La calidad en la certificación lingüística
 
6. Aprendizaje, innovación y mejora continua

 

La implantación de sistemas de gestión integral de calidad en los dispositivos de certificación de la competencia lingüística persigue, de forma permanente, a través del diagnóstico inicial y la mejora continua, la satisfacción plena de todas las partes interesadas, en lo referente a:

 

  • La producción de exámenes, basados en constructos teóricos bien definidos, y adecuados a las poblaciones candidatas, que se compongan de ítems de alta calidad psicométrica; la obtención de resultados precisos, estables y consistentes, que se puedan interpretar en relación con estándares de contenido establecidos por sistemas de referencia, y que guarden relación con el uso de las competencias que el candidato hace en los contextos de la “vida real”, en los que se comunica.
  • La documentación detallada de todos los procesos de desarrollo y validación de los exámenes, y la difusión de los resultados, de forma transparente entre las comunidades técnica y científica.
  • La estandarización y aplicación sistemática y rigurosa de los procedimientos y normas de administración, de modo que queden preservados los principios básicos de equidad, justicia, seguridad y confidencialidad.
  • La calificación de los exámenes de forma precisa y válida, y la garantía de la consistencia, tanto interna como externa, de los calificadores de las pruebas de calificación subjetiva.
  • La asistencia e información permanente a los usuarios internos y externos.
 
Los diferentes modelos de gestión de la calidad han desarrollado metodologías centradas en el logro de este objetivo central, que consisten en secuencias cíclicas de procedimientos sistemáticos para realizar diagnósticos de la situación mediante la autoevaluación o evaluación de terceros, la reflexión, la identificación de áreas de mejora, la actuación y el control. Uno de los más conocidos es el esquema REDER (Resultados, Enfoque, Despliegue, Evaluación y Revisión), propuesto por la Fundación Europea de Gestión de la Calidad, EFQM (European Foundation for Quality Management).
 
La aplicación de la metodología REDER  a un sistema de certificación lingüística, ayudaría a identificar los puntos clave de mejora y consistiría en lo siguiente:
 

Determinar los resultados que se quieren conseguir como parte integrante del desarrollo del sistema de certificación y de la política de la institución que lo sustenta. Los resultados (evidencias y datos objetivos, así como percepciones de los grupos de interés) afectan a todas las áreas del sistema de certificación. La institución se podría plantear, por ejemplo:

 

  • Aumentar la percepción por parte de las poblaciones candidatas de la correspondencia entre las pruebas de los exámenes y las situaciones en las que tienen que hacer uso de la lengua como vehículo de comunicación.
  • Aumentar los índices de correlación entre los calificadores de las pruebas de calificación subjetiva.
  • Etc.

Planificar y desarrollar: se refiere a los enfoques adoptados, que consisten en estrategias que reflejan la política de la institución, basadas en una mentalidad innovadora, para llegar a los resultados definidos y garantizar la mejora, tanto en el momento actual como en el futuro. Pueden consistir en ejemplos como los siguientes:

 

  • Analizar con precisión las necesidades de comunicación y uso de la lengua de las poblaciones candidatas y emplear métodos cualitativos y cuantitativos para validar el contenido de las pruebas.
  • Relacionar los programas de formación de calificadores con las sesiones rutinarias de unificación de criterios y multiplicar ambas actividades, empleando las tecnologías de la información (vídeoconferencia, cursos a distancia, etc.).
  • Etc.

Desplegar: implantar los enfoques de forma total y sistemática, de forma que no se limiten a acciones puntuales, en un determinado momento.

 

Evaluar y revisar: la aplicación sistemática y continua de procedimientos de seguimiento y análisis de los resultados permiten identificar, jerarquizar y llevar a la práctica las mejoras que resulten necesarias.