Conocemos a Nala, la mascota de RobÉtica

Nala, el pequeño robot social con forma de dinosaurio, es la herramienta ideal para introducir la RobÉtica a los más pequeños. Los niños y niñas no solamente adoran a Nala sino que, y lo más importante, és un magnífico ejemplo de RobÉtica. Nala, en sus 5 años de vida, ha sido la protagonista de muchas intervenciones educativo-terapéuticas con personas con pluridiversidad funcional y participado en proyectos tan interesantes como el Proyecto PATRICIA en el Hospital Sant Joan de Déu (Esplugues de Llobregat, Barcelona)

Los alumnos conocen a Nala: todo empieza con una historia..."Nala estaba perdida en el bosque. Cuando la encontré, le di de comer y fui a preguntar si era de algún vecino del puebo más cercano, pero nadie la conocía....desde entonces somos inseparables"

Nala vive en la aula de RobÉtica del colegio. Por este motivo los niños y niñas le hacen dibujos para decorar la aula y para que se acuerde de ellos

También sirve de fuente de inspiración para imaginar robots que ayudan...

Y durante todo el año acompaña a los niños mientras aprenden RobÉtica. Ellos, también son los responsables de limpiarla y darle de comer