LA ESCUELA DE ANTAÑO

 

( Escuela donde hice el bachillerato)

La escuela de antaño,  trata de ser «una mirada al pasado» y pretende ofrecer una pequeña información sobre la cultura, costumbres, la disciplina y los métodos educativos y pedagógicos que eran empleados por los maestros de la post guerra.

La escuela, el niño  y los libros son los temas principales de la escuela.


LA ESCUELA:

 


 
EL MAESTRO.

 


AL MAESTRO


... Y si a mis padres les debo la vida, a mis maestros les debo el triunfo ...
                                                                  
                                       (A. Magno)

 

 

Querido maestro,

sabio preceptor

que el cielo os bendiga

por vuestra labor.

Después de mis padres

Siempre os amaré

Seréis el modelo

Que yo imitaré.

Al dejar la escuela

No os he de olvidar

Que en el pecho mío

Os haré un altar

Querido maestro

Sabio preceptor.


 

(Maestra con sus alumnas/os)


CADA MAESTRILLO TIENE SU LIBRILLO.


En 1900, el panorama de la escuela española era un tanto desolador. A pesar de que desde el año 1857 los gobiernos contaban con una buena ley, LA LEY MOYANO, capaz de poner orden en el caos, de hecho nadie la aplicaba. “Cada maestrillo tiene su librillo”, se decía, y era cierto. En “Cada maestrillo tiene su librillo”, se decía, y era cierto.

Míseramente retribuido, poco considerado socialmente, basaba su trabajo en la autoridad personal, una rígida disciplina y el respeto que los alumnos le debía y por el que jamás cuestionaban sus decisiones. Ser maestro era una vocación. Para sus discípulos, era la guía y el modelo a seguir; le temían, aunque también podían venerarle.

En los pueblos y ciudades pequeñas se le consideraba parte de las “fuerzas vivas” locales, junto con el cura, el farmacéutico y el médico.

 

PASAS MÁS HAMBRE QUE UN MAESTRO DE ESCUELA.


En 1910, el sueldo de un maestro era de 1000 pesetas anuales, muy inferior al de un peón de la construcción. Hasta tal punto era penosa su situación económica que el saber popular termino por acuñar la triste y expresiva frase: “PASAS MÁS HAMBRE QUE UN MAESTRO DE ESCUELA”. Así, en los ambientes rurales su esfuerzo y dedicación se veían recompensados con el agradecimiento de los padres de los alumnos, quienes, le ofrecían productos de sus huertos y granjas. Con esto aliviaba en parte la miseria a que su salario le reducía.

 

LA LETRA CON SANGRE ENTRA.


Puesto que la función del maestro se basa en el principio de autoridad, en la escuela los castigos estaban a la hora del día y, según quien los aplicara, podían ser en verdad crueles y humillantes para el alumno. Cualquier falta o incumplimiento de la norma, por leve que fuera, era merecedora de una reprimenda o un penalización. Los castigos más habituales eran colocar al alumno en un rincón, de cara a la pared, con pesadas pilas de libros en las manos y orejas de burro; los palmetazos, los coscorrones y algún que otro bofetón o la archifamosa “colleja”. Era también costumbre hacer que el alumno copiara quinientas o mil veces una frase relacionada con el delito, como “No hablaré en clase” o “No contestaré a mi maestro”.

 


AÑOS 60/70


"En las escuelas de chicas, lo normal era que fueras castigada físicamente a la más mínima falta que cometieras en clase.

Por ejemplo, por no hacer los trabajos que te mandaban para casa el día anterior, llegar tarde, levantarte sin permiso de la mesa, hablar con las compañeras, etc.

La maestra te llamaba a su mesa, y tras mandarte poner los brazos extendidos y delante de ti, y las palmas de las manos hacia arriba, te daba unos cuantos golpes con la regla de madera; si intentabas apartar las manos era peor, pues podías ganarte una bofetada, y golpes más fuertes en lo sucesivo.

A continuación, venía lo que se suponía que era el verdadero castigo: estar toda la tarde de rodillas con los brazos extendidos en cruz, y totalmente estirados. Para que sirviera de ejemplo al resto de las compañeras, te mandaban colocarte debajo de la pizarra.

