BLOG

¿Y si cambias la visión?…

Hay veces que me gustaría que mi vida fuera un como un documento en blanco en el que pudiera reescribir y borrar a mi antojo. Con el tiempo me he dado cuenta de que hay cosas que realmente me cuestan trabajo olvidar y algunas otras sanar.

Me reconforta pensar que al menos ahora me doy cuenta, antes me llevaba por la vorágine de los eventos y no percibía ni siquiera qué estaba escrito en ésta hoja en blanco –mi vida-.

Hoy… como buen ejercicio todas las mañana me levanto agradeciendo el día, pidiendo mucha luz y amor –que buena falta hacen y ¡no importa si sobran!- después es bueno recordar que lo que deseo al otro me lo deseo a mí, así que en mi lista -cada vez más larga- confío al Gran Espíritu actúe en cada persona y situación.

Después empiezo a pedir por mí -antes me daba pena reconocer que necesitaba ayuda, hoy ya no-de hecho es el acto de humildad más grande. Reconocer que necesito ayuda, compañía, amor, pero sobre todo requiero reconocer… que decido transformar mi vida.

Usualmente se puede pensar que –se complica uno la vida- para mi es tomar el atajo. ¡Vaya! si me iba a tardar en reconocer algo, si hago un proceso (terapia, registros, clases, etc.) lo que sea me doy cuenta más rápido.

Recordar que tengo un poder maravilloso, por lo que dejo de culpar a los demás por algo que depende totalmente de mí y de cómo yo resuelvo las circunstancias.

Allí está nuestro poder oculto – la mayor transformación – por ello no hay circunstancia tan compleja que no pueda ser sanada, abrazada y transformada desde lo que soy.

Y aquí es donde este documento en blanco toma forma… Hoy puedo escribir, reescribir mi historia una y otra vez; si me equivoco, borro o quizá lo dejo allí para recordarme lo que ya no quiero hacerme y así… Todos los días escribir mi vida en este documento en blanco.

Y así deseando que nuestra conciencia se transforme cada vez…

Por: Kathi-Daya.

5 aspectos importantes en tu Camino Espiritual.

Muchos de nosotros hemos iniciado nuestro camino espiritual años atrás… y digo camino porque algo me queda claro, es una senda sin final…

Con el paso del tiempo se presentan situaciones complicadas que nos hacen cuestionarnos y redireccionarlo, sin embargo, es momento de detenernos y decidir hacia dónde queremos avanzar.

Iniciamos jubilosos y con gran energía pero con el paso de tiempo la fiebre paso –es normal- y ahora viene una controversia interna: - ¿Acaso no siempre iba a ser así?

​En realidad no, implica cada vez más ir mirando las diferentes aristas del camino. Identificar los altibajos; aceptando lo que realmente somos.

El inicio estuvo lleno de destellos de energía. Sentir toda esa vibración del despertar fue hermoso. Ahora viene la siguiente parte ¡Mantenerlo!

A lo largo de estos años acompañando a otros y acompañándome. Identifique los siguientes aspectos:

  1. Se presenta nuevamente el miedo pero en otro nivel –algunas veces pánico-. Antes te detenía, ahora realizas las cosas aún con miedo. Oras y pides y sigue. Hoy te pido que te abandones al abrazo incomprensible de Dios y ese miedo sea transformado.
  2. Te cuestionas sobre por qué sigues viviendo situaciones complicadas. La pregunta que te realizó -¿Por qué no habrían de pasarte?. Es tu ego el que sigue creyendo que si eres “espiritual” no tendrían que suceder. ¡Claro que te van a pasar solo que ahora tienes mayor conciencia! Ya no culpas a los demás.
  3. Hay situaciones que son temas de vida, que son tan fuertes y difíciles que se siguen presentando. Realmente le cuesta el alma trascenderlos. Así que suelta el control, todavía hay algo en ti que los quiere seguir sosteniendo. Buenas noticias ¡Allí realmente empieza la transformación, CONFIA! Es momento que te abandones realmente a Dios y deja que Él actúe.
  4. Sé que este nivel de conciencia te hace mirar las cosas de forma diferente, pero por favor deja de cuestionarte tanto, ese es tu ego que sigue queriendo justificar o controlar. No le creas tanto a tu mente y permítete sentir esa enfermedad, ese dolor así tal cual.
  5. Creer que estamos conectados a una gran Fuente Divina –Universo, Dios como quieras llamarle- no justifica que entendamos todo (Que si fue luna llena, que si la energía, que si lo mensajes de nuestros guías). Te recuerdo que seguimos estando llenos de humanidad, y que muchas cosas están más allá de nuestra comprensión.

