Home

"¿Qué hubiesen deseado saber los misioneros antes de haber ido por primera vez al campo?"



Sochiapam, Mèxico


Artìculo traducido por Aziel Figueroa del sitio web: Ask a Missionary

Link al artículo original en inglés: "What do missionaries wish they had known before they first went?"





"Me hubiera gustado haber sabido lo difícil que son las misiones en verdad". Respuesta de Tim, quien ha servido durante veinticinco años con Traductores Bíblicos Wycliffe en Camerún y Estados Unidos.

Habría recibido más capacitación transcultural, especialmente centrado en la cultura a la que iba. Me hubiera tomado más tiempo en el aprendizaje de idiomas. Pero más que nada, necesitaba tener expectativas realistas. Trabajar en un campo extranjero es igual a estar en una guerra. Lo sé. He luchado en ambos y las similitudes son sorprendentes. No hay nada esplendoroso en la guerra. Puede parecer emocionante en la televisión o en las películas, pero en las trincheras es en realidad un montón de trabajo duro. Y el enemigo tiene emboscadas por todas partes. A menudo no puede distinguir entre el enemigo y los amigos. Además sus amigos se lesionan y mueren. Eso duele.

La cultura no va a tener una pizca de sentido y a veces usted incluso va resentir a la gente, o pensará que la forma cómo hacen las cosas es ridícula. Pero usted aprenderá cómo vivir allí. Aprenderá nuevas formas culturales. Comenzará a ver como esas formas si tienen sentido en su nueva cultura. Y en el proceso de aprendizaje, crecerá en su amor hacia la gente. ¡Así que aprenda a reírse de usted mismo!

¡No se rinda! Cuando vaya, determine que usted va para quedarse. Así fue como Dios quiso que sea el matrimonio. No siempre va a ser fácil, ¡pero haga que funcione! No espere que la otra persona cambie. Cambie a medida que usted lo necesite. Probablemente no hay mejor ambiente para promover el cambio en nosotros que trabajar en otra cultura.


"Desearía haber tenido expectativas más realistas." Respuesta de Mike, quien sirvió diez años en África Occidental y África del Norte en un equipo de traducción de la Biblia con WEC Internacional.

Muchas chicas y mujeres jóvenes tienen ideas poco realistas sobre la felicidad romántica del matrimonio, sin detenerse a ver los problemas y esfuerzos que a diario se necesitan para que hacer que el matrimonio funcione. Las misiones no son diferentes. En la mayoría de las presentaciones misioneras, sólo oímos acerca de las victorias y las grandes cosas que el Señor está haciendo.

Creo que eso pasa por dos razones. En primer lugar, los misioneros están tratando de reclutar a más personas para el trabajo, por lo que hacen especial hincapié en el lado positivo. En segundo lugar, la mayoría de la gente, y quizás especialmente los misioneros, no quieren ser vulnerables y revelar que tienen problemas. Tampoco ayuda el hecho de que la gente de la iglesia quieren poner a los misioneros en un pedestal de superespiritualidad por estar dispuestos a sacrificarse y vivir en condiciones muy duras. Así pues, es importante hablar con los misioneros uno a uno para escuchar sus luchas, así como sus victorias.

Otra creencia errónea común es que los perdidos están pidiendo a gritos que alguien les hable del evangelio. Puede haber raras excepciones (por ejemplo, una tribu en Papúa Nueva Guinea construyó una iglesia en anticipación a la llegada de los misioneros que vendrían a darles la Buena Noticia), pero en general, los perdidos están ciegos al igual que los Judíos. Ellos no están buscando a Dios y viven engañados en la oscuridad de su condición de ceguera. Vamos a encontrar más comúnmente indiferencia al mensaje, y aún peor, vamos a experimentar franca oposición.

Los misioneros que piensan que van al extranjero para hacer una gran obra para Jesús me causan risa. Nosotros sólo participamos en la obra que Dios ya está haciendo. Por supuesto, todos nuestros amigos en casa nos dirán que estamos haciendo algo grande y maravilloso. Entonces Wham! ... una vez fuera, nos encontramos cara a cara con todas nuestras insuficiencias y debilidades. Nos damos cuenta de lo mucho que de hecho vamos a tener que depender de Dios para poder lograr algo. Muchos misioneros, cuando se enfrentan a la realidad de vivir en una cultura extranjera y el tiempo que será necesario para influir en las personas, simplemente se desalientan, dan la vuelta y regresan a casa. Sólo cuando nos damos cuenta de nuestra total dependencia en Dios, esperamos en él y trabajamos con él, es que finalmente vemos algunos hermosos frutos.


