La calidad en la certificación lingüística
 
1. Enfoque hacia los resultados y hacia la satisfacción del usuario
 
Un sistema de certificación de la competencia lingüística se justifica por la obtención de resultados en los exámenes justos, equitativos, precisos y fiables, cuya interpretación resulte válida para el propósito con el que los realizan los candidatos (ejercicio profesional, promoción laboral o académica, obtención de permisos de residencia o ciudadanía, etc.).
 
La consecución de este tipo de resultados implica la puesta en marcha y el funcionamiento de un complejo dispositivo en el que se ven involucrados numerosos procesos y grupos de interés: usuarios externos (candidatos, empleadores, autoridades educativas o civiles, etc.) e internos (responsables de la administración de exámenes, redactores y editores de pruebas, examinadores, formadores, validadores, etc.).
 
Los objetivos de las instituciones en relación con la calidad de un sistema de certificación de la competencia lingüística deben orientarse a la plena satisfacción de las expectativas de cada uno de los mencionados usuarios.