Así que hoy te pido… No te vuelvas a dormir. Aún con todo lo anterior este camino es maravilloso. Le da un nuevo sentido a nuestra vida y sobre todo de mi parte te puedo compartir que más que creer en la iluminación. Hoy finalmente después de mucho me siento acompañada, y que mi vida está amorosamente sostenida…

Con cariño Kathi - Daya.

Carta de revocación de contratos emocionales - Ritual

Esta carta es para liberación de patrones y contratos familiares que inconscientemente siguen dirigiendo nuestro pensar, nuestro sentir y nuestros actos. Es lo que nos toca transformar. Si lo abrazamos, se convertirá en un maestro. Si lo rechazamos, se convertirá en una resistencia y eso lo atraerá más. La elección siempre es nuestra… claro, nadie dijo que fuera fácil.

LIBERARNOS DE LOS CONTRATOS EMOCIONALES

Esta carta la redactarás a puño y letra. No se trata de escribirla con prisa, porque deberás irte acordando de cosas y detalles y eso te llevará, tal vez varios días. Con esta carta liberas y te liberas de aquellas personas con las que adquiriste un contrato, un compromiso, una promesa de amor, y que ahora en tu presente, resulta tóxica, no la puedes olvidar o no te permites soltar. Con esta carta te liberas de cualquier circunstancia vivida en pareja y que te haya hecho daño. Puedes ser una ex pareja, o tu pareja actual.

Carta: (Copia y transcribe a puño y letra la carta)

​“Yo… (escribe tu nombre y apellidos), aquí y ahora, redacto esta carta con la firme intención de rescindir, anular, romper, destruir, cualquier contrato de amor que hoy se ha convertido en un lazo tóxico.

Hoy me libero, de cualquier relación afectiva que yo pudiera haber hecho, iniciado, provocado, mantenido, forzado, procurado, consciente o inconscientemente con esa persona, que se convirtió en una persona negativa para mí y mi vida.

Estoy plenamente consciente de que en su momento, yo no fui capaz de percibir, reconocer o aceptar que esa persona tenía un comportamiento y/o características que me resultarían tóxicas. reconozco, desde el fondo de mi corazón, que yo no elegí a esa persona correctamente, que me equivoqué, que cometí un error, que deposité en esa persona todas mis expectativas y sueños, olvidándome de mí.

como portador de luz y ser divino del universo, rompo ese contrato o lazo negativo para liberarme de (escribe aquí el nombre de tu ex pareja o tu pareja actual) y libero a todos mis descendientes de historias de amor semejantes. con la ayuda de dios, el espíritu santo y el universo, hoy suelto mi apego por (escribe aquí el nombre de tu ex pareja o pareja actual).

Declaro nulo aquel contrato y anulo toda consecuencia o herencia negativa que pudiera suceder a lo largo del tiempo y el espacio. con la ayuda, el amor y la presencia de dios, el espíritu santo y el universo, yo bendigo a (escribe aquí el nombre de tu ex pareja o pareja actual), y lo perdono por las faltas cometidas, perdonándome yo en igual medida. lo libero y me libero, de cualquier daño emocional que mutuamente hayamos cometido y que pudiera implicar consecuencias para mi vida, mi salud emocional, mi salud física y mi felicidad.

Hoy suelto y entrego al universo, todas las mentiras, engaños, abandonos, infidelidades, desconfianzas, celos, envidias, maltratos, golpes, violencia, faltas de respeto, gritos, ofensas, violaciones y abusos que pudiera yo haber permitido o soportado.

