Construccion de un boomerang

Un boomerang consta de 2 o más palas que están rebajadas como las alas de un avión para poder planear en el aire.

Cada pala tiene un ángulo (o borde) de ataque y un ángulo de fuga, el ángulo de ataque es el primero en entrar en contacto con el aire (la parte delantera del ala de un avión).

Esto se ha de tener en cuenta a la hora de construir un boomerang, según se haga para diestro o zurdo, pues sus palas estarán rebajadas de forma diferente u opuestas. Un boomerang para diestros dará una vuelta en sentido contrario a las agujas de un reloj y uno para zurdos en el sentido de las agujas de un reloj.

Un truquillo: una forma sencilla de ver si un boomerang es para zurdos o diestros es ponerlo de manera que forme una V invertida por la cara de las palas rebajadas y mirar para donde quedan los ángulos de fuga, si están a la derecha será diestro sino será zurdo

MATERIALES; según se utilicen unos u otros varía el grosor que se puede utilizar. Con okumé por ejemplo se trabaja bien con grosores de entre 6 o 7 mm según el tamaño de boomerang que se quiera hacer. Con abedul el grosor ideal es entre 3 y 5 mm, ya que más sería demasiado pesado.

FORMA; tiene que ser mínimamente equilibrada con un centro de masas que esté bien compensado con las palas.

REBAJE DE LAS PALAS; Para los ángulos de ataque hay que dar al borde una inclinación de unos 45º, sin llegar a rebajar todo el grosor de la madera, sino tan sólo la mitad. El rebaje del ángulo de fuga debe ser entre 1/3 y 1/2 de la amplitud de la pala y progresivo desde la parte más distante del extremo de la pala hasta el final de ésta, dándole al borde una inclinación de unos 25º aproximadamente. Tampoco se debe rebajar todo el grosor de la pala, hay que dejar en el borde por lo menos 1mm o más.
 
El encuentro entre el ángulo de ataque y el ángulo de fuga al final de una pala, ha de ser progresivo y uniforme.

Recomendamos para vuestros primeros boomerangs utilizar contrachapados de madera, ya que al pulirlos se ven las marcas de separación de las planchas que lo componen (bien con rayas o con diferenciación de colores), lo cual sirve de guía a la hora de hacer los rebajes y así veréis si lo hacéis de forma uniforme o no ; el mejor contrachapado para esto(a parte de por sus cualidades mecánicas) es el de abedul de aviación, que tiene 2 capas por milímetro de espesor y permite ver muy bien si se rebajan las palas uniformemente o si por el contrario nos estamos desviando.

Comments