Historia

La Fanfarre Turutarra comenzó a dar sus primeros pasos en 1.980, en torno a una cuadrilla de amigos del barrio de Zorroza de Bilbao, pero no es hasta 1.982 cuando empieza a funcionar oficialmente.

           
                                          
      
Como casi todos los grandes proyectos, la fanfarre empezó su aventura muy poco a poco, sin ser conscientes de lo que iba a acabar siendo aquella idea. Nuevos componentes se fueron uniendo hasta crear un grupo muy amplio que fue dando pasos por toda la geografía vasca y fuera de ella.

La fanfarre se dio cuenta de su potencial cuando empezó, en 1.990, a participar con éxito en festivales internacionales.  Hemos venido representando a Euskadi en muchos de ellos, realizando giras por el extranjero, participando y animando algunos de los festivales más importantes de Europa, los carnavales de Niza...

Todo ello, sin haber olvidado nunca las fiestas de los diferentes pueblos y barrios de la geografía vasca, las de nuestras capitales y, por supuesto, las de nuestra casa, las fiestas de Zorroza.

                  



Nadie hubiera pensado por aquel entonces que aquel puñado de locos que tuvieron la feliz idea de hacerse con un montón de instrumentos inusuales, prácticamente sin nociones musicales, estaban gestando una agrupación que iba a durar tantos años y con tantos éxitos.

La historia no ha sido fácil, y dificultades no han faltado. Ha sido el mérito de varias generaciones de músicos, desde la plantilla original hasta la actual, el que ha permitido que la Fanfarre Turutarra llegara hasta donde nos encontramos hoy día y haber pasado por todos esos pequeños grandes momentos de gloria que todos los componentes guardan en sus retinas para siempre.


En todos estos años ha pasado absolutamente de todo, risas, enfados, peregrinaje de componentes, entradas y salidas, pero sobre todo ha sido el resurgir para orgullo de algunos, de la música en nuestro barrio a ritmo de jotas, pasacalles canciones populares, swing, sambas, pasodobles...