…Aquí, comienzas a redactar todos los detalles que tú sí conoces:

por ejemplo:

– Miguel, te libero y me libero de todas las noches que llegaste borracho.

– Miguel, te libero y me libero de la forma en que me pedías las cosas.

– Miguel, te libero y me libero de tus apuestas de juego, en las que perdías todo nuestro dinero. etc.

Entrego también todos mis errores, creencias, costumbres, hábitos y comportamientos que me llevaron a permitir una relación así. hoy corto para siempre, todo lazo con esta persona, la suelto y la dejo ir.

Hoy comienzo una nueva etapa de amor por mí, porque merezco un amor completo y sincero, porque yo merezco el mejor amor. me libero de todo el maltrato emocional que yo no merezco. para mi bien y el de todos los involucrados.

Hoy agradezco a dios, al espíritu santo y al universo por ayudarme en esta liberación. hoy sé que soy libre y quedo libre para siempre. hecho está.

Gracias, gracias, gracias!

Al finalizar tu carta, preparas un día y un horario especial para leerla y quemarla. Busca un día a solas, en donde nada te interrumpa y puedas hacer una “ceremonia de quema de carta” que impacte a tu subconsciente. Puedes encender, velas o inciensos para acompañarte. Puedes también, quemar una foto de tu ex pareja o pareja actual, o bien fotocopias de las mismas. Mantente consciente, de que no vas a quemarlos a ellos, vas a quemar “lo malo de ellos”, para quedarte sólo con lo bueno. Así que no te asustes de quemar fotos.

Cuando llegue el día y el momento, lees tu carta completa, en voz alta, lentamente, para que tu inconsciente capte todo lo que estás soltando. Una vez que la hayas leído, quemas hoja por hoja, quemas la foto y vas juntando las cenizas para que al finalizar te deshagas de ellas. Puedes enterrarlas, echarlas al aire, echarlas al WC, tirarlas a la basura, eso lo decides tú. Se trata de que te liberes de todas aquellas relaciones que tu inconsciente viene cargando y peor aún, de patrones en las relaciones que repites y repites.

Una vez quemada tu carta, deberás esperar 30 días (Cuarentena), para que tu mente vaya asentando lo vivido, lo sentido, lo soltado. Serán 30 días de cambios de ánimo intensos, días tal vez en que vivas una crisis de sanación (incremento de síntomas físicos, dolores, mareos, náuseas, etc). Algunos días, podrás tener mucho sueño, o no tener nada de sueño, estar alegre, triste, eufórico, emocionado, deprimido, etc. Y todo será perfectamente normal. Para el día 30 o 34, te sentirás increíblemente ligero, con pensamientos y sentimientos más claros. Con paz interior, certeza y conciencia plena de las relaciones tóxicas y parejas que has soltado. Comenzarás a tener más claridad con respecto a lo que mereces en el amor, a lo que realmente valoras de tu pareja, al tipo de pareja que ahora aceptarás, etc.

Importante:

– El período de cuarentena varía de persona a persona, por lo que puede ser que los cambios se noten a los 15, 30, 60 o 90 días. Cada persona lo vive diferente.

– Esta carta se puede hacer todas las veces que sea necesario, por las misma persona, pero NO POR LOS MISMOS MOTIVOS.

Es decir, si ya hiciste una carta de duelo por tu ex novio Miguel o tu esposo Pablo, ya la quemaste, ya hiciste tu cuarentena, y dentro de 6 meses, recuerdas otro detalle negativo de alguno, puedes hacer una nueva carta, pero sólo por ese nuevo hecho recordado, no debes mencionar lo que ya incluiste en tu primera carta.

Fuente: Evolución Consciente.


¡Ya quiero dejar de correr! La experiencia con Eckhart Tolle.

Desde que me levanto hasta que anochece algunas veces más y otras menos, he corrido por estar en algún lugar que no es el presente. Tenemos prisa para casarnos, prisa para divorciarnos, prisa para tener hijos. Prisa para olvidar y prisa para sanar. ¿Hasta cuándo puedo mirar al momento cómo es? Apacible y conectado conmigo.

Alguien con su sola presencia me ayudo a darme cuenta del poder vivir en el presente ¡Y eso da mucha paz!

