Composición Química del Tabaco

Componentes del humo del tabaco

Prácticamente la totalidad del consumo actual se realiza mediante la inhalación de la combustión de los productos del tabaco. En el extremo del cigarrillo que se está quemando se alcanzan temperaturas próximas a los 1000 ºC, lo que transforma numerosos componentes originales de la planta y genera complejas reacciones químicas que dificultan la identificación completa de todas las sustancias que existen o se generan en el proceso de fumar.

Hasta ahora se han reconocido cerca de 5.000 elementos químicos tanto en la fase gaseosa como en la sólida o de partículas del humo del tabaco. Es bastante diferente la composición de la corriente principal que aspira el fumador y la secundaria que se escapa del cigarrillo al ambiente. Muchas sustancias nocivas presentes en el humo están más concentradas en esta corriente secundaria (monóxido y dióxido de carbono, amoniaco, benceno, benzopireno, anilina, acroleína y otros muchos), lo que incrementa la toxicidad de la atmósfera que genera.

La mayoría de los efectos perniciosos del humo de tabaco, aparte de producir cáncer, se deben a la presencia de monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, amoniaco, ácido cianhídrico y acroleína, entre otras sustancias.


Algunos componentes de la fase de partículas del humo del cigarrillo

Componente

Concentración media por pitillo

Alquitrán

1-40 mg

Nicotina

1-2.5 mg

Fenol

20-150 mg

Catecol

130-280 mg

Pireno

50-200 mg

Benzo (a) pireno

20-40 mg

2.4 Dimetilfenol

49 mg

m- y p-Cresol

20 mg

p-Etilfenol

18 mg

Sigmasterol

53 mg

Fitosteroles (toal)

130 mg

Fuente: Surgeon General, 1979.


Algunos componentes de la fase gaseosa del humo del cigarrillo

Componente

Concentración media por cigarrillo

Dióxido de carbono

20-60 mg

Monóxido de carbono

10-20 mg

Metano

1.3 mg

Acetaldehido

770 mg

Isopreno

582 mg

Acetona

100-600 mg

Cianidina de hidrógeno

240-430 mg

2-Butanona

80-250 mg

Tolueno

108 mg

Acetonitrilo

120 mg

Acroleína

84 mg

Amoniaco

80 mg

Benceno

67 mg

Nitrobenceno

25 mg

Fuente: Surgeon General, 1979

El monóxido de carbono (CO) constituye del 3 al 6% del humo inhalado. Es un gas que, debido a su afinidad con la hemoglobina de la sangre —que transporta el oxígeno a todas las células de nuestro organismo—, desplaza al oxígeno esencial en la respiración y disminuye así la oxigenación celular.

Este hecho puede tener efectos muy relevantes sobre todo para el sistema nervioso, el vascular y el corazón. Los otros tóxicos citados son parcialmente responsables de la constricción bronquial, estimulación de la secreción bronquial, tos, disminución de la capacidad que tienen los pulmones de filtrar y limpiar el aire inhalado y otras alteraciones del aparato respiratorio.

La mayor parte de las sustancias presentes en el humo del tabaco causantes del cáncer se encuentran en la fase de partículas. Por ejemplo, el alquitrán es una mezcla de cientos de elementos químicos, en muchos de los cuales se ha demostrado su capacidad para producir tumores malignos. Se ha comprobado que al menos 20 sustancias químicas componentes del humo del tabaco generan cáncer, si bien faltan muchas por investigar.

La nicotina es la sustancia responsable de la mayor parte de los efectos inmediatos del tabaco sobre el organismo y la que le confiere el carácter de potente droga generadora de dependencia. Sus acciones son muy complejas y variables según las personas. Entre otros efectos, actúa sobre el sistema nervioso central y estimula el centro respiratorio, vasomotor y del vómito; aumenta la frecuencia de los latidos del corazón; incrementa la presión arterial y produce una vasoconstricción de los vasos sanguíneos. Al hacer trabajar más al corazón, acentúa sus necesidades de oxígeno, lo que puede tener repercusiones importantes para el sistema cardiovascular. La nicotina también facilita la adhesión de las plaquetas de la sangre en los vasos sanguíneos, lo que favorece su obstrucción.


Componentes carcinógenos aislados en la fase de partículas del humo del tabaco

Componentes

Por cigarrillo

- Iniciadores

 

Benzo (a) pireno

0.01-0.05

Otros HAP

0.3-0.4

Dibenzo (a,j) acridina

0.003-0.01

Otros Aza Arenes

0.01-0.02

Uretano

0.035

- Carcinógenos

 

Pireno

0.05-0.2

Otro HAP

0.5-0.1

1- Metilindoles

0.8

9- Metilcarbazoles

0.14

4.4- Diclorostilbeno

0.5-1.5

Catecol

200-500

Alkilcatecoles

10-30

- Carcinógenos específicos de órgano

 

N’- Nitrosonornicotina

0.14-3.70

4- (N-Metil-N-nitrosamina)

 

1- (3- piridil)-1- butaceno

0.11-0.42

N’-Nitrosoanatabina

+3

Polonio-210

0.03-0.07-pCi

Componentes del níquel

0-5.8

Componentes del cadmio

0.01-0.07

B-Naftilamina

0.001-0.002

4-Aminobifeni     

0.001-0.002

0-Toluidina                        

0.16

Fuente: Surgeon General, 1979.


Componentes tóxicos más importantes en la fase gaseosa

Componente

Concentración media por cigarrillo

Dimetilnitrosamina

1-200 mg

Etilmetilnitrosamina

0.1-10 mg

Dietilnitrosamina

0-10 mg

Nitrosopirrolidina

2-42 mg

Otras nitrosaminas (4 componentes)

0-20 mg

Hidracina

24-43 mg

Vinil cloridato

1-16 mg

Uretano

10-35 mg

Formaldehido

18-1400 mg

Ácido cianhídrico

30-200 mg

Acroleína

25-140 mg

Acetaldehido

18-1400 mg

Óxidos de nitrógeno (NO)

10-600 mg

Amoniaco

10-150 mg

Piridina

9-93 mg

Monóxido de carbono

2-20 mg

Acrilonitrilo

3.2-15 mg

2-Nitropropano

0.73-1.21 mg

Fuente: Surgeon General, 1979


Cabe mencionar que estos compuestos se analizaron en los años 80, sin embargo, hoy en dia se ha tratado diferente la planta del tabaco, en donde se utiliza aun mas quimicos para esconder el aroma o incluso los insecticidas utilizados para el control de plagas para la planta del tabaco.


Comments