Incerpaz


Los deseos de construir una empresa familiar fueron para este hacendoso hombre un hecho, desde el momento en que la arcilla extraída de yacimientos propios, ubicados en las inmediaciones de la ciudad de Viacha, en el departamento de La Paz, comenzaba a transformarse en cerámicas rojas de alta calidad destinada a abastecer el mercado y la industria de la construcción en Bolivia.

Con el paso de los años INCERPAZ apostó a crecer y a posicionarse como líder en un rubro poco desarrollado. El potencial de esta firma fue expandiéndose incluso fuera del país, acumulando premios a la calidad al igual que presencia en proyectos arquitectónicos ejecutados con los ladrillos vistos que mostraron su mejor perfil.

En la actualidad, la gama de sus productos varía en la línea Pavic, ideal para el  pavimento cerámico; línea Brick, variedad de ladrillos vistos para todo tipo de usos; línea Deco que ofrece una amplia posibilidad de diseño; línea Clásica, de ladrillos estructurales para la construcción; línea Refratec, ladrillos refractarios y la especialidad en Tejas de colores para techos.

Con más de 30 años de trayectoria, INCERPAZ alcanza los 1.200 empleados, cuenta con inversiones millonarias que permitieron implementar tecnología de punta modernizando sus procesos de producción en las plantas emplazadas en los departamentos de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Oruro y Tarija.


Incerpaz

En la historia de Industrias Cerámicas Paz Limitada (INCERPAZ) 1978 no fue cualquier año. Cuando Fermín Paz dio la orden para que se enciendan los primeros hornos, los sueños de este visionario se marcaron a fuego sobre cada uno de los ladrillos que comenzaron a salir  multiplicándose por millones de piezas.
  La empresa se consolidó junto a la labor de la familia y de los obreros que se fueron incorporando junto a los desafíos y metas. Rápidamente INCERPAZ  quedó identificada por ser expertos en cerámicas y al conocer cada vez más las propiedades naturales de la arcilla se empezó a fabricar una variedad de productos destacados por combinar resistencia, versatilidad, durabilidad y valor estético con sello propio.  
En pisos, techos, chimeneas, paredes, fachadas, veredas, avenidas, pórticos, parrilleros, muros, ventanas, estructuras, canteros y en escaleras seguramente encontrará los ladrillos, cerámicas rojas y tejas de esta reconocida empresa boliviana, porque donde hay una obra en construcción, está el sello de INCERPAZ.



Comments