno no pueda tener contradicciones o errores, o incluso tomar riesgos, pero creo que lo que se entiende por poesía política es un discurso muy autoritario y artificial, y a veces parece una cargada.

8- Cuál fue el último libro de poesía  que leíste?

Verde va con fucsia de Mónica Rosenblum, se va a editar pronto.

9- Cómo te sitúas en el dilema arte premeditado  v/s arte no premeditado; mapa del poema v/s escritura sobre la carne caliente del asunto?

No es un dilema para mí. Cada loco con su tema. A veces en el momento uno dice increíbles pavadas, que hace falta repensar después. A veces después reprimimos algo por capricho o peores razones.

Proponer que somos capaces de hacer una rutina para todo es insostenible, pero eso no implica que las rutinas no funcionen. A veces hace falta meditar las cosas, a veces hay que decir algo en el momento. A veces simplemente no sabemos qué hacer.

10- Según tu criterio. Que poeta vivo que habría que releer en la actualidad?

En Plebella he hecho y sigo haciendo un montón de relecturas de poetas y algo igual de interesante, primeras lecturas de libros muy recientes. Para hacer ese tipo de propuestas e invitaciones sobre los poetas que están trabajando ahora es que hago la revi.

Hay un poeta que murió hace apenas dos años, Daniel Muxica, de quien hace poco se editó un libro póstumo. La obra de Daniel merece lectura y relectura.

*Noviembre del 2011


Romina Freschi
es argentina y nació en 1974. Publicó los libros de poesía redondel (Siesta 1998-2003), Estremezcales (Tsé Tsé 2000), Petróleo (Eloísa 2002) y El-pe-Yo (Paradiso 2003) + las plaquetas Soleros (1998 BAND), Incrustaciones en confite (1999), Villa Ventana (Arte Plegable, con ilustraciones de F. Fazzolari, 2003) 3/3/3 (PDD 2005), Solaris (pájarosló, bilingüe, 2007), Variaciones de Órbita (pájarosló, 2010), Quien siempre gana es Poseidón (Tocadesata, 2011) y Ejercicio Cósmico (Los Poetas del 5, Chile, 2011) . Entre otros reconocimientos, en 2002 recibió un subsidio a la Creación de la Fundación Antorchas, en 2004 realizó una residencia para artistas becada por dicha institución y el Banff Centre de Canadá y en 2004 y 2006 recibió subsidios de Emprendimiento Cultural y como Creadora del Fondo Metropolitano para las Artes para la revista Plebella (www.plebella.com.ar), de crítica de poesía actual, de la cual es directora y donde desarrolla su labor crítica. Fue fundadora de los proyectos Zapatos Rojos, Cabaret Voltaire, Living de la Poesía, Arte Plegable y pájarosló editora, entre otros. Es egresada de la carrera de Letras (UBA). Coordina talleres de poesía (www.pajaroslocos.blogspot.com). Su blog personal es www.freschi.blogspot.com
Comments