HONESTIDAD Y CALIDAD ACADÉMICAS
La formación universitaria suele estar centrada en dos aspectos. De un lado, la preparación profesionalizante del estudiante para el mundo laboral o empresarial y, de otro lado, la formación académica, dentro del ámbito de la docencia y la investigación, en distintos niveles.

Ahora bien, una de las acciones fundamentales que los alumnos deben realizar en su vida profesional, independientemente del ámbito, es la de escribir. Ya sea que presenten reportes (de resultados o de investigación), informes y una gran variedad de documentos escritos o bien, precisen los argumentos que validen el valor de sus ideas y proyectos comerciales; estos escritos, todos, deben ser realizados con la calidad profesional debida. Y al referirnos a la calidad profesional, queremos hacer hincapié en la precisión en la redacción, que demuestre una estructura lógica de la información, una sólida argumentación, el uso adecuado del lenguaje, el manejo pertinente de las fuentes de información y, sobre todo, el respeto a la autoría de estas.


De hecho, la presentación adecuada de la información se rige por reglamentos internacionales que regulan tanto el uso de  ella, como el reconocimiento de la propiedad de las ideas que se toman de otros autores. 

Esto último se logra por medio de una adecuada y precisa forma de citar a los autores y sus textos, la cual está también regulada por las normas de estilo. La herramienta que presentamos aquí, Turnitin, nos permite acceder a todas aquellas partes de nuestros propios documentos que requieren una revisión de originalidad, es decir, aquellas que necesitan ser modificadas para dar el reconocimiento debido de la autoría de las ideas ajenas, utilizadas en nuestros textos. Esperamos que su uso sea uno de los caminos por recorrer con el propósito de mejorar nuestra forma de redactar y nuestra forma de presentar la variedad de documentos que nuestro paso por las aulas universitarias requiere, como lo demanda la vida profesional en sus dos vertientes.