"Me hubiera gustado haber sabido más sobre mí mismo y ser paciente." Respuesta de Betania, quien está sirviendo en el Medio Oriente con las Asambleas de Dios.

Las siguientes son algunas cosas que nadie me dijo, pero que yo si te digo:

El aburrimiento es real. Había oído eso antes de salir de mi país de origen. Pero ahora tengo largos períodos de inactividad que solía ocupar tan fácilmente en casa. Los primeros dos meses en un nuevo lugar son los más difíciles, ya que usted está estableciendo nuevas amistades y un nuevo modelo de vida.

Conocerse a sí mismo es muy importante. Me han exigido al máximo y tanto, especialmente durante los primeros meses de mi tiempo de servicio. Si usted tiene algún problema personal oculto, Dios lo traerá a la luz. Esté dispuesto a tratar con esas cosas a medida que surgen; no los ponga a una lado. Dios necesita romperle para poder usarle.

Sea enseñable y un aprendiz de por vida. Es fácil depender sólo de su capacidad para resolver las cosas una vez que ha llegado al campo, ya que el conocimiento de primera mano puede parecer más confiable que las teorías y conocimientos de los libros. No es cierto. Conozca antes de ir.

Se necesita tiempo para la adaptarse a la estructura. En casa, tenía un montón de energía para llenar mi día de actividades desde bien temprano en la mañana hasta muy tarde por la noche. Pero en el extranjero, me canso muy rápido. Dese cuenta de que usted está atravesando un proceso de exigencia física, emocional y espiritual, y que enfrentar una nueva cultura, idioma y situaciones de la vida diaria lo cansan. Está bien reducir la velocidad. Ser misionero no se trata de ser un súperhumano y cumplir una larga lista de cosas cada día. Algunos días todo lo que usted logrará será un viaje a la tienda de comestibles o una oficina del gobierno. Es una cuestión de confianza, obediencia y de escuchar la voz del Maestro.


"Ojalá me hubiera dado cuenta de la importancia de la formación previa al campo." Respuesta de Jennifer, sirviendo en Mali.


Me fui al campo con un título universitario en Biblia en mi haber. Más allá de una clase introductoria, no había tomado ningún curso de misiones. Salí felizmente ignorante y no sabía lo que no lo sabía!

Habían oportunidades de capacitación previas al campo en aquel entonces, ¡pero hay muchas más ahora, y cada aspirantes a misionero debe aprovecharlas! Diez años después de haber estado en el campo tuve la oportunidad de tomar un curso de este tipo y aún así aprendí mucho!

Las agencias misioneras y sus candidatos defienden de manera hipócrita la importancia de la orientación previa al campo, pero pocos asignan tiempo para ello. A menudo es la última cosa que un nuevo misionero hace una vez que reúne todo su apoyo y antes de que se precipite a salir al campo. Están tan obsesionados con el embalaje y diciendo adiós que no siempre lo aprecian.


POR FAVOR, haga de esto una prioridad !!!


"Me hubiera gustado haber sabido sobre el aprendizaje de idiomas y las relaciones misioneras." Respuesta de Mike en el África occidental, quien está sirviendo en traducción de la Biblia con WEC Internacional.


La mayoría de los adultos no saben cómo manejar la humillación de aprender un nuevo idioma, que las personas los miren con ojos confundidos, que pura y simplemente se rían de ellos, o que alguien se enoje porque están en su país y no pueden hablar el idioma. Mucha gente en mi escuela de idiomas sufrió pérdida de identidad y luchó con sentimientos de inferioridad. Eran personas bien educadas que habían tenido éxito en sus ocupaciones en sus países. Ahora estaban aprendiendo un nuevo idioma a tiempo completo y no podían entender por qué les resultaba tan difícil. Ser inteligente no garantiza que el aprendizaje de un idioma será fácil.

