Flor Defelippe

1-¿Que te llevó a escribir poesía?

Varias cosas. Pero sobre todo, la lectura; ser lectora fue uno de los disparadores iniciales, el más poderoso. 

 

2-¿Quienes fueron tus autores formativos?

Muchos, porque todos los autores que leo son formativos; estoy en un proceso de formación constante. Si vamos a los primeros, están  Lewis Carroll, Faulkner, Pizarnik, Pessoa, Cortázar, Rilke, Girondo, Gelman… La literatura rusa, aunque la descubrí más tarde: Tsvetaieva, Pasternak, Chejov, Dostoievski. También aprendo mucho de los poetas contemporáneos, de mi generación y más grandes, o más jóvenes. Hay mucha y muy buena producción, narrativa y poética.

 

3-¿Que te interpela primordialmente como lector de poesía?

Lo genuino. La destreza de transmitir  de forma aparentemente simple algo complejo. Deja de llamarme la atención cuando el poema se vuelve pretencioso, cargado de artificios inútiles que, lejos de darle profundidad, lo banalizan o lo vuelven poco interesante.

 

4- ¿La web cambió un poco la manera de escribir?

Totalmente. Y la manera de difusión. Hay nuevos géneros que surgen a partir de los nuevos medios de producción que brindan las redes sociales, entendiendo como “género” a un conjunto de prácticas discursivas que reúnen características en común. Puede tener valor literario o no, eso está fuera de mi alcance; además, es hiper subjetivo. Pero indudablemente cambió la forma de escribir, los mecanismos, los recursos… Hay una inmediatez que antes de  internet, no se contemplaba.

Además, posibilita un espacio al que todos pueden acceder; muchas veces, editar en papel presenta dificultades que no están a la hora de subir un texto a la web, y esto facilitó la propagación de autores que, de otra forma, no podrían darse a conocer.

 

5- ¿Qué tipo de relación tiene la poesía con la experiencia social? ¿podés rastrear en tus poemas algún eco de ella?

Creo que se unen en cuanto se busca plasmar en el poema alguna imagen o registro de lo que significó para el poeta una experiencia social determinada. Dentro de ‘experiencia social’ puede entenderse todo lo que uno vivencia como ‘sujeto social’, su vínculo con el entorno,  de qué manera repercuten ciertas situaciones, si sensibilizan más, o menos… En este sentido, mucho de lo que escribo no sólo tiene algún eco o rastro sino que se desprende de ella, de las diferentes experiencias que surgen por el contacto con diversas situaciones cotidianas. Pienso en los poemas “Cada una de sus consecuencias” y “Las chicas del Conurbano”, los dos presentes en mi libro Las malas elecciones, y son un claro ejemplo de esto último.

 

6- Unicidad/multiplicidad lírica. ¿Hay muchas poesías, o una sola?

 Es un poco amplia la pregunta. Creo que no existe tal cosa como “La Poesía” (así con mayúscula, esa cosa presuntuosa que ya pasó de moda y que más que acercar, aleja). Por el contrario, hay tanta multiplicidad lírica como cantidad de poetas…

 

7-¿Cuáles son los criterios a partir de los cuales corregís las sucesivas versiones de un poema?

No tengo criterios específicos. Voy probando, reescribiendo, quitando lo que sobra y agregando lo que creo que falta… Dicen que escribo de una manera despojada, y coincido en que mis poemas tienen algo de eso. Busco cierta contundencia, y también, que la palabra identifique lo más minuciosamente posible lo que busco representar. El fin de la corrección es poder llegar a la mejor versión posible del poema.


8-¿Se puede pensar en la Poesía como una forma de militancia?

No lo creo. Es la actitud del escritor y su relación con lo que escribe lo que hace a la militancia. La poesía por sí misma, el mero hecho de escribirla, no convierte al poeta en más o menos militante. Creo que pasa por otro lado; por el compromiso, por la coherencia entre el discurso y la práctica. Hay muchos que se vanaglorian de escribir desde un lugar absolutamente neutral; hay que ver si la indiferencia o el alardeo sobre una “no-toma” de postura puede ser considerada una forma de militancia. Es posible que lo sea, yo no lo comparto.   


9-¿Cuál fue "el" momento poético que te haya tocado vivir en estos últimos tiempos?

Todos son momentos poéticos.  


10- ¿Qué libro o autor contemporáneo recomendarías?

Más de uno; cinco libros de poemas: “El perro del poema”, Damián Ríos; “Hotel Babel”, Mario Arteca; “(circa)”, Alicia Silva  Rey; “Los metales terrestres”, Jotaele Andrade; “Colección de fantasmas”, Valeria de Vito.  Y uno de narrativa: “Limonada en Cali”, Luciana Barrufaldi.

 





* Marzo del 2015

Flor Defelippe (1982). Escritora. Licenciada en Letras (UBA), docente de literatura y coordinadora de talleres literarios. Publicó crítica literaria para diversos medios virtuales y los libros de poesía “Parrhesia” (CILC, 2009) y  "Las malas elecciones" (Pánico el pánico, 2014).

 


Comments