Otra cosa era que tuvieras que mirar hacia ella o hacia la clase, y que tuvieras que ver a tus compañeras mientras estabas en el suplicio. En el primer caso te aburrías más, pero el segundo suponía una vergüenza añadida, pues tus compañeras podían deleitarse viendo las muecas de dolor que ponías durante el castigo

Una vez que ya estabas arrodillada y con los brazos estirados, el dolor de éstos últimos ya  se manifestaba a los pocos minutos. Primero era cerca de los hombros, y los brazos caían tímidamente. Pero a los veinte minutos el dolor era ya insoportable.

- ¡Esos brazos, los quiero bien estirados!

El grito de la maestra conseguía hacértelos levantar a duras penas y valía para unos cuantos minutos.

Las rodillas tardaban más en empezar a doler, pero cuando lo hacía era con dureza. Cuando nos castigaban al lado de nuestra mesa, hacíamos “trampa”, y nos colocábamos un libro bajo las rodillas, para evitarnos los dolores (siempre que la profesora no nos descubriera), pero a la vista de todo el mundo y con la falda del uniforme por encima de las rodillas era imposible escapar.

Entonces uno levantaba las rodillas, una y otra, intentando aliviar el dolor, pero esos movimientos sólo lo aumentaban...

Pero, aun doliendo mucho las rodillas, lo peor era con diferencia el dolor de los brazos... la parte alta de los brazos, ya cerca de los hombros, empezaba a quemar; cada vez era más difícil mantener los brazos estirados y derechos, era insoportable; y lo normal era pasar así hora y media.

Las compañeras que habían pasado el suplicio de sostener libros decían que era un castigo insoportable, pero yo siempre pensé que por lo menos podían doblar los codos, mientras que aquí no te dejaban...

La tortura concluía cuando la maestra te “perdonaba” y podías volver a tu asiento; pero el dolor de los brazos no pasaba hasta muchas horas después.

 las para que tus padres no se dieran cuenta de que habías sido castigada en el colegio, y tal vez recibir otro castigo en casa.



Niño castigado de rodillas con dos libros en cada mano.

 

 

AUTORIDAD.


Autoridad y respeto eran los principios que regían dentro del aula y el maestro era la persona encargada de hacerlos cumplir.

Vestido siempre con levita, en ocasiones algo raída y deteriorada, su sola presencia y su actitud altiva bastaban para imponer disciplina, por eso no importaba si alguna vez el maestro se excedía, desatando el temor en las conciencias infantiles. Pero todo era para el bien de los niños, según aquel refrán tan popular entonces que decía.

“Quien bien te quiere te hará llorar”


BROMAS PESADAS

 


Durante mucho tiempo, la silla del maestro fue el blanco de las travesuras o rencores de los alumnos. Sobre ella se colocaban chinchetas, pegamento o, más modernamente, chicle, para gastarle una broma pesada al maestro, que provocaba acto seguido la carcajada de los discípulos. También la mesa era utilizada a veces para otro tipo de bromas: se colocaban las patas delanteras al borde de la tarima y si el maestro no se daba cuenta cuando se apoyaba en ella, la mesa se desplomaba.


 

NUESTRA ESCUELA.



(Mi escuela de primaria)


RECUERDO INFANTIL

Una tarde parda y fría

de invierno los colegiales

estudian. Monotonía

de lluvia tras los cristales.

Es la clase. En un cartel

se representa a Caín

fugitivo, y muerto Abel,

junto a una mancha carmín.


Con timbre sonoro y hueco

truena el maestro, un anciano

mal vestido, enjuto y seco,

que lleva un libro en la mano.


Y todo un coro infantil

va cantando la lección:

mil veces ciento, cien mil,

mil veces mil, un millón.


Una tarde parda y fría

de invierno. Los colegiales

estudian. Monotonía

de la lluvia en los cristales.