Nunca asuma que usted y sus colegas van a ser una gran familia feliz. Por lo general no se puede elegir con quién vas a trabajar, y nadie congenia con todo el mundo. Así que usted puede encontrar que sus colegas tienen diferentes intereses y antecedentes con los que usted no se puede relacionar tan bien. Usted puede encontrar que sus colegas hacen cosas que para usted son muy irritantes, o que tienen grandes problemas con la ira, las críticas, el chisme, etc. Las buenas relaciones requieren de mucho tiempo y esfuerzo, pero son importantes.


"Me gustaría haber aprendido sobre la guerra espiritual." Respuesta de Tim, quien ha servido veinticinco años con Traductores Bíblicos Wycliffe en Camerún y Estados Unidos.




Me hubiera gustado haber sabido más acerca de mi relación con Dios y de la guerra espiritual. "Victoria sobre la oscuridad", escrito por Neil T. Anderson, es un libro que todo cristiano debe leer. Este libro nos ayuda a comprender y reconocer la guerra espiritual. Dondequiera que estamos viviendo en este momento, estamos en medio de una batalla. Tenemos que entender la naturaleza de esa batalla para que podamos vencer a nuestro enemigo. Cuando entramos en otra cultura, donde Satanás ha construido bastiones durante siglos y donde las formas culturales varían, la batalla se ve diferente. Sin embargo, nuestra victoria sobre los poderes de las tinieblas se encuentran en Cristo.

(Nota del Editor: Además del libro de Neil T. Anderson, consulta "Guerra Espiritual para cada cristiano", escrito por Dean Sherman).


"Ojalá hubiera sabido lo difícil que son en realidad los frutos a largo plazo". Respuesta de John McVay, quien escribió esto después de cumplir un año en Europa Occidental.


En un viaje de corto plazo, es posible que usted vaya a un área receptiva y sensible, donde vea numerosas decisiones por Cristo. Pero entre los grupos étnicos menos sensibles, los misioneros a menudo luchan con la infertilidad espiritual. Tal vez aquellos que hagan una decisión luego escojan no seguir adelante. En un período de servicio de corto plazo, usted vio a la gente orando para ser salvos y luego se montó de regreso en el avión. Pero como misionero a largo plazo, usted puede descubrir que este "converso" ya ni siquiera quiere verte.

 Si quiere ver gente salva, tiene que pasar tiempo con los no cristianos. Nos asombró la cantidad de tiempo que pasamos en comunión con otros misioneros, con gente en la iglesia, con otros pastores nacionales y amigos que nos visitaron. Luego nos empezamos a preguntar: "¿Cuándo fue la última vez que vimos a un no cristiano?" Entonces Dios nos llevó a hacer contacto con un pre-cristiano cada día. Comenzamos a invitar familias a cenar una vez a la semana. Aunque pocos de ellos vendrían a una reunión de la iglesia, ¡nadie rechazó una invitación a cenar!

 Misiones es a veces un desafío enorme. En nuestros días más oscuros me gustaba leer Hebreos 11 en voz alta dos veces al día y orar pidiendo fe para seguir adelante. Un día seguí leyendo el siguiente capítulo y me encontré con Hebreos 12:11, que dice: "ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza". Me pregunté si el Señor me estaba disciplinando. ¿Estaba siendo desobediente? Luego leí Hebreos 12: 7 "
Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?". Entonces lo vi. La dificultad es algo que Dios trajo a mi vida. Luego volví a leer el versículo 11 y cambié la palabra disciplina por dificultad. "Ninguna dificultad al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados". Al igual que un buen matrimonio, el trabajo misionero efectivo requiere mucho trabajo. Pero vale la pena cada pedacito de ese trabajo.


"Me hubiera gustado saber cómo los creyentes nacionales ven la situación económica de los misioneros." Respuesta de Mike en el África occidental, quien sirve como traductor de la Biblia con WEC Internacional.


Mi nivel de vida es drásticamente menor en un país en desarrollo. Pero no importa en qué nivel uno viva, el hecho es que siempre seremos considerado rico a los ojos de los nacionales. Y de hecho, somos ricos. Unos 2,000 dólares equivalen a un millón en nuestra moneda local, por lo que casi todos los misioneros son "millonarios" aquí. E incluso si usted encuentra difícil vivir con el apoyo económico que le envían desde su país, piense que aún así usted tuvo suficiente dinero para pagar un boleto de avión que lo trajo hasta aquí, mientras que una persona nacional nunca podría pagar un boleto de avión para visitar otro país.

