Marco lingüístico
 
 
El SICELE cuenta con un Marco lingüístico, desarrollado por el Consejo Académico, y aprobado por el Consejo Ejecutivo y por la Asamblea General, que suscribe la totalidad de los miembros de la red.
 
Se trata de una declaración de principios e intenciones en relación con el modo en el que, desde el SICELE, se concibe la lengua española, su difusión en el mundo y el tratamiento de las variedades lingüísticas del español en las actividades de enseñanza y evaluación.
 
Los valores que se declaran a través del Marco lingüístico resultan determinantes tanto para las actividades que se desarrollan en el ámbito del SICELE como para los productos y los servicios que ofrecen las instituciones miembros:
 
  • La lengua española se concibe en el marco del SICELE como el conjunto de todas sus variedades en igualdad de condiciones y sin consideraciones de jerarquía lingüística.

  • El español se considera en el marco del SICELE como un patrimonio común que favorece la comunicación, la cooperación y el intercambio de valores.

  • El SICELE parte de que las comunidades de habla hispana se han enriquecido con las aportaciones de otras comunidades lingüísticas y culturales, y de que esta fuente de riqueza constituye, a su vez, un motivo de vínculo o refuerzo de vínculos ya existentes con los miembros de otras comunidades lingüísticas y culturales.

  • El patrimonio lingüístico común constituye un vehículo para el intercambio y la divulgación de conocimientos, tecnología y hallazgos entre las comunidades científicas o profesionales, y para la creación o el afianzamiento de relaciones comerciales, políticas y diplomáticas.

  • La memoria histórica compartida por los países y comunidades hispanohablantes es fuente de enriquecimiento mutuo y constituye un valor susceptible de preservación, digno de ser difundido, como tal, a otras comunidades lingüísticas y culturales.

  • La lengua española, patrimonio común de los miembros del SICELE, alberga el valor de su unidad y diversidad como signo de su extraordinaria riqueza.

  • El SICELE se ocupa de que los productos o servicios relacionados con la lengua española, ofrecidos por las instituciones miembros, estén avalados por una política de gestión de la calidad a la altura de la exigencia de los estándares que imperan en otras instituciones de alcance internacional. Los usuarios y receptores de estos productos o servicios lingüísticos y culturales encontrarán la posibilidad de reconocimiento compatibilidad y homologación en el contexto internacional actual.

  • En el marco del SICELE, se utilizará de manera general la denominación de lengua española o español.

  • La lengua española es una lengua de cultura de primer orden, vehículo de importantísimas aportaciones al mundo de la cultura y del pensamiento, objeto de difusión y preservación por parte de las instituciones que forman parte del SICELE, desde una política de calidad.

  • El SICELE aspira a que los miembros de otras comunidades lingüísticas y culturales accedan al conocimiento del patrimonio lingüístico y cultural de los países de habla hispana, en toda su riqueza. En el marco del SICELE, los receptores de servicios y productos de las instituciones miembros encontrarán opciones que den respuesta a sus necesidades de comunicación, aprendizaje, formación, reconocimiento o certificación.
 
El Marco lingüístico determina también el uso de la lengua española en los productos y servicios relacionados con el SICELE respecto a lo siguiente:
 
  • la documentación del SICELE debe expresarse en un español cuidado que utilice los términos mas generales, frecuentes y aceptados por la comunidad SICELE, que facilite la comunicación entre todos sus miembros;

  • las instrucciones de los exámenes SICELE pueden estar redactadas acorde con las formas generales aceptadas por la comunidad lingüística correspondiente;

  • para la evaluación de la producción oral y escrita se aceptarán las variedades de la formación en lengua española del candidato.