Jose Villa

 1-¿Dónde se encuentra el germen de tu creación?   /// quizás, si es por el origen:¿Cómo te involucraste, cómo caíste?  Y si es por el método:  imagen, contenido, experiencia, sonido;  qué gatilla el poema?

Tomo la última forma de la pregunta: ¿Qué gatilla?

Se trata de una imagen, en general, que me motiva, o de una frase que conduce a imágenes… Pero tiene que ser cien por ciento afectiva. Y eso no quiere decir que se trate de alguna creencia sobre lo íntimo, como alguna vez profesó Borges. No es por creer… eso está en el principio, y también es una cuerda que suena. Todo lo demás es una orientación por sentido estético, supongo.

2- Las influencias son necesarias e inevitables, a veces hasta deseables pero ¿cómo logra  liberarse de ellas? ¿Se es más libre cuando se han sacudido las influencias?

En realidad, busco influencias todo el tiempo. No sé qué hacer sin ellas. El peligro, y me ha pasado, es que uno termina calcando a un poeta o poema. Pero me consuelo pensando que es en otro tiempo y mezclado con otras cosas. En la mayoría de las veces, solo yo me doy cuenta de que un texto resuena persistentemente. Y una vez que lo descubro, digo, bueno… empiezo a pensar si hice una buena versión.

3- Cree que la poesía actual hecha en Argentina es comparable a aquella de los años  vanguardistas construida en torno a la revista Martín Fierro, y sus grupos de Florida y Boedo?

Me parece que en aquel momento había otro sentido. El humor era más fuerte y las creencias, más estáticas. No hay actualmente un paradigma o sistema a derribar. Hoy la escritura de poesía, como casi toda la sociedad, es muy híbrida, hipersensible, narcisista y muy entusiasta. Lo que veo en común es la proliferación de la poesía, pero es evidente que no estamos en un momento vanguardista para la poesía ni para el arte en general, más bien estamos recogiendo los cascotes del modernismo.

4-¿Qué te parecen los mecanismos alternativos de difusión de las obras poéticas? que han sido alabados en igual medida que criticados///

Los mecanismos alternativos han dejado de ser tales para transformarse en el modo de producción y difusión más importantes, al menos en la poesía que se escribe y publica desde unos años. Yo los utilizo, y creo que después del prejuicio original, esa cosa chocante que puede causar la novedad, que trae consigo a otras personas y otras ideas, la modificación es muy provechosa porque te permite manipular otras herramientas y te convierte un poco en productor, editor o artesano, según los casos.

5- Cual  es el pacto que estableces con el lector? ¿Es populista hacerse entender?  el virtuosismo, es soberbia?

Me parece que ponés el término “populista” para que se me atraviese en la garganta. Lo mismo me pasa con “virtuosismo”. El primer término es político, el segundo es estético. Son confrontaciones asimétricas, el surrealismo debe haber salido de ese huevo. Aunque no he pensado mucho el tema, supongo que hay una ética, como habitar una casa, tiene que haber un ambiente, una sincronía que comprende a la tradición compartida: una lengua, además de curiosidades en común, y por supuesto algunos elementos ajenos que enriquecen las cosas. Me parece que esa es la naturaleza mínima para que haya literatura y lector. Después está todo lo demás, todo el campo de las reverberaciones y de los significados irreductibles.

6-¿Creés que el poeta, como tal, tiene un compromiso social particular, o más bien se trata de una sensibilidad más expuesta a los males de la sociedad?

El compromiso también proviene de la época vanguardista o del existencialismo, y el compromiso social viene, a mi entender, de los años sesenta-setenta. Todo eso no encuadra mucho con la realidad actual, que está muy fracturada, por así decir. Desde el primer día en que escuché o leí esa palabra (“compromiso”) percibí que era como una película contada. A esa palabra le antepongo una más bonita: acción. En cuanto a la segunda parte de la pregunta, creer que los poetas tienen una sensibilidad “más expuesta” es como volver a sentarse en el pupitre del jardín de infantes. Si hay un compromiso específico eso se refleja en la función, y la función de la literatura o de la poesía, como alguna vez dijo Saer, posiblemente sea la misma que pueden tener la medicina o la albañilería, que es la de sobrellevar mejor la vida.

7- Hay varios lugares comunes: toda poesía es política, el subjetivo es político, etc. Cómo, según tú, se articularía lo político en literatura, desde el retrato. Desde la queja? Desde la disección de la realidad? 

Bueno, la poesía es el último reducto de la subjetividad, es como un núcleo cargado con determinada materia, que atrae a los elementos subjetivos de otros cuerpos. Si hay política, es decir, si hay lugar donde hacer las cosas, creo que es en esa radicalidad que propone, pospone o aniquila el canto o la experiencia de la narración. Ese es lugar.

8- Cuál fue el último libro de poesía  que leíste?

Sabactani, de Gustavo Weisberger. Un libro en el que se filtra mucho la onda del realismo actual, con un sujeto activado por la decepción, que va siguiendo la fisura de la realidad sobre su propio cuerpo.

9- Cómo te sitúas en el dilema arte premeditado  v/s arte no premeditado; mapa del poema v/s escritura sobre la carne caliente del asunto?

No sé si me estarás hablando de alguna discusión o corriente en particular. No creo que haya arte no premeditado. Lo que podemos llamar espontaneísmo no es más que el fruto de un continuo ejercicio, para no hablar del maravilloso campo de la improvisación en la música, y hasta en el teatro, que requiere una práctica no convencional. En la plástica pasa lo mismo, no hay trazo que no se haya hecho una y otra vez en la mente y el tiempo.

 

10- Según tu criterio. Que poeta vivo que habría que releer en la actualidad?

Hugo Gola.




* OCTUBRE DEL 2012


José Villa es uno de los autores más importantes de la nueva poesía argentina. Nacido en Martín Coronado, provincia de Buenos Aires, en 1966, publicó 8 poemas (Ediciones del Diego, 1998), Cornucopia (Trompa de Falopo, 1996; Ediciones del Diego, 2002), Wu (Casa de la Poesía, 2000), Poemas largos (Ediciones 73, 2006), Es un Campo (Selecciones de Amadeo Mandarino, 2006) y Camino de vacas (textos reunidos, Gog y Magog, 2007). Fue integrante de la revista de poesía 18 whiskys y la editorial Ediciones del Diego, y dirige el proyecto digital Atmósfera (revista-atmosfera.com.ar).

Comments