Temporal


temporal0                temporal3 



El hueso temporal es un hueso del cráneo, par, irregular, que comprende tres porciones: escamosa,mastoidea y petrosa (peñasco).

Se sitúa en los laterales del cráneo; se articula con el parietal por arriba, el occipital por detrás, por delante con el esfenoides y pómulo, por dentro y fuera respectivamente, y con la mandíbula, abajo.

Está formado de tres partes:

  • Parte escamosa (Porque tiene forma de escama): es una lámina delgada de gran tamaño que forma la parte anterior y superior de este hueso.
  • Parte Petrosa (peñasco): de forma triangular y que se encuentra entre el occipital y el esfenoides. Esta parte del hueso contiene el oído interno.
  • Parte mastoidea: En esta parte existen unas células mastoideas que se encuentran separadas del encéfalo por una delgada capa de tejido óseo. Esta parte se ubica por debajo y atrás del conducto auditivo externo.

Eminencias

  • Apófisis Cigomático: Se articula con el apófisis temporal del cigomático.
  • Tubérculo articular: Es redondeada, se encuentra unido a la fosa mandibular.
  • Apófisis mastoidea: Es una proyección redondeada que se sitúa detrás del conducto auditivo externo y constituye un punto de inserción de los músculos.
  • Apófisis estiloides: Es el punto de inserción de varios músculos y ligamentos de la lengua y cuello.

Depresiones

  • Conducto carótido: Pasa la arteria carótida interna.
  • Foramen yugular: Agujero por el que pasa la vena yugular.
  • Fosa mandibular: Se encuentra entre la parte escamosa y petrosa.
  • Conducto auditivo externo: Se comunica con el oído medio.
  • Conducto auditivo interno: lo atraviesan varios nervios.
  • Agujero mastoideo: lo atraviesa una vena emisaria

Función

Proteger el encéfalo y los órganos de la audición

 

ANATOMÍA DE LOS HUESOS  TEMPORALES

Los temporales son dos huesos que se sitúan cada uno a cada lado del cráneo y en la parte baja.

Los temporales tienen su importancia ya que contienen los órganos de la audición, los órganos del equilibrio y las superficies articulares mandibulares.

Los temporales se componen de tres porciones cada uno:

  • Escama del temporal, una porción plana y fina de los huesos temporales que forma la parte antero superior de la sien.
  • Mastoidea, es la porción gruesa posterior cónica.
  • Petrosa, es una porción triangular y se localiza en la base del cráneo y alberga al oído interno y medio.

PORCIÓN ESCAMOSA

Tiene aspecto escamoso y forma casi ángulo recto con la porción petrosa. Su superficie es lisa en la parte externa y un poco convexa en la pared interior. Es la zona con contacto con el parietal y el esfenoides.

Al lado del punto o sutura pterión.

Esta formada por:

  • La apófisis zigomática, que se articula con la apófisis temporal del hueso zigomático. Contiene tres raíces: la anterior para el tubérculo articular. Medial para la apófisis posterior glenoidea. Y la posterior que forma la cresta supramastoidea.
  • Un surco en su superficie exterior para la arteria media del temporal.
  • La fosa mandibular. Es una cavidad llamada también glenoidea que se encuentra entre las porciones escamosa y petrosa. Por delante de la fosa mandibular se encuentra el tubérculo articular, una prominencia redondeada.

En su superficie cerebral contiene unos surcos cerebrales para las arterias.

Los bordes de la escama del temporal son biselados.

 

PORCIÓN MASTOIDEA

Se encuentra detrás y por debajo del conducto auditivo o meato auditivo externo.

El mastoides contiene tres bordes o límites: el superior, el anterior y el posterior.

El borde superior corresponde a la línea temporal y su sutura prieto-mastoidea.

El límite anterior está formado por el meato auditivo externo y la fisura tímpano-mastoidea.

El límite posterior coincide con la sutura occipito-mastoidea.