(ANTONIO MACHADO)


En los años 40, 50, 60, 70, la cara de Franco la veíamos cada mañana escolar al entrar en el aula, encima del encerado,a la derecha del crucifijo. A la izquierda estaba la foto de José Antonio Primo de Rivera.


 
 
 

 

EL PUPITRE:


Si hay un objeto que nuestra memoria recuerda cuando pensamos en escuelas ese es el pupitre.

A principios del siglo XX, España había heredado el pupitre del siglo anterior.

Las aulas estaban amuebladas con un material muy pobre e insuficiente.

Evolución del pupitre:





Es uno de los primeros pupitres que se utilizaron. (1980)

La mesa y la silla están separadas.

Las patas, como es normal de aquella época

son de hierro y muy trabajadas.

El asiento y tablero de la mesa son abatibles lo que permite al alumno guardar sus libros y material escolar.

 
 

Los largos bancos/mesa, que acogían alrededor de 20 alumnos cada uno.

La mesa estaba levemente inclinada y separada del asiente para facilitar la entrada y salida de los alumnos.



Pupitre escolar que se extendió por toda España a finales del s. XIX y primera mitad del s. XX. Era bipersonal, con asientos abatibles, rejilla de madera para apoyar los pies y protegerlos del frío suelo. Y tablero inclinado con leja para guardar los libros o carteras y orificios para los tinteros.

Más económico.

Ocupa menos espacio(2 x1)

La entrada y surtida no ofrecía dificultad.

 


Hacia el año 1950, se optó por el plástico y los materiales menos pesados. Los pupitres además de ofrecer más comodidad, eran más resistentes, fáciles de limpiar y muchos más higiénicos.

 

En los años 60 hicieron su aparición las sillas individuales de plástico, formica y tubo metálico ligero, dotadas de un brazo móvil sobre el que se escribe.

Ocupan poco espacio.

 





 MESA DEL MAESTRO

La mesa del maestro, con toda probabilidad, es el mobiliario escolar  que menos ha evolucionado.



Y colocada siempre sobre una tarima para observar mejor.




MUSEO ESCOLAR:


GLOBO TERRÁQUEO
Globo terráqueo de la editorial Dalmau, la esfera es de escayola. A
ños 50.
 

MEDIDAS DE CAPACIDAD
Serie de 7 medidas de capacidad para líquidos. 1L, 1-2 L, 1-4 L,1-20 L, 1-40 L, 1-80 L. Modelo para líquidos. La medida mas grande mide 18 cm, la mas pequeña sólo 4,5 cm. desde 1 litro al centilitro. Son aproximadamente del año 1940.
 


CAJA DE LETRAS Y NÚMEROS .
Caja de letras y números para componer en primaria. Aproximadamente de 1950. Material educativo.
 
COMP
ÁS PARA PIZARRA

Antiguo comp
ás para la pizarra. Años 50.Realizado en madera de haya y latón. Con escala de graduación.
 


JUEGO EDUCATIVO ABC CUBOS.

Juego educativo para primaria . Es de los a
ños 30. Caja de cartón duro y dados de madera. Letras y números.


 RELOJ PARA LA ENSEÑANZA DE LA HORA.
Reloj para la ense
ñanza de la hora en primaria. Años 20. Materiales: madera, baquelita blanca (los números) y metal.

 
HUCHAS DEL DOMUND
Bonitas huchas para la colecta del DOMUND, santa infancia, Realizadas en cer
ámica. son de los años 50.







TINTEROS PARA PUPITRE.

Diferentes tinteros que a lo largo del tiempo han ido ocupando un pequeño espacio en el pupitre... los había de plomo, aluminio, porcelana, cristal, baquelita, hierro .... de distintos tamaños . En estas imágenes se puede observar la mayoría de los tipos... En orden correlativo... de porcelana, plomo, baquelita, cristal y el último de hierro.



MANGOS , PALILLEROS Y PLUMILLAS .
Así se llamaban... mangos o palilleros que alojaban las plumillas metálicas usadas durante mucho tiempo en las escuelas... en las fotografías se pueden ver los típicos palilleros escolares con su correspondiente plumilla y un soporte especialmente fabricado para ellas ... los pupitres solían tener una ranura alargada para alojar estos útiles, pero no nos olvidemos de los plumones ...



