yo

-[PG] Hay un paso de hablar como personaje literario a tratar de hablar como "yo", en primera persona. Ello conlleva arribar a una poesía que, con una cita famosa, podría llamarse "del yo esencial". De ahí el carácter de poesía filosófica que presenta mi producción de los años ochenta: poesía referida al mundo interior, inversamente a lo que hacía antes y después, porque el Fortuny era un nuevo tratamiento de Arde el mar. Del setenta al ochenta se produjo un ahondamiento en la conciencia del yo.

(...)

-[PG] Soy un poeta experimental, incluso cuando hago clasicismo. Y, lo que es más decisivo, que mi vocación es ser varios escritores simultáneos: en verso, en prosa, en distintas tonalidades...

En definitiva, de nuevo y siempre los espejos...

-[PG] Sí, sí; o lo de Pessoa aunque sin heterónimos. Pero ­y esto quizá constituye el núcleo final y lo que da unidad a mi obra­ con un carácter de impersonalidad, como te he dicho siempre. Hay algunas cosas mías muy personales, pero yo soy un poeta anticonfesional. Porque es la mía una voz integrada por muchas voces: un poeta en castellano y en catalán; un prosista que puede ser un ensayista erudito o poemático. Son distintas voces en su diferencia de tono.

Me gustaría que matizaras tu autocalificación de "anticonfesional", porque a primera vista choca con lo que has dicho sobre tu etapa ascética, 1970-1980, y la búsqueda del yo esencial.

-[PG] Pero nunca es autobiografía. Cuando parece serlo, es pura máscara. Yo no estoy dotado para la poesía de experiencia. Puede interesarme como lector, en el caso, por ejemplo, de Jaime Gil; pero no como creador.

¿Habría que hablar, más bien, de reflexiones sobre lo esencial de cada hombre?

-[PG] Exacto, exacto. Lo que ocurre es que a ello yo no puedo llegar más que con el catalán. Por mucho que el castellano sea una lengua muy mía, la lengua con la que aprendía a nombrar las cosas, es la catalana. Y hay cosas a las que sólo con esa lengua básica, primera, se puede llegar.

Víctor García de la Concha, "Entrevista a Pere Gimferrer", Ínsula 44,505 (I/1989): 27