BENEFICIOS PARA LA SALUD
NO DESTINAR EL ACEITE A HARINAS ANIMALES
En Europa hay leyes muy estrictas que prohíben el uso de aceite de cocina usado para la producción de harinas para alimentación de animales de consumo humano. 
La razón es que el uso descontrolado de este tipo de aceites acaba introduciendo sustancias tóxicas en nuestra cadena alimenticia.
En otros países como Estados Unidos o Inglaterra sí está regulado el uso de este tipo de aceites. Pero las  normas son  muy estrictas: nunca son aceites con los que se hayan  cocinado alimentos de origen animal. Se trata siempre de aceites muy limpios y dotados de análisis certificados que garantizan la no presencia de grasas animales: es decir es aceite con el que se han cocinado únicamente vegetales (papas, botanas vegetales etc).
Desgraciadamente en México existe todo un mercado negro de recolección en restaurantes e industrias de la alimentación que destina el aceite usado de cocina a la producción de este tipo de harinas y purinas para alimentación animal.
Cada restaurante, industria o municipio que entrega su aceite a empresas con con los permisos necesarios y que destina el aceite a la fabricación de biodiesel está ayudando a acabar con esta clase de mercados que no favorecen a nadie.

MERCADO DE ACEITES CLARIFICADOS: CANCER
Otro mercado perverso y muy nocivo para la salud humana es el mercado negro de clarificación de aceites usados para volver a venderlos a menor precio sobre todo en puestos callejeros y en algunos restaurantes. 
"Empresas" informales y sin los permisos necesarios recolectan el aceite en restaurantes y puestos callejeros para finalmente filtrarlo y clarificarlo y luego revenderlo.
BENEFICIOS PARA LA SALUD
Este tipo de aceite es altamente cancerígeno y está prohibido en casi todo el mundo.
Este tipo de mercado ha sido erradicado ya en muchos países: un caso reciente conocido es el de China: en las olimpíadas de Beijing (Pekín) de 2008. Era un hecho conocido que allí no existía una cultura de buen uso de los aceites y se sabía que se reutilizaba indefinidas veces para finalmente acabar en el mercado de aceites clarificados. El comité olímpico exigió la desaparición de este tipo de mercado que finalmente acabó desapareciendo.
En México en zonas como Cancún existen leyes más estrictas que van en la buena dirección en cuanto al destino del aceite usado; aunque queda aún mucho por hacer ya que estos mercados negros siguen operando.

Es una labor de todos entregarle el aceite a empresas con todos los permisos necesarios de acuerdo a las leyes de cada Estado.