CABÁS ESCOLAR. 1950
Peque
ño baúl con asa en el que los niños llevaban sus utensilios escolares. Normalmente las niñas usaban estos bolsos y los niños llevaban cartera o cinta de cuero para sujetar los libros. También las madres realizaban en casa unas bolsitas de tela con las iniciales del niño o niña grabadas y servían igualmente para llevar el material.


ÚTILES PARA LA PIZARRA.
Metro, semicírculo y cartabón. En madera de haya.




PORTA PIZARRINES DE LATÓN.
Antiguo porta pizarrines... para no ensuciarse. años 40-50. de latón.
 



PIZARRA ESCOLAR PORTATTIL
Antigua pizarra escolar de mineral. Marco de madera de haya. Años 50.

PIZARRÍN

Barra

a cilíndrica de lápiz o de pizarra no muy dura que se usa para escribir en las pizarras de piedra.

 

PLUMIER ANTIGUO.
1950

Plumier escolar en madera. de los años 50. Con llave.





ABACO


Para contar


LA CARTERA

Es inevitablemente de cuero, ya que, en la época, es inconcebible encontrarlo en otra materia. Ya tiene ramales.

La mayoría llevábamos un bolso de tela confeccionado en casa por la familia era el siguiente: una pizarra con su correspondiente pizarrín, un cuaderno de una raya, un lápiz, un cuaderno de caligrafía, una caja de lápices de colores “Alpino” cuando nos la traían los Reyes, el Catecismo, la tabla de multiplicar y la Enciclopedia.


PLUMIER ESCOLAR
Antiguo plumier de 1940  con escena de BABALI del TBO . antigua publicación infantil.
 

CAMPANILLA DE MAESTRO O MAESTRA.
Antigua campanilla en bronce con mango de madera. Modelo patentado. de los años 30. Su lugar solía ser en la mesa del maestro o maestra , tambn se usaba la regla o palmeta contra la mesa para hacer callar a los mas ruidosos..
 

TABLERO CONTADOR
Tablero contador en madera con 100 bolas en 2 colores dispuestas en 10 filas de a 10 cada una, barnizado y con pies para colocarlo encima de la mesa. Años 50
 


CUERPOS GEOMÉTRICOS DESMONTABLES.
Colección de cuerpos geométricos desmontables en caja de madera. Geometria de finales de los años 50 principios de los 60.



PIZARRA ESCOLAR PORTATIL DE 1920-30
Antigua pizarra escolar de los años 20 o 30. marca EUREKA.
 

PLUMIER DE MADERA DE 1940

Antiguo plumier de 1940 realizado en madera. 3 pisos.
 

BALANZA DE FUERZA 3KG.
Balanza de hierro fundido y platillos de latón. Años 30-40. Con diferentes pesas en latón.


RELOJ DE ESCUELA MUY ANTIGUO .
Bonito reloj que pertenecia
a una antigua escuela, es de 1900-10 , el interior con los números es de porcelana, la caja de madera, funcionamiento a cuerda, de péndulo. 32 cm de diámetro.


TERMÓMETRO ESCOLAR
Del a
ño 1928. Dos escalas. Madera y baquelita blanca.


 

PASTELES PARA DIFUMINAR

GOYA.
De los a
ños 50. Muy populares en su época para colorear.

TIRALÍNEAS.

Instrumento que sirve para trazar líneas de tinta, formado por dos piezas unidas en forma de pinzas que gradúan su apertura mediante un tornillo.



BRASERILLA.

En invierno la escuela era muy fría. Por eso todos los niños y niñas llevaban una braserilla de chapa para poder calentarse los pies.

La mayoría de los alumnos llevábamos latas con brasas encendidas.



PAPEL SECANTE

Sin duda lo que no podía faltar en la escritura era el papel secante, una hoja gruesa que absorbía el resto de la tinta al escribir.


 

SACAPUNTAS.

