Historia

El yoga es una disciplina donde se busca lograr el máximo equilibrio entre el cuerpo físico, la mente, la energía vital y la espiritualidad.

El Hatha Yoga no sólo pretende fortalecer el cuerpo sino también armonizar y equilibrar todo el sistema nervioso con una serie de ejercicios en los que interviene la respiración.

Precisar el origen histórico del yoga es muy difícil y existen divergentes opiniones al respecto. Ciertos autores consideran que tiene una antigüedad de más de cinco mil años, es decir, anterior a los “Veda”, los libros más antiguos de la humanidad. Otros, por el contrario, afirman que su origen se encuentra dentro de los “Veda”. De una forma u otra, parece ser evidente que el yoga, entendido como la actitud personal de búsqueda y desarrollo interior, es mucho anterior a dichos textos. Entre otros autores Mircea Eliade (1907-1986) sostiene que dicha disciplina era conocida y practicada en la antigua civilización del Indo que floreció en el 3º y 2º milenio A.C. Las excavaciones arqueológicas realizadas en más de 70 lugares del mar de Arabia y la cordillera del Himalaya así parecen evidenciarlo, debido al descubrimiento de numerosas figuras de personas practicando posturas yógicas.

Maureira (2000) señala que la ciencia del yoga se originó en la India hace miles de años, entre los ascetas, místicos y ermitaños que buscaban en la soledad de los bosques y montañas evolucionar como seres humanos y despertar las potencialidades ocultas de la mente y el cuerpo. Indica que el más antiguo registro del yoga como sistema independiente de conocimiento es el texto “Yoga Sutras” de Patánjali escrito aproximadamente entre los años 700 – 300 A.C.

Patánjali recopiló las principales técnicas y teorías de las diferentes escuelas, comunidades y buscadores ascetas de su época. Este documento, no superado por ningún otro es quizá el manual más importante para cualquier practicante de yoga. Sin embargo, trata muy poco sobre asanas y sobre lo que hoy se conoce como hatha yoga. En su obra se dedicó a definir el concepto de yoga, meditación y a explicar los resultados obtenidos de dichas prácticas. Aproximadamente en el año 700 empezaron a aparecer otros tratados importantes sobre yoga que explicaban, en mayor detalle, los aspectos técnicos referidos a las posturas corporales llamadas “asanas” y las técnicas de respiración llamadas “pranayama”, entre otras encontramos el “Hatha Yoga Pradika” y “Geranta Samitha”. Se trata de descripciones escritas, sin referencias visuales. Debido a esta falta de referencias visuales, cada uno de los grandes maestros de yoga ha desarrollado en base a su libre interpretación, sus propios criterios y su experiencia, la manera en cómo deben realizarse las técnicas y cuál debe ser el resultado final de las mismas. Motivo por el cual han surgido escuelas y métodos con diferentes enfoques.

El yoga en sí mismo es un camino vivencial práctico. El profesor de yoga por lo tanto, no debe ser sólo un teórico del yoga, es esencial que haga y aplique esta disciplina a su vida personal, que lleve una alimentación adecuada y un comportamiento social con cierta armonía.

Se plantea que el Hatha Yoga evolucionó en el siglo XI como forma de preparación de los novicios, proporcionándoles fuerza y equilibrio para poder meditar largos periodos de tiempo (Picozzi, 1998) A parte de las antiguas y profundas conexiones con el pasado, el Hatha yoga está hecho a medida de los occidentales modernos como una forma holística de ejercicio.

Indra Devi (1899 – 2002), una de más respetable maestras modernas, denomina al yoga como la ciencia que da al ser humano el conocimiento de su ser verdadero.

Concepto

La palabra yoga proviene del sanscrito, en su raíz sánscrita “yug” significa unión, integración. Esta unión o integración puede ser entendidita en de dos formas complementarias: una, como integración del ser los planos físico, mental y espiritual. Y, dos, como unión del ser individual con Ser Supremo, Universo o Dios.

El objetivo es lograr el Samadhi, estado de plenitud existencial, conciencia expandida. Trascender la dualidad, vivenciar ser uno con el todo.

El yoga ofrece caminos, métodos, técnicas de purificación y perfeccionamiento, evolución y crecimiento personal. Autoconocimiento. Sendas (caminos) del Yoga:

  • Karma Yoga: sendero de la acción
  • Bhakti Yoga: sendero de la devoción y el amor
  • Gñana Yoga: sendero de la indagación y discernimiento
  • Raja Yoga: sendero de la introspección. Yoga real, yoga mental
  • Hatha Yoga: sendero del equilibrio de las energías internas