GLOSARIO DE TÉRMINOS DE EVALUACIÓN Y CERTIFICACIÓN SICELE

Fecha de actualización: 08/03/2017
 

Actores candidatos a la valoración: Quienes forman parte de un proceso de evaluación antes de llegar a la inscripción.

Administración de un examen: Proceso de gestión de un examen que incluye su aplicación, calificación, análisis de resultados e información a los usuarios.

Análisis de los datos: Estudio detallado de la información que se refiere a un examen para identificar sus características y relaciones.

Análisis psicométrico: Proceso de revisión de un examen a través de métodos estadísticos para comprobar su validez y su confiabilidad.

Apelación: Derecho del evaluado ante el ente evaluador para solicitar la revocación, explicación, enmienda o anulación del proceso o resultado de la evaluación.

Aplicación de un examen: Proceso por el cual un instrumento de evaluación se ofrece a un conjunto de candidatos.

Atributo: Cualidad o propiedad que caracteriza y da cierto significado a un sujeto u objeto de evaluación.

Auditoría: Proceso por el cual se emite un dictamen acerca de los procesos académicos o de gestión.

Autoevaluación: Proceso sistemático mediante el cual una persona o grupo examina y valora sus procedimientos y resultados para identificar qué requiere corregirse o modificarse.

Banco de ítems: Conjunto de reactivos validados disponibles para ser usados en un examen de acuerdo con una tabla de especificaciones.

Bandas de calificación: Guías para determinar el valor otorgado a cada prueba, tarea o pregunta particular respecto a los valores generales del examen.

Calibración: Revisión y eventual ajuste de las pruebas y exámenes, de acuerdo con los resultados del análisis psicométrico realizado en cada caso.

Calificación: Medición del rendimiento con referencia a criterios precisos que viene expresada por medio de una puntuación numérica u otro signo.

Calificación de una prueba: Proceso por el que se verifica si las respuestas dadas por los candidatos de una prueba corresponden o no a las que se consideran acertadas.

Calificador o evaluador: Personas formadas en el sistema de calificación, en los sistemas de referencia y en la unificación de criterios para la medición del rendimiento de un candidato en las pruebas y exámenes.

Canales de comunicación directa: Medios tecnológicos de comunicación como líneas telefónicas, correos electrónicos o chat, para establecer un contacto directo entre el ente evaluador y los usuarios del examen.

Canales de comunicación e información: Medios tecnológicos de información y comunicación como páginas electrónicas, folletos, líneas telefónicas, entre otros, para suministrar a los usuarios internos y externos la información suficiente sobre la prueba.

Candidato o sustentante del examen: Persona que es objeto de evaluación con el objetivo de obtener una certificación, donde se valora su dominio del español como lengua extranjera en sus diversos niveles.

Centro de examen: Espacio con todos los requerimientos para el desarrollo de las pruebas y exámenes. Este lugar es asignado y equipado por la organización promotora del examen.

Certificación: Procedimiento a través del cual se reconocen formalmente los conocimientos, las habilidades y las competencias en una lengua.

Certificado: Documento en el que se consignan los resultados de una prueba o examen.

Certificar: Otorgar una constancia por escrito de los resultados de una prueba o examen por quien tenga fe pública o atribución para ello.

Clave de respuestas: Información específica a disposición de los calificadores o evaluadores relacionada con modelos y baremos de respuesta a los ítems del examen.

Competencia: Capacidad que proviene de habilidades y recursos cognitivos y se ve reflejada en la actuación del candidato.

Confiabilidad o fiabilidad: Grado de consistencia en los instrumentos aplicados, las puntuaciones obtenidas y las mediciones realizadas que sirven de base para llevar a cabo una evaluación; grado en que estos elementos están relativamente libres de errores. Usualmente, se expresa por medio de un coeficiente de confiabilidad.

Confidencialidad de los datos: Protección de la identidad e información sobre los datos, resultados y certificados del candidato o de la persona evaluada. Derecho de exclusividad para que el evaluado o su representante legal obtenga y conozca los datos, resultados y certificados.

Consistencia externa: Coherencia de los resultados obtenidos en un examen con estándares o resultados de otros sistemas de evaluación. Coherencia de las puntuaciones de un examen entre distintos evaluadores.

Consistencia interna: Coherencia de los resultados obtenidos entre las pruebas de un examen. Coherencia de las puntuaciones de un mismo evaluador para la actuación de un candidato en un examen en diferentes ocasiones.

Constructo: Construcción teórica abstracta descrita de tal forma que pueda ser medida o evaluada (por ejemplo, la habilidad de interacción oral).

Criterio: Valor que se establece y se define en un proceso de evaluación para juzgar el mérito de un objeto o un componente.