Un sacapuntas, afilalápices o afilador es el instrumento que se utiliza para afinar la madera y la punta de grafito destinada a escribir de un lápiz cuando ésta se ha engrosado por el uso o cuando el lápiz es nuevo.

 

GOMA DE BORRAR

Para borrar lapicero.


 

GOMA DE BORRAR

Este tipo de gomas se utilizaba para borrar tinta.




LIBROS PARA RECORDAR


 D. ANTONIO ÁLVAREZ

Antonio Álvarez escribió una enciclopedia que fue libro de texto de ocho millones de niños, de 1954 a 1966.

Don Antonio Álvarez era un joven maestro en Zamora, número dos de promoción, años cuarenta, que echaba en falta un buen libro de texto para sus pupilos. La materia se la sabía. Historia y lengua tenía. Le fallaba el método, a él y a todos los maestros de España en posguerra. Fue don Antonio el más rápido en descubrirlo: resúmenes y ejercicios. Se puso a ello. De cinco de la mañana a diez, 17 horas de trabajo rendido. La casa Elma de Zamora, luego Miñón en Valladolid, lo editaron: Enciclopedia Álvarez, intuitiva, sintética y práctica, primer, segundo y tercer grado e iniciación profesional. Fueron los libros de texto de ocho millones de niños en las escuelas patrias, del 54 al 66. Las ediciones se agotaban a la puerta de la imprenta, 80% del mercado. Fue también don Antonio el más hábil al hacerlo: "O decías lo que ellos querían o le encargaban a otro la tarea". Varios viajes a Madrid, añadiendo letra sobre la gloria del Alzamiento y el horror de la República. Los malos eran rojos y encarnadas las amapolas.



 
 
 
 
 

               Edición de 1956                                 Edición de 1964     

Antonio Álvarez Pérez, Maestro Nacional de Zamora

Ilustraciones del propio autor

Ed

d. Miñón, Valladolid 1956

Precio:Ded. Segundo Grado: 32 ptas.



Éstas son diferentes páginas que se pueden encontrar en la enciclopedia "ÁLVAREZ"



 - OTROS LIBROS PARA EL RECUERDO.





.ENCICLOPEDIA DALMAU

Maravillosa enciclopedia en blanco y negro de Dalmau Carles, único libro de texto para varios cursos, en la que se enseñan nociones varias, donde todo saber cabe.
 

FARO

 Enciclopedia escolar. Quiliano Blanco Hernando Ed. Sánchez Rodrigo.1963

 

CATÓN
El Catón era un libro con lecturas elementales que contenían frases y períodos cortos para enseñar y ejercitar en la lectura a los principiantes, muchas de las cuales tenían un contenido moralizador.

CATECISMO

DEL PADRE ASTETE

La Doctrina del Padre Astete es un  compendio simple de lo que el cristiano debe saber y cumplir para salvarse. Durante muchos años fue aprendido de memoria por nuestros antepasados.


CATECISNO

(2º grado)

El catecismo del padre Astete ya no lo estudiaba nadie. Los directores de la obra consideran conveniente" estudiar en los cursos anuales y convivencias un catecismo que había sido elaborado por la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis.

Terminado de imprimir el día 24 de julio de 1958.

PROBLEMAS RUBIO
Inolvidables aquellos cuadernos de "Problemas Rubio" editados a finales de los años 50, pero que se mantuvieron durante la década de los 60 y principios de los años 70..
Con estos cuadernos escolares nos iniciamos muchos niños y niñas de la época en las matemáticas.
Estos cuadernos se diferencian en tres: Operaciones y Ejercicios de Aritmética primera y segunda parte.










CALIGRAFÍAS Y CUADERNOS RUBIO

Años 60

Inolvidables aquellos cuadernos "Rubio" editados por Ediciones Técnicas Rubio en 1962.

Con estos cuadernos escolares nos iniciamos muchos niños y niñas de la época en la escritura.

Había de distintos niveles de dificultad, según el número que aparecía en la portada del cuaderno.

En la contraportada a venían las instrucciones de como coger el lápiz o pluma. Un clásico de la escuela de los años 60.