Estoy sentada nerviosa esperando a que llegue el maestro Eckhart Tolle para iniciar su conferencia. De repente aparece en un escenario sencillo, con paso lento, se sienta y sonríe.

Es conocido comercialmente como el autor espiritual con mayor impacto de los últimos años, con participación en programas de televisión como Oprah Winfrey. Y llega a mi vida por recomendación de su libro “El Poder del Ahora”.

Conforme lo iba escuchando percibí en un momento que mi respiración se hizo más lenta y profunda, pero no solo la mía, la de compañera de silla de adelante pero también la de junto. En algún momento solo nos dedicamos a escuchar las bellas palabras que nos regresaban a vivir este presente.

Volvió a recordarme de que soy prisionera de esta mente que me dice tantas cosas –muchas de ellas no reales- que me llevan a andar estresada, preocupada y sin disfrutar la vida.

Con palabras sabias dijo: “Este momento es como es y no hay que añadirle nada más”.

La mayoría de nosotros creamos el sufrimiento, y no es realmente creado por la situación sino por los pensamientos involuntarios que surgen de nuestra cabeza. Permitimos dominarnos por ellos y no aceptamos el momento presente tal y como es.

Se consciente de tu estado interior, si hay emociones negativas admítelas y ve de donde vienen, así podrás reconocer que no vienen de la situación si no de un juicio que estás haciendo. Nosotros permitimos que las dificultades entren en nuestras vidas para cumplir su objetivo.

Y aquí es donde me detengo a reflexionar. Yo y nadie más permite el sufrimiento, permito la dificultad, permito los problemas. Dejo de culpar a los demás -algo tan sencillo y complejo a la vez- porque finalmente la responsabilidad de cómo tomar las decisiones es solo mía.

La esencia de su mensaje es sencillo: Cuando conectamos con la quietud interna, vamos más allá de nuestras ajetreadas mentes y emociones, para así descubrir grandes profundidades de paz duradera, alegría y serenidad.

Así que hoy te invito a sigamos escuchando nuestra voz interna, para que así cobre más espacios y nos siga conectando a la fuente –donde todos, absolutamente todos estamos unidos-.

Con cariño, Kathi -Daya.

¿Qué puedo hacer para evitar repetir la historia de mi familia?

​Las lealtades invisibles hacen que una persona se mantenga dentro de sus sistema familiar...repitiendo la misma historia generación tras generación. Algunas personas se preguntan ¿cómo solucionar esta situación en su vida? ¿Cómo hacer para no terminar sola como el resto de las mujeres de mi familia?

¿Cómo hacer para no terminar divorciándome? ¿cómo escapar de las enfermedades familiares? ¿Cómo escapar de la historia familiar? ¿Cómo parar la repetición de la historia familiar?

Existe en cada ser humano "la buena conciencia", es la que hace que cada miembro de la familia gane meritos para pertenecer a la familia, perpetuando el rol que se ha ocupado en la familia (abandono, soledad, divorcio,desamor,etc). Esto lo hace una persona por seguir al "amor ciego" ese que en su inocencia infantil cree que para ser buen miembro de familia requiere seguir el mismo destino que sus antecesores.La mayoría de las personas están anclado en este tipo de amor.

Por otra parte se encuentra "la mala conciencia", es aquella que hace que una persona transcienda los límites de su conciencia familiar atreviéndose a hacerlo diferente que los otros y que es producto de un proceso profundo de "individuación", y que en oportunidades requiere un camino de soledad, pero de comunión con una consciencia más grande que es producto del "amor esclarecido".

A continuación te expongo pequeños pasitos que se pueden dar para conectarnos con ese amor esclarecido que nos ayuda a reconocer nuestras propias alas... y emprender el vuelo de nuestro ser...