Aquí tenemos la apófisis mastoides que es una proyección redondeada del hueso temporal, situado justo detrás del conducto auditivo externo y sirve como inserción de varios músculos del cuello. Detrás de esta apófisis tenemos el agujero mastoideo. Aquí también tenemos el surco occipital, para la arteria occipital, también tenemos la escotadura mastoidea para el músculo di gástrico. También tenemos la apófisis estiloides que se proyecta hacia abajo a partir de la superficie inferior del hueso temporal y aquí se insertan ligamentos y músculos del cuello y de la lengua.

El meato auditivo externo es el agujero o canal que conduce hacia el oído medio. El meato auditivo interno se encuentra por encima del agujero yugular.

La porción mastoidea comprende:

  • La apófisis mastoidea, inclinada hacia abajo y proyectada hacia delante.
  • La fosita digástrica, o escotadura mastoidea.
  • El surco occipital.
  • El agujero mastoideo y así la vena puede dirigirse hacia el surco sigmoideo.
  • Las celdillas mastoideas y el antro mastoideo.
  • Bordes o lados. Tenemos dos bordes de especial importante para su estudio. El superior o parietal, con rugosidades para el parietal. El posterior u occipital, convexo y ligeramente biselado internamente para el occipucio.

 

PORCIÓN PETROSA

Se encuentra ya casi en el suelo de la cavidad craneal. Esta porción es triangular y se localiza entre el hueso occipital y el esfenoides. Alberga a los órganos que interviene en la audición y en el equilibrio. También contiene el conducto carro ideo, y detrás de éste y delante del occipital se encuentra el agujero yugular.

La porción petrosa tiene la apariencia de una pirámide con una base, tres lados, tres bordes y un ápice. La base de la porción petrosa tiene la finalidad de formar la porción mastoidea, sirve de pared medial de la cavidad el oído medio y proporciona salida al conducto de Eustaquio. El ápice de esta pirámide incluye el canal carotideo y el agujero rasgado anterior.

Las superficies o lados del petroso son: posterior, anterior e inferior.

  • Superficie posterior: forma la bóveda de la fosa craneal en forma triangular, con el acueducto del vestíbulo y el orificio acústico interno, dentro del meato.
  • Superficie anterior, presenta la fosa craneal media y contiene: dos surcos que empiezan en los agujeros, uno de ellos es el hiato de Falopio. Sigilación trigeminal.
  • Superficie inferior. Contiene la fosa yugular, el canal de carótida, implantación para el músculo tensor del tímpano y fascias faríngeas, apófisis estiloides, agujero estilomastoideo y la superficie yugular  para la articulación de la apófisis yugular del occipucio.

Los bordes de la porción petrosa son:

  • el superior con cuatro partes: surco para el seno petroso superior, implantación para la tienda del cerebelo, hendidura semilunar para el nervio trigémino o V par e inserción para el ligamento petroesfenoideo, para el revestimiento del VI par y seno petroso inferior.
  • Borde posterior. Completa el agujero rasgado posterior a través de la hendidura yugular y completa la hendidura del seno petroso inferior.
  • Borde exterior. Esta fusionado lateralmente por la porción escamosa y se articula  medialmente con el borde posterior del ala mayor.

 

 

LOS TEMPORALES ARTICULAN CON

Aquí tenemos las siguientes cinco articulaciones:

  • Con el occipital, a través de la sutura occipitomastoidea, sutura petrobasilar, y vía apófisis yugular.
  • Con el parietal, a trabes de los pliegues del borde mastoideo, con el ángulo inferoposterior, vía por el bisel interno del escamoso.
  • Con el esfenoides, en el margen lateral o dorso de la silla turca., con el borde posterior del ala mayor en la zona petrosa. El ala mayor se articula con la zona escamosa en su zona externa y el ala mayor se articula con el bisel interno del borde escamoso.
  • Con el zigomático. La apófisis zigomática del temporal se articula con la apófisis temporal del zigomático en el arco zigomático.
  • Con la mandíbula, a trabes de la fosa mandibular del temporal o cavidad glenopidea. Aquí es donde la mandíbula se articula y moviliza ampliamente todo el maxilar.

 

YouTube Video

Comments