Cartillas  Rayas

Método de enseñanza de lectura- escritura.
EdSánchezez RodrigoPlasenciaia
Año1958.

La "b" con la
"a".......................baba

la "b" con la "e".............be
la "b" con la "i"..bibi
la "b" con la "o"........bola
la "b" con la "u"................bu.bba
ba
ba, be, bi, bo, buuuuuuuuuuuuuu

 

LÁMINAS DE DIBUJO

EMILIO FREIXAS 


Fueron las láminas en las que muchos de nosotros nos iniciamos en el dibujo artístico. Estos ejemplares fueron publicados en 1964 y se componían de varias series:
Serie 00, Iniciación al dibujo.
Series del 1 al 5.

Temas varios.


CUADERNOS A RAYAS

Años 50


CARTILLA LECTURA



Acabo de encontrar la cartilla donde yo aprendí a leer.
 

CARTILLA ESCOLAR

Éstas son las temidas cartillas escolares de la época. Donde se reflejaba el expediente académico del alumno.
 

CORAZÓN

(Edmundo de Amicis) 

Diario de un niño italiano del siglo XIX, narrando su curso escolar, describiendo a sus diferentes compañeros y los problemas que existen por los diferentes clases sociales, procedencias dentro de Italia... Además, están los "cuentos mensuales", algunos muy famosos: "De los Apeninos a los Andes" (¿os acordáis de Marco?), "El pequeño escribiente florentino"... Muy bonito. Aunque quizás demasiado sentimental y romántico para un niño de esa edad (unos 13 años, no me acuerdo muy bien), además de patriótico.



 

Roberto Alcázar y Pedrín es una serie española de tebeos de aventuras creada por el guionista Juan Bautista Puerto y el dibujante Eduardo Vañó Pastor en 1940.



TEBEOS


 

El Guerrero del Antifaz es una obra clásica de la historieta española, creada por Manuel Gago García en 1944.


 

El Capìtán Trueno es una serie de historietas española de aventuras, creada en 1956 por el guionista Víctor Mora Pujadas y el dibujante Miguel Ambrosio Zaragoza (Ambrós) nacido en Albuixech (Valencia).






EL PATIO.



Los juegos, a la hora del patio, eran bien diferentes para los niños y niñas.

 

JUEGOS DE NIÑAS.

 

Las chicas jugaban a la comba, la pelota, la goma, las tabas, alfileres etc…

Consulta en esta página el apartado de cancionero infantil, donde encontrarás amplia información de juegos y las canciones con las que se acompañaban.

 

 ATÍTULO DE EJEMPLO LA DESCRIPCIÓN DE UNO DE LOS JUEGOS MÁS TRADICIONALES DE AQUELLA ÉPOCA.

 

LAS TABAS

(Sacado de Internet)

Este es un juego muy extendido a la vez que antiguo ya que lo practicaban las mujeres griegas, como muestra una bella escultura que puede admirarse en el Museo de Berlín.

 

    La taba propiamente dicha es un hueso que se encuentra al terminar la pata trasera de las ovejas, corderos y carneros. Tiene cuatro caras que se denominan de varias formas. Lo más generalizado es llamar "caras" a la parte cóncava; "pencas", a la zona convexa; "culo" a la lisa y "carnes" donde el hueso toma la forma de la letra S.

 

    Hay infinidad de variantes del juego de la taba -con uno o más huesos- pero sin duda la forma menos complicada de jugar es aquella en que las niñas, sentadas en círculo o en corro, tiran la taba al aire. Se gana si al caer la taba queda hacia arriba el lado que llaman "carne"; se pierde si el "culo" queda hacia abajo y no hay juego si sale "pencas".

 

    Otra forma de jugar consiste en arrojar al aire cinco tabas, al tiempo que se vuelve la mano con rapidez, tratando de recoger alguna con el dorso. Si cae más de una encima de la mano, las demás niñas van retirando las tabas hasta dejar sólo la que guarda peor el equilibrio; en esta postura se ha de intentar recoger las tabas que están por el suelo sin que se caiga la que permanece encima de la mano.

 

    En una tercera variante se utilizaba una canica que se