El I.E.S. Gran Vía con los pueblos abandonados

Durante estos últimos años hemos participado en el programa de Recuperación y Recuperación Educativa de pueblos abandonados organizado por el Ministerio de Educación.

Durante una semana hemos estado en un pueblo llamado Búbal en el Pirineo Aragonés. Allí hemos estado ayudando a reconstruir y mantener el pueblo. Hemos trabajado con los animales, en el huerto, hemos hecho compost y realizado algunas labores de obra.

Además de estos trabajos hemos participado en actividades que nos han enseñado la vida en el pueblo, las montañas y la zona el general. Aprendiendo esta forma de vida hemos conocido la cultura de la zona y cómo con poco se puede vivir también. El móvil y otras necesidades que tenemos son necesidades creadas que es muy fácil quitarse y que se puede vivir mucho mejor sin ellas.

Y este año nuestros profesores están trabajando para que volvamos a ir.

Os dejamos con unas fotos que ilustran mejor lo bien que lo pasamos cuando vamos a Búbal.

Este es el grupo que fuimos a Búbal en el año 2018. Un grupo de 25 alumnas y alumnos junto con los profesores Rafael Bordes de Biología y Pau de valenciano. Allí convivimos con las alumnas y alumnos además de sus profesoras del instituto Bahía de Babel de Aicante.


Este es el pueblo a pleno rendimiento cuando hemos estado allí. Y ya van dos años seguidos. Hemos solicitado para ir un tercer año, a ver si tenemos suerte y podemos volver a visitar este pueblo tan maravilloso.


El paisaje de Búbal es precioso. Aquí podemos ver el embalse con la montañas nevadas al fondo.


Trabajando en Búbal.

Poniendo agua a los animales.

Trabajando en Búbal.

Cortando la leña para el invierno.

Trabajando en Búbal

Alimentando a las gallinas.

Trabajando en Búbal

Alimentando a las ovejas.

Trabajando en Búbal.

Limpiando la depuradora.

Clase en Búbal.

En Búbal también vamos hay clase, pero es una clase diferente, en la montaña entre animales y plantas, con el aire dándonos en la cara. Una pasada.

Escalando por las paredes de Búbal.


Aprendiendo los juegos tradicionales.


Disfrazados para representación teatral.


Fiesta de despedida.

El último día hicimos una fiesta de despedida en la que nos lo pasamos fenomenal.