  • Dejar de estar en contra de tu sistema familiar: cuando críticas o haces juicios de tu familia estás condenándote a repetir su propia historia
  • Acepta a todos tal como son: El asentir te otorga la paz... del amor... cuando aceptas abres la puerta a la transformación
  • Honrar a tus ancestros: Los que vivieron antes que tú... hicieron lo mejor que sabían hacer...DARTE LA VIDA
  • Agradece cada día a todos los miembros de tu sistema: No es necesario que corras hacia a ellos a darles un abrazo...el agradecer sincero surge cuando le das un lugar en tu corazón y los reverencias desde el alma
  • Camina hacia la Vida con humildad: vive con alegría... ríndete en sus manos, acepta tu destino con amor y valentía.

​Escrito por Luz Rodríguez


5 pasos para hacer tus sueños realidad...

​La realización de todos tus sueños comienza con la intención y el deseo. Nuestro destino proviene básicamente del nivel más profundo de deseo y también del nivel más profundo de intención. Los dos están unidos indisolublemente. La Ley espiritual de la intención y el deseo establece cinco pasos para cultivar y lograr tus intenciones con gracia y facilidad.

¿Cuáles son tus sueños y deseos más profundos? ¿Qué es eso que de verdad anhelas? Tal vez estés buscando la oportunidad de viajar o quieres tener un hijo. Quizá tu corazón ansía tener una relación de pareja o la posibilidad de expresar tu creatividad. Tal vez estés soñando con cambiar de carrera y crear más abundancia material en tu vida. O posiblemente sólo desees tomar una larga siesta.

La realización de todos tus sueños comienza con la intención y el deseo. Hace miles de años, los sabios de la India nos explicaron que nuestro destino está moldeado en última instancia por nuestras más profundas intenciones y deseos. Es así como dicta un pasaje del texto védico conocido como los Upanishads: “Tú eres lo que es el profundo deseo que te impulsa. Tal como es tu deseo es tu voluntad. Tal como es tu voluntad son tus actos. Tal como son tus actos es tu destino.”

Nuestro destino proviene básicamente del nivel más profundo de deseo y también del nivel más profundo de intención. Los dos están unidos indisolublemente. Una intención es un impulso dirigido de la conciencia que contiene la semilla de lo que te propones crear. Al igual que las semillas reales, tus intenciones pueden crecer si no te rindes. Sólo cuando liberas tus intenciones en las fértiles profundidades de la conciencia, éstas pueden crecer y florecer. La Ley espiritual de la intención y el deseo establece cinco pasos para cultivar y lograr tus intenciones con gracia y facilidad.

Paso 1: Que tus intenciones y deseos sean claros

Es más probable que tu sueño se haga realidad si primero lo ves con claridad en tu mente.

¿Qué satisfaría tus necesidades en su nivel más profundo? ¿Qué le permitiría a tu alma completar su destino? Desarrolla una clara visión de lo que quieres y sé específico con tus intenciones para que el universo tenga una estructura clara para trabajar. Por otra parte, no quieres quedarte tan atrapado en tu visión que te pierdas la respuesta diferente y más maravillosa que pueda presentarse. Aunque es importante no apegarse a ningún resultado específico, es esencial formular una intención que no sea ambigua.

Es mejor escribir tus intenciones en un lenguaje positivo que en términos de lo que no quieres, porque la parte importante de formular la intención es generar un campo de consciencia que se sienta espiritualmente completo, pleno, y satisfecho. Ese estado organizará naturalmente los medios a través de los cuales se manifestará aquello que necesites. Si estás generando un campo de carencias, preocupación, y miedo, entonces eso es lo que atraerás y manifestarás. Es por eso que si queremos paz nos volvemos paz; si queremos amor, nos volvemos amor en nuestro interior. Si queremos abundancia o salud, nos ponemos en contacto con y nos convertimos en el aspecto atemporal de nosotros que es pleno por naturaleza, al que no le falta nada.

Mientras reflexionas sobre tus sueños, busca claridad en cuanto a lo que eres y lo que en verdad te haría feliz. Deja a un lado ideas externas de éxito, todo aquello que es un símbolo de estatus, dinero, posesiones, y conexiones sociales.

Por cada intención, hazte dos preguntas: 1.) “¿Cómo me ayudará esta intención?” y 2.) “¿Cómo ayudará a todos aquellos con los que entre en contacto?” Si la respuesta a ambas preguntas puede condensarse en felicidad y plenitud verdadera, entonces estás en el camino correcto.

