Aula de convivencia

A. MARCO NORMATIVO Y FINALIDADES.

El Decreto 327/2010, de 13 de julio, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Institutos de Enseñanza Secundaria de Andalucía, en su artículo 25 regula las aulas de convivencia (A.C) y las define como un espacio donde se favorezca el análisis y la reflexión con el fin de reciclar las actitudes y comportamientos negativos y así disminuir la reiteración de conductas contrarias a las normas de convivencia por parte del alumnado.

B. DERIVACIÓN DEL ALUMNADO AL AULA DE CONVIVENCIA CON CARÁCTER INMEDIATO.

El profesorado agotará todas las posibilidades y recursos que tenga a su alcance antes de derivar al alumnado al Aula de Convivencia. Se derivará al A.C. a aquellos alumnos que con sus conductas contrarias al Plan de Convivencia estén impidiendo y alterando de forma grave el desarrollo de las actividades lectivas:

- Impide el normal desarrollo de la clase o actividad del centro.

- Falta al respeto de cualquier miembro de la comunidad educativa.

- Abandona la clase sin permiso del profesor o se niega a abandonarla cuando se le indica.

- Dice palabras soeces, hace gestos obscenos o amenaza a algún miembro de la comunidad educativa.

Esta derivación con carácter inmediato al A.C. conlleva un parte de incidencias grave. El A.C. tendrá 3 alumnos como máximo. Si se superase esa capacidad, el Equipo Directivo arbitrará otras medidas alternativas (“alumno-huésped”).

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN:

El profesor que derive a un alumno deberá:

- Enviar al delegado de clase para que informe al profesorado de guardia o, en su defecto, al Equipo directivo, y compruebe si es posible la derivación al A.C.

- Cumplimentar la parte de conducta grave y la parte que le corresponde del Informe de Derivación al A.C.

- Encargar un trabajo relacionado con la materia que se esté trabajando.

- Cumplimentar el parte de incidencias (en la misma jornada o en un plazo de tres días) y entregarlo en Jefatura.

- Informar a la familia del alumnado afectado de los hechos que han provocado el parte de incidencias con carácter grave.

El alumno que se derive deberá:

- Entregar (a través de delegado de clase), el Informe del profesorado que lo envía, al profesorado de guardia.

- Cumplimentar el Cuestionario de Reflexión 1 (con el compromiso de reparación. En el caso de que el afectado haya sido derivado con anterioridad al A.C., tendrá que cumplimentar el Cuestionario de Reflexión 2.

- Realizar las tareas encargadas por el profesorado que lo derivó, y se las entregará al mismo.

- Realizar, en su caso, alguna actividad de reflexión, relacionada con la convivencia.

- Al terminar la sesión, se incorporará a su clase, salvo que la Jefatura de Estudios haya estimado otra medida.

El profesorado del Aula de Convivencia deberá:

- Recoger al alumnado afectado (con las tareas correspondientes).

- Recoger el Informe de Derivación al A.C. del profesor que lo envía y cumplimentar la parte que le corresponda.

- Comprobar si el alumno ya está registrado en su carpeta correspondiente. En caso contrario, incluirlo en una nueva carpeta.

- Intentar reflexionar con el alumno afectado sobre el motivo de su expulsión de clase, explicarle y/o ayudarle en la cumplimentación del Cuestionario de Reflexión y Compromiso o con las tareas propuestas.

- Una vez concluida la hora, dejará los informes de Derivación y los cuestionarios de reflexión en la bandeja disponible para tal fin.

- También informará al profesorado que inició el proceso sobre las tareas y el compromiso del alumno en el A.C.

El Equipo directivo deberá:

- Recoger y atender al alumnado afectado, sólo en el caso de que ningún profesor de guardia pueda atender al A.C. por tener que sustituir a profesorado ausente.

Aula de convivencia (resumen) 18-19.doc

DERIVACIÓN DEL ALUMNADO AL AULA DE CONVIVENCIA CON CARÁCTER PROGRAMADO (EXTRAORDINARIO)

Se derivará al A.C. a aquellos alumnos que con sus conductas contrarias al Plan de Convivencia estén impidiendo y alterando de forma grave el desarrollo de las actividades lectivas, sancionados con la suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases, o con la suspensión de asistencia al centro (expulsión), preferentemente, con los siguientes perfiles, recogidos en nuestro Plan de Convivencia:

- La atención en el A.C. puede mejorar su actitud y sin esta atención no se garantiza que se mantenga su proceso educativo.

- El alumnado reincide en su actitud y conducta contra las normas de convivencia.

- El alumnado presenta deficiencias en su autoestima, autocontrol, relaciones personales, disposición hacia las tareas escolares o integración escolar y/ o social.

- La mera expulsión no favorecería la corrección de la conducta y/o no es percibida por el afectado como un castigo.

- Un mismo alumno puede ser derivado al aula de convivencia sólo una vez durante el curso escolar pudiendo ampliarse a dos en casos especiales.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN

La tutoría deberá:

- Proponer a la Dirección la derivación de un alumno al A.C.

- Realizar, en su caso, el seguimiento de la evolución del alumnado afectado, y de comunicárselo a la familia, y al Equipo Educativo.

El Equipo directivo deberá:

- Verificar que se cumplen las condiciones previstas en el Plan de Convivencia para la aplicación de esta medida.

- Reunir al Equipo Docente, Jefatura del Departamento de Orientación, Tutor y Coordinador del A.C., para estudiar la conveniencia de derivarlo al Aula, según los criterios establecidos en el Plan de Convivencia.

- Ordenar la actuación que se llevará a efecto, de acuerdo con las indicaciones de los órganos docentes, individuales y colectivos, implicados.

- Elaborar un Informe, con el asesoramiento del Departamento de Orientación, indicando el motivo, los objetivos, el número de jornadas, el número de horas y las actividades formativas y de reflexión que realizará el alumnado.

- Comunicar la resolución al alumnado, a la familia, a la tutoría, al Coordinador del A.C. , al profesorado responsable del Aula, y a la Comisión del Convivencia del Consejo Escolar.

- Establecer un plan de reuniones de seguimiento del alumnado.

- La Jefatura de Estudios se encargará de comunicar la evolución del alumnado a las familias y a las personas responsables del A.C.

El Equipo Docente deberá:

- Determinar las actividades formativas que el alumnado deberá realizar, de entre las previstas en la programación de cada Departamento Didáctico, y las entregará en los plazos estipulados a la Dirección del centro.

El Departamento de Orientación deberá:

- Determinar las actuaciones dirigidas al proceso de reflexión que el alumnado deberá realizar, de entre las previstas en la programación del A.C.

- Entregar (La Jefatura del Departamento) las tareas a realizar, en los plazos estipulados, a la Dirección del centro.

- Realizar las tareas encargadas por el profesorado que lo derivó, y se las entregará al mismo.

- Asesorar al profesorado responsable del A.C. en la aplicación de las tareas de reflexión previstas.

El profesorado responsable del A.C. deberá:

- Aplicar las actividades de formación y reflexión que debe realizar el alumnado, ordenadas por la Dirección.

- Coordinarse entre sí, con la persona responsable de la tutoría, y con el Equipo Educativo, para asegurar la correcta atención del alumnado afectado.

- Ayudar al alumnado en la realización de las tareas de formación y reflexión previstas.

- Cumplimentar el informe sobre las tareas realizadas en el A.C.

- Recoger los Registros de asistencia al A.C., en la última sesión de la semana.

El alumno que se derive deberá:

- Realizar las actividades de formación y reflexión encargadas por el Equipo Docente, y el Departamento de Orientación, respectivamente.