 Además, uno se encuentra con la idea de que es deber de los que tienen más dinero, distribuirlo para ayudar a los demás. Así que los ciudadanos nacionales nunca verán a alguien que tiene más dinero que ellos, que vive en un nivel más alto que ellos y que conduce un auto, como alguien que está haciendo un sacrificio. No espere que lo feliciten o le agradezcan por los sacrificios que usted hizo para llegar allí. Los estadounidenses en particular (y hablo como uno) parecen tener la idea de que hay que afirmarles constantemente. Será mejor que supere todo eso antes de ir al extranjero.

Otra falacia es pensar que los nacionales deben aplaudirle porque usted tiene "sacrificó todo" para llevarles las Buenas Nuevas de Jesús. La realidad es que probablemente ¡no les importe un comino! Muchos misioneros van con la idea de que deben ser "apreciados" por los nacionales debido a los sacrificios que han hecho. ¡Y claro, no podemos servir a Dios si no nos aplauden! Ora para que aprendas humildad ahora, antes de salir y ser humillado en el extranjero. Por supuesto, dependiendo de su puesto de trabajo (médico, enfermera, experto en pozos de agua), puede que sea mejor recibido que un evangelista. O si viene a ejecutar un trabajo específico para la iglesia, los hermanos en la fe estarán más agradecidos que los no cristianos. Pero le garantizo, llegará un momento en que usted sentirá que no está siendo "apreciado" (ya sea por la iglesia, los paganos, o incluso sus propios compañeros).


"Me hubiera gustado saber cómo hacer frente a los conflictos." Respuesta de Paul, quien sirvió en Uganda y Ruanda durante dos años.


Cuando deseas obtener un trabajo por lo general usted se equipa con lo mejor que tiene para mostrarlo a su futuro empleador; es como cuando vamos a una primera cita, se oculta todo lo malo y acentuamos lo positivo. Por desgracia, he descubierto después de dos intentos fallidos de trabajo con agencias misioneras, que esa no es la mejor manera de "casarse" con una organización de envío.

 Me enamoré demasiado rápido, acentué mis y sus puntos positivos, y no les hice la pregunta fundamental: "¿Cómo resuelven un problema?". Si se descuida y no hace esto, usted podría quedar gravemente herido.

Cuando usted conoce cómo un cónyuge, jefe, amigo, compañero de trabajo, pastor o agencia misionera resuelve un conflicto, sabrá cuáles son sus posibilidades reales de tener una relación a largo plazo con ellos. Los cristianos que recurren a amenazas, chismes, calumnias, demandas legales, la ley del silencio, la intimidación, etc. no te dicen por adelantado que así es cómo encaran los conflictos. Tienes que conocerlos bien antes de comprometerte en una relación a largo plazo. Así que averigua cómo se pelean antes de firmar con ellos.

 El ministerio de Ken Sande tiene abundante información sobre cómo lidiar con
los conflictos de manera bíblica. Reforme sus propios métodos de resolución de conflictos primero y a continuación, busque otros pacificadores con quien pueda trabajar.



"Ojalá hubiera sabido que seríamos casi olvidados por aquellos que habían sido más cercanos a nosotros." Respuesta de Sharon, quien ha servido como misionera independiente en Tailandia desde hace cuatro años.


Ojalá hubiera sabido que íbamos a ser "accidentalmente" olvidados por nuestros amigos y familiares más cercanos. No es que nos olviden a propósito sino que sus horarios se ocupan con las responsabilidades de sus familias, trabajos, actividades, y la vida en general. Las primeras semanas o meses, los correos electrónicos, llamadas de Skype, y las cartas vienen con frecuencia y son tan alentadoras y edificantes. Pero a medida que los meses se convierten en años, llegan con cada vez menos frecuencia. Con el tiempo, algunos dejan de escribir por completo.

Usted debe saber, antes de salir al extranjero, que ellos seguirán con sus vidas. Algunos de los que usted menos piensa, van a olvidarle "accidentalmente". No se lo tome a modo personal. Trate de mantener las líneas de comunicación abiertas.

También se dará cuenta que su sistema de valores cambiará dramáticamente. A medida que experimente la verdadera pobreza y el sufrimiento de otros, le resultará difícil escuchar a sus amigos en casa hablando de la vida tan materialistamente. Trate de no juzgarlos. Ellos no han visto lo que sus ojos y su corazón han visto. Es probable que algunas personas con las que solía tener mucho en común, de repente ya no resultarán tan encantadoras para usted a medida que su sistema de valores cambie.