Paso 2: Establécete en un estado de conciencia en calma

La mayoría del tiempo, nuestra mente está atrapada en pensamientos, emociones, y memorias; es fácil caer en la trampa de los miedos y exigencias de nuestro ego. Más allá de este ruidoso diálogo interno hay un estado de conciencia pura al que algunas veces se hace referencia como “el espacio”. Este es el campo de potencialidad pura, que da lugar a todo lo que se manifiesta en nuestro universo físico. Es importante pasar tiempo todos los días aquietando la mente y conectando con la conciencia atemporal y la paz que es nuestra naturaleza esencial.

Una de las formas más poderosas de entrar a este espacio de conciencia expandida es a través de la práctica habitual de la meditación. En la meditación experimentamos nuestro verdadero yo, que es conciencia pura, potencialidad pura, y ser puro. Cuando nos hemos enraizado en la experiencia de la potencialidad pura, nuestras intenciones pueden manifestarse espontáneamente. La meditación nos lleva más allá de la mente del ego hacia el silencio y la quietud de la conciencia pura. Éste es el estado ideal en el que plantamos nuestras semillas de intención.

Paso 3: Libera tus intenciones y deseos

A través de la práctica de la meditación en silencio establecemos un profundo nivel de referencia de la conciencia desde el cual se pueden manifestar las intenciones. Primero nos establecemos en un estado de quietud de conciencia simple, y después poco a poco vamos incorporando nuestra intención, dejando que caiga en el silencio de la conciencia pura. Podemos visualizar nuestra intención, repetirla en silencio para nuestros adentros, o sentirla en nuestro cuerpo, y después la dejamos ir, y así plantamos nuestra semilla de intención en el campo infinito de todas las posibilidades.

Paso 4: Desapégate del resultado

Este paso nos pide que renunciemos a nuestro apego a un resultado específico y vivamos en la sabiduría de la incertidumbre. El apego se basa en el miedo y la inseguridad, en tanto que el desapego se basa en la creer sin reservas en el poder de nuestro verdadero yo. Ten la intención de que todo funcionará como debería hacerlo, y después déjate llevar y permite que las oportunidades y comienzos vengan hacia ti.

La intención es mucho más poderosa cuando viene de un lugar de satisfacción que de una sensación de carencia o necesidad. Manténte centrado y trata de no permitir que las dudas o las críticas de otras personas influyan en ti. Tu yo superior sabe que a pesar de que parezca lo contrario, todo está bien y estará bien, incluso aunque no sepas cuándo ni qué sucederá.

Ten en mente que a veces no es posible dejar ir todo a la vez. Este es un camino de muchos pasos pequeños, un proceso en el que reemplazas reacciones automáticas por mayor conciencia. Sé amable contigo y da un paso a la vez.

Paso 5: Deja que el universo se encargue de los detalles

Tus intenciones centradas ponen en movimiento el infinito poder organizador del universo. Confía en ese infinito poder organizador para ocurra la plena realización de tus deseos. No escuches la voz que dice que tienes que estar a cargo, esa vigilancia obsesiva es la única forma de hacer las cosas. A nivel del espíritu, todo se desarrolla siempre a la perfección. Tal vez no comprendas el panorama general, pero está claro que hay un gran diseño. Estás incluido en ese diseño, y no hay necesidad de luchar ni de tratar de forzar que las situaciones vayan hacia ti.

Al desapegarte, pones fin a la lucha, te liberas del miedo y de la duda y eliminas los obstáculos que ha creado tu ego. El resultado que con tanto afán tratas de forzar puede no ser tan bueno para ti como el que llega naturalmente. Esto no quiere decir que seas pasivo. Sentirás más energía y mayores posibilidades de las que sientes cuando piensas que tienes que lograr todo por ti mismo. Simplemente lleva a cabo las acciones que sabes que debes llevar a cabo mientras te mantienes abierto a las oportunidades, pistas, y sincronicidades que se desarrollan a tu alrededor. Has liberado tus intenciones en el terreno fértil de la potencialidad pura, y florecerán cuando sea el momento correcto.

Por: Deepak Chopra