Florencia Fragasso

1-¿Cuál fue tu primer contacto con la poesía?


El primer contacto es musical, mi mamá decía de memoria versos que su madre y su abuela decían de memoria… Creo que lo que primero llega es la repetición, las palabras como cantadas sin querer, como talismán, como estribillo, como fondo sonoro de la vida cotidiana.


Y en paralelo hay algo más abstracto, que no sé cómo llega pero recuerdo de mi infancia como sensación de posibilidad permanente. Como una latencia. La sospecha de que las palabras tienen carne, tienen cuerpo, tienen personalidad.



2-¿Quiénes fueron tus poetas formativos?


Clarice Lispector, sin duda, poeta o no poeta. 

Y los poetas vivos y cercanos a quienes, aparte de leerlos y releerlos, puedo escuchar en una lectura, coincidir en una charla, tomar un taller con alguno, verlos pasar: María Negroni, Irene Gruss, Osvaldo Bossi, Vanna Andreini, Laura Wittner, Lucas Soares, Tamara Kamenszain, Daniel Durand, Fabián Casas, Alicia Genovese, Mirtha Rosenberg… 

Y en lengua inglesa Marylin Hacker, Bishop, Reich, Plath, Sexton, Levertov.



3- ¿Encontrar un sistema que permita elaborar un discurso para escribir. ¿Es válido soslayar el estilo?


Yo escribo escribiendo, viviendo el mundo y luego mirándolo a través de las palabras como lente; si hay sistema se va elaborando solo, no a priori. El estilo supongo que es la famosa voz propia que se va encontrando de tanto insistir, día tras día, llovido sobre mojado, y es algo que suelen descubrir los otros y no uno. 



4- ¿De qué modo ocurre el poema en tu escritura?


El poema ocurre en medio de la escritura cotidiana, que a veces es muy suelta y a veces más maníaca. Entre tantas palabras, de golpe nace un bulbo de un poema, como una gema. A veces es el poema entero, que ya queda, otras es una astilla de sentido o de música, algo que vibra y que pide “haceme poema”, y ahí va uno, solícito, con sus herramientas a hacer lo que puede. A veces puede, a veces no. 



5-  Hablando de la génesis.  ¿Qué me puedes decir de tu poesía?


Dice Elizabeth Bishop, y le robo la imagen: “si estás en determinado marco mental, todo puede pegarte como poesía”. Ahí se genera, en esa predisposición, en esa sintonía con el mundo.



6- José Martí, dijo que la imaginación tiene en la construcción de las matemáticas tanta parte como en las concepciones dolorosas y lumíneas de la poesía. ¿Qué opinas al respecto?


Las matemáticas no sé cómo funcionan, intuyo algo mágico ahí pero no me metí nunca. Recuerdo que una amiga poeta, Lucía Dorín, en una época llevaba unos cuadernos en los que resolvía ecuaciones, era como su cuaderno borrador, a mí me alucinaba, esos signos… algo poético de otro planeta latía en esas X a ser despejadas.



7- La mentalidad del “mercado” no tiene un peso inherente. Sirve para algo la poesía?


Sirve para hacer un fueguito y convocar alrededor, y eso puede tener alcances inesperados.



8- ¿Desarticular la gramática funciona cuando el lenguaje carece de identidad?


No entiendo la pregunta.



9- ¿Cuál fue el último libro de poesía que leíste?


Hieronymus Bosch de Diego Muzzio, y Memorias impuras, de Liliana Bodoc, novela, pero poesía pura.



10- Unicidad / multiplicidad lírica. ¿Hay muchas poesías, o una sola?


Constelaciones de poéticas, constelaciones de poemas.






Agosto del 2014



Florencia Fragasso nació en la Pcia. de Buenos Aires en 1975. Estudió Letras en la UBA. 

Publicó el libro Extranjeras, Gog y Magog 2005, Poemas de la observatriz (plaquette), Arte Plegable 2004, y Sinestesia, Ediciones Presente 2012. Actualmente corrige su último libro, Superpoderes.

Poemas y traducciones suyas han sido publicados en Hablar de poesía, Vox, Tsé-tsé, entre otras.



Comments