Dato: Información cuantitativa o cualitativa que se obtiene durante el proceso de una evaluación y que expresa las características más relevantes que se ha de considerar con respecto al objeto evaluado.

Desempeño de un candidato: Actuación de un candidato conforme a criterios específicos de evaluación. Resultados del candidato de conformidad con las especificaciones del examen.

Desempeño de una entidad: Medida en la que una entidad actúa conforme a criterios específicos u obtiene resultados de conformidad con metas o planes establecidos.

Diagnóstico: Proceso valorativo mediante el cual se identifican, de acuerdo con una metodología, los conocimientos, carencias, problemas o necesidades de un sujeto determinado.

Diseño de evaluación: Proceso a través del cual se adopta un conjunto de decisiones que justifica la elección de un enfoque evaluativo y de los procedimientos necesarios para realizar la evaluación.

Distractores: En pruebas de opción múltiple, son aquellas opciones que constituyen respuestas incorrectas o inválidas de un ítem o reactivo.

Dominio lingüístico: Grado de destreza con la que un candidato utiliza la lengua de acuerdo con un propósito determinado y definido. El dominio se suele medir por referencia a escalas de diferentes niveles.

Error de medida: Diferencia entre una medida observada y la correspondiente medida real que se obtiene por medios estadísticos.

Estabilidad: Característica de una escala de medición cuyas propiedades métricas se mantienen constantes, dentro de ciertos rangos, a lo largo del tiempo.

Estándar: Norma o patrón que sirve como modelo de referencia.

Estimaciones: Valores esperados de una variable en función de un modelo.

Evaluación: Proceso sistemático y metódico mediante el cual se recopila información cuantitativa y cualitativa, a través de medios formales, sobre un sujeto determinado, con el fin de juzgar su mérito o valor y fundamentar decisiones específicas.

Evaluación externa: Proceso conducido por agentes externos a la institución o programa que se evalúa. Generalmente intervienen grupos de pares, comités de expertos u organismos especializados en cuestiones de evaluación.

Evaluación interna: Proceso conducido por un miembro o un grupo de miembros de la misma institución.

Examen: Instrumento para evaluar el dominio o los conocimientos de una persona mediante la administración de unas pruebas.

Examen adaptativo: Instrumento para evaluar en el que los ítems se seleccionan durante su desarrollo en función de su dificultad y de la estimación del nivel de habilidad del candidato.

Examen lineal: Instrumento para evaluar en el que el orden de los ítems es fijo y se establece con anterioridad a su aplicación.

Experimentación, ensayo o piloteo: Aplicación preliminar de ítems, tareas y pruebas para calibrar los reactivos en términos del tiempo de ejecución, índice de dificultad, poder de discriminación u otros valores psicométricos.

Expresión escrita: Destreza lingüística que se refiere a la producción del lenguaje escrito mediante el proceso de la composición o redacción. Es una capacidad comunicativa que abarca no sólo un dominio de la ortografía, del léxico y de la gramática de la lengua meta, sino también unos conocimientos socioculturales y pragmáticos.

Expresión oral: Destreza lingüística relacionada con la producción del discurso oral. Es una capacidad comunicativa que abarca no sólo un dominio de la pronunciación, del léxico y de la gramática de la lengua meta, sino también unos conocimientos socioculturales y pragmáticos.

Formas paralelas: Exámenes que se elaboran a partir de unas mismas especificaciones (igual número de ítems, formato, contenido, dificultad, etc.).

Fuentes de información: Personas, documentos o actividades de donde proceden los datos que sirven de base a la evaluación.

Gestión: Acción y efecto de administrar un sistema de evaluación.

Grado de dificultad de un ítem: Característica de un reactivo que hace que un número mayor o menor de candidatos lo responda correctamente. En teoría clásica se mide a partir del porcentaje de personas que responden correctamente un reactivo.

Grupo de expertos: Personas calificadas y específicamente capacitadas para la elaboración, organización, desarrollo, evaluación y calificación de pruebas y exámenes.

Habilidades: Características de una persona que indican su capacidad para desarrollar ciertas tareas dentro de un determinado campo de desempeño.

Indicador: Variable o factor cuantitativo o cualitativo que proporciona un medio sencillo y fiable para medir logros, reflejar los cambios vinculados con una intervención o ayudar a evaluar resultados.

Índice de correlación: Dato estadístico del grado en que se relacionan dos variables.

Ítem: Planteamiento de un problema o cuestionamiento para conocer el desempeño de una habilidad o destreza, que se puntúa por separado. Los ítems pueden ser de respuesta abierta o de respuesta cerrada (selección múltiple o verdadero/falso, etc.).

Ítem o tarea de anclaje: Planteamiento con características estadísticas conocidas que se incluye en dos o más exámenes para establecer equivalencias entre ellos.

Lengua materna o L1: Primera lengua que aprende un ser humano en su infancia y que normalmente deviene su instrumento natural de pensamiento y comunicación. Con el mismo sentido también se emplea lengua nativa y, con menor frecuencia, lengua natal.

Lengua meta: Lengua que constituye el objeto de aprendizaje, sea en un contexto formal o natural. El término engloba los conceptos de lengua extranjera (LE) y de lengua segunda (L2), si bien en ocasiones estos tres términos se emplean como sinónimos.

Manual de acreditación o manual técnico: Documento que contiene los elementos de fundamentación y planeación de un instrumento de evaluación, así como los resultados de los análisis de validez, confiabilidad y otros, necesarios para que se considere adecuado utilizarlo según los propósitos para los que fue diseñado.

Medición de los resultados: Sistema para valorar los resultados de un instrumento de evaluación en función de los objetivos declarados.

Medidas de criterio: En estudios de validez concurrente o predictiva se refieren al criterio externo con que se correlaciona el resultado de las pruebas, v.gr. calificaciones obtenidas mediante otras formas de evaluación.

Muestra: Subconjunto de unidades que forman parte de un conjunto mayor, del que pueden ser o no representativas.

Muestreo: Procedimiento de selección de muestras que tengan una representatividad estimable en relación con la población o universo del que se tomen.

Necesidades especiales: Condiciones que pueden reducir el desempeño de algunos candidatos (por circunstancias de discapacidad, dificultad o impedimento) y que no se relacionan con los dominios que se evalúan.

Niveles de referencia: Escalas en las que se describen los sucesivos grados de dominio que pueden alcanzarse en el aprendizaje de una segunda lengua. Un ejemplo es el Marco común europeo de referencia para las lenguas (MCER), que propone una escala de seis niveles, distribuidos en tres grandes grupos.

Opción múltiple: Ítems o preguntas cuya respuesta consiste en la elección, por parte del candidato, de una entre varias opciones preestablecidas de las cuales, solo una es correcta y las demás, llamadas distractores, no lo son.

Perfil de referencia: Conjunto de conocimientos, habilidades, destrezas o actitudes que se espera que un candidato cumpla. El perfil es la guía para el diseño de la tabla de especificaciones de la prueba.

Poder de discriminación: Característica de un ítem que hace que las respuestas permitan distinguir el nivel de desempeño de los candidatos.

Prescriptor: Persona con capacidad de aconsejar, determinar o decidir sobre la adecuación de un determinado examen para el candidato (por ejemplo, padres, profesores o tutores).

Prueba: Apartado de un examen que se usa para evaluar una o más habilidades específicas (por ejemplo, una prueba de expresión escrita o una prueba de destrezas integradas).

Prueba con referencia a la norma: Tipo de prueba cuyos resultados se analizan o explican comparándolos con los obtenidos en la aplicación de la misma a un grupo de individuos.

Prueba con referencia a un criterio: Tipo de prueba que tiene como propósito medir el dominio de determinados conocimientos y aptitudes de acuerdo con valores preestablecidos.

Prueba de producción escrita: Instrumento de evaluación que permite valorar la habilidad de escritura y de interacción escrita de un candidato a través de distintos criterios: coherencia, cohesión, adecuación a la tarea, y, entre otros, gramática y ortografía.

Prueba de producción oral: Instrumento de evaluación cuyo objetivo es valorar los recursos, tanto formales como de contenido, que el candidato usa en su expresión e interacción orales a través de distintos criterios: coherencia, cohesión, fluidez, y, entre otros, pronunciación, gramática y léxico.

Prueba diagnóstica: Instrumento que antecede a la puesta en práctica de planes y programas de apoyo a la formación. Tiene como propósito valorar las fortalezas y debilidades de los sujetos antes de comenzar algún proceso o ciclo educativo para determinar conocimientos, carencias, problemas o necesidades de aprendizaje, y establecer acciones de mejora.

Prueba equivalente: Versión de una prueba que tiene las mismas características y propósitos y es similar en cuanto a sus medidas estadísticas (media, desviación estándar y correlaciones con otras medidas).

Prueba objetiva: Instrumento de medida, elaborado rigurosamente, con ítems de respuesta cerrada o estructurada. Favorecen la objetividad en la calificación, porque solo una de las respuestas es correcta.

Prueba piloto: Ensayo preliminar mediante el cual se ponen a prueba instrumentos o procesos con el fin de adecuarlos o ajustarlos.

Prueba subjetiva: Instrumento de medida con preguntas abiertas que evalúan el discurso abierto del candidato. Su medición es llevada a cabo por un calificador capacitado y conocedor de los criterios o categorías de evaluación definidas en la prueba.

Puntaje: Resultado numérico obtenido por un candidato en una prueba.

Punto de corte: En pruebas con referencia a un criterio, es el puntaje mínimo que debe lograr un candidato para obtener una calificación o para que se considere que posee un nivel de dominio determinado.

Registro de candidatos: Proceso administrativo que realiza una institución educativa con la finalidad de inscribir a aquellos candidatos que serán sujetos de un proceso de evaluación.

Representatividad: Propiedad de una muestra en relación con el universo o la población de la que se extrajo. Cuando se aplica a una muestra de ítems significa que el conjunto que constituye una prueba permite hacer inferencias acerca del dominio o universo que se pretende medir.

Resolución de incidencias: Procedimiento académico y administrativo que se presenta ante las autoridades académicas correspondientes con el objetivo de resolver inconvenientes o diferencias de criterio que se susciten en un proceso evaluativo.

Responsables de centros de examen: Autoridades académicas o docentes encargadas de administrar o aplicar exámenes.

Resultado: Calificación de naturaleza cuantitativa o cualitativa obtenida por los candidatos de una prueba o examen.

Rúbrica: Instrumento basado en criterios o parámetros establecidos desde los cuales se juzga, valora, califica y conceptúa las capacidades lingüísticas de los candidatos.

Sesgo: Tendencia o error sistemático en la medición de un conocimiento o una habilidad.

Sesgo sociocultural: Característica que puede ser evidente en determinado instrumento de evaluación debido a que algunos ítems reflejan estereotipos o falsas concepciones de una realidad, de manera que el instrumento de evaluación puede ser distorsionado e incidir en el proceso evaluativo de los candidatos.

Sistema de calificación: Conjunto homogéneo de criterios que reflejan la actuación del candidato; puede ser expresado en valores numéricos o letras del alfabeto, independientemente de la naturaleza cualitativa o cuantitativa del instrumento de evaluación.

Sistema de estándares SICELE: Conjunto de parámetros, normas y requisitos relativos a los procesos de certificación del Español como Lengua Extranjera que el SICELE presenta ante aquellos miembros que aspiren a un proceso de certificación.

Sistemas de referencia: Conjunto de estándares que definen distintos niveles de actuación de un candidato (por ejemplo, MCER, ACTFL, etc.).

Tabla de especificaciones: Documento básico para la construcción de una prueba o examen. Incluye especificaciones sobre la prueba en su conjunto y especificaciones sobre los ítems, con indicaciones sobre su número, formato y características.

Tarea: Actividad realizada por un candidato, que consta de unas instrucciones y de un texto de entrada. Una tarea puede incluir más de un ítem.

Texto de entrada: Enunciado o conjunto de elementos que se incluye en una tarea para obtener la respuesta del candidato.

Texto de salida: Producción del candidato como respuesta a una tarea que evalúa una determinada habilidad lingüística.

Unificación de criterios de los evaluadores: Acuerdo referente a los aspectos que serán objeto de evaluación. Este procedimiento tiene como propósito unificar criterios vinculados con los parámetros que regirán los instrumentos de evaluación, encaminados a un proceso de certificación en el área de Español como Lengua Extranjera.

Usuario externo: Entidades académicas, instituciones académicas, universidades etc., que no forman parte del SICELE, de manera que para aspirar al sello SICELE deben cumplir diversos requerimientos de naturaleza administrativa y posteriormente académica.

Usuario interno: Organización o institución educativa que forma parte del SICELE y desea ajustarse a un proceso de certificación con la finalidad de aspirar al sello SICELE.

Validar: En el área de evaluación, se refiere a la aprobación de un instrumento después de haber sido sometido a un proceso de análisis previo, con la finalidad de conocer si aborda los contenidos establecidos, si existe una coherencia entre los aspectos objeto de evaluación, etc.

Validez: Consistencia en la interpretación de los resultados de una evaluación, la cual presenta conclusiones que muestran pertinencia y concordancia con los atributos, propósitos y procedimientos elaborados previamente.

Variedad de español: Forma lingüística propia de una determinada comunidad de habla del mundo hispanohablante.

Variedad de la lengua: Conjunto de rasgos diferenciales de una lengua determinados por parámetros diatópicos (de lugar), diastráticos (sexo, edad y variación social) y diafásicos (contexto situacional).

Verificación: Comprobación de la validez y exactitud de los análisis, las conclusiones y la información que se obtiene en el proceso de evaluación de un sujeto.

Viabilidad: Grado en que una evaluación se puede llevar a cabo, debido a que se dispone de recursos materiales y del tiempo necesarios para su desarrollo.