¿Guerras de religión o la historia bajo juicio?

Seminario Civilización y Perspectivas

Descripción e inscripción

¿Guerras de religión o la historia bajo juicio? es un seminario de cuatro sesiones que indaga sobre la relación entre la religión y Europa. Inscríbete y recibe una copia digital de los libros que leeremos.

¡Sigue leyendo para conocer más de nuestro programa!

Ciertamente, la razón es el gran don de Dios al hombre, y la victoria de la razón sobre la irracionalidad es también un objetivo de la fe cristiana. Pero ¿cuándo domina realmente la razón? ¿Acaso cuando se ha apartado de Dios? ¿Cuándo se ha hecho ciega para Dios? La razón del poder y del hacer ¿es ya toda la razón? Si el progreso, para ser progreso, necesita el crecimiento moral de la humanidad, entonces la razón del poder y del hacer debe ser integrada con la misma urgencia mediante la apertura de la razón a las fuerzas salvadoras de la fe, al discernimiento entre el bien y el mal. Sólo de este modo se convierte en una razón realmente humana. Papa Benedicto XVI, Spes Salvi (punto 23, 2007)


Asociamos razón con cooperación social, e irracionalidad con conflicto. Adicionalmente, se estima que la razonabilidad está reñida con la fe; los creyentes son personas guiadas por una fe supersticiosa, la emotividad, o la sinrazón. Sus creencias y actitudes los hace más proclives a protagonizar conflictos y guerras para defender sus supersticiones. Sus batallas carecen, por ende, de propósito o justificación racional. Quienes piensan así anticipan el espontáneo y gradual abandono de las supersticiones religiosas a favor de la ilustración, al punto que nuestras sociedades se librarán de toda iniciativa guerrera. Lo mejor que puede pasar a la humanidad es borrar de su ADN todo impulso religioso. Entre estas personas, algunas admiten que el cristianismo moldeó la cultura de Europa de formas significativas. No pueden negar que los primeros cristianos, con su labor apostólica entre los habitantes del Imperio Romano, impactaron en nuestra actitud hacia lo divino, en nuestra comprensión de la persona humana, e incluso influyeron en las instituciones políticas, económicas, sociales y legales.


El historiador Christopher Dawson atribuye al cristianismo un rol protagónico en la formación de Europa, y califica de buena dicha influencia. Produjo una cultura europea común y unitiva. Para Dawson, por tanto, la gradual secularización de Occidente constituye un retroceso para la humanidad.


Este seminario contrastará la visión de Dawson con posturas halagadoras de la secularización. Analizaremos cuál conjunto de valores es más congruente con, y conducente a forjar una convivencia pacífica y respetuosa de la libertad individual.

Inscripciones