Enfoque adoptado
 

 

La calidad no se concibe, en el ámbito del SICELE, como un fin en sí misma, sino como un medio, en el camino hacia la excelencia. Los estándares por los que se guía la gestión de los sistemas de exámenes y que permiten evaluar su grado de madurez afectan a todos los procesos implicados en los mencionados sistemas:

  • elaboración de exámenes;
  • edición y verificación de materiales;
  • formación de redactores, administradores, examinadores y calificadores;
  • administración;
  • calificación;
  • análisis de resultados y validación;
  • información y atención al usuario.
El cumplimiento de los estándares en su grado máximo aspira a la satisfacción plena de los usuarios y se prevé mediante la implantación, en las instituciones que sustentan los exámenes, de sistemas de gestión de la calidad.
 
La gestión de la calidad consiste en una toma de decisiones, que da lugar a acciones orientadas hacia la mejora continua. Esta mejora se logra gracias a la aplicación de procedimientos de evaluación y de la consiguiente reflexión, a partir de los resultados.
 
Se trata, en definitiva, de una estrategia basada en la aplicación sistemática de procedimientos y herramientas de gestión y evaluación, que se orienta a satisfacer plenamente las necesidades y expectativas del usuario de los servicios de certificación, al menor coste posible.