"Ojalá hubiera sabido estas siete cosas." Respuesta de Alexandra, quien ha servido con Misión Mundial BMS en Italia desde hace ocho años.


Cuando salí del entrenamiento misionero hace ocho años, estaba muy entusiasmada espiritualmente: lista para cualquier cosa. Pensé que podría salvar al mundo. Si Dios estaba de mi lado, ¿cómo podría perder?.

No podía esperar a llegar a nuestro primer destino en Sicilia. No necesitaba formación lingüística (o eso creía yo) porque ya había aprendido italiano bastante bien al vivir y trabajar en el norte de Italia durante varios años (12 en total). Sin embargo, aquí hay algunas cosas que me gustaría haber sabido antes de haber salido del Reino Unido:

1. Un país puede ser diverso. Una vez en Italia, supe que el italiano estándar no se habla en ninguna parte excepto en la televisión y la radio. Cada región tiene su propio dialecto, que puede incluso constituir otro idioma, como es el caso del siciliano. Italia también es culturalmente diversa, con una gran brecha social entre los ricos, en el norte industrializado (con influencia histórica de Austria / Hungría y Francia), y los pobres del a menudo corrupto sur (con influencia histórica de la cultura árabe). Sicilia fue ocupada por los árabes durante 200 años y esto se refleja no sólo en su cultura y su lengua, sino también en su cocina. Aprenda toda la información que pueda sobre la región en la cual se dirige.

2. Al llegar en un campo misionero, usted está entrando a una batalla espiritual feroz. No puedo enfatizar esto lo suficiente. ¡Tienes que ser cubierto en oración. Se necesita gente en sus iglesias de envío que ore por usted todos los días.

3. Los extranjeros no siempre son bienvenidos. De hecho, a veces su presencia causará molestia, especialmente en los líderes de la iglesia que han visto como pastores vienen y van, pero que saben que el verdadero poder de la iglesia se encuentra entre ellos. Usted necesita ganar a esta gente y colocarla de su lado o de lo contrario, y odio decirlo, deshacerse de ellos. Si no lo hace puede destruir su misión.

4. Ser humilde. ¿Sabe qué? Su forma de hacer las cosas puede no ser la única forma o la mejor manera. Lo que funcionó muy bien en su país, en casa, puede desplomarse como un globo de plomo en el nuevo contexto de la misión. Aprenda cómo "ellos" (los nacionales) hacen las cosas y vea cómo puede ayudarles. Usted está ahí para servir. La mejor manera de hacerlo es entender realmente a su gente, su cultura y su cosmovisión.

5. El otro lado del número 4 es que también es un error volverse "demasiado nativo." No pierdas de vista quién eres y por qué te enviaron en el primer lugar. Siempre serás un extranjero en los ojos de la gente que has venido a servir, porque lo eres. Acepta eso y no trates tanto en ser como uno de ellos.

6. Necesita aceptar que no siempre podrá "arreglar" a las personas o a las iglesias. Así que, no tenga miedo de admitir que tiene dificultades y pida ayuda. Muy a menudo, especialmente cuando volvemos a casa, todo el mundo quiere oír hablar de nuestros éxitos, nuestros triunfos y victorias. La presión está en ser optimista y positivo todo el tiempo, incluso si eso no se parece mucho a la realidad.

7. Por último, ¡extrañará su casa! Extrañará a su familia y la forma como se hacen las cosas en casa... de una manera que jamás pensó sería posible.

"¡Qué emocionante!" Respuesta de Scott desde el Perú, quien ha servido con iProjects en Cuba y Perú, durante 5 años. Aclaratoria: La siguiente respuesta no ha sido revisada o editada.


Hubiera querido saber lo emocionante, gratificante, desafiante e increíble que iba a ser. Con 51 años de edad, dos hijos adolescentes y uno de 6 años, tomar la decisión de vender todo en casa para mudarnos a Perú no fue algo fácil ni con pocas luchas. El Señor llamó, nosotros obedecimos y Él nos mostró que todo esto era posible. Si usted está considerando servir en misiones te digo que VAYAS y que lo hagas rápido, no pierdas ni un minuto más. ¡La mies es mucha y los obreros son pocos! Él nos precede y establece nuestro camino. ¡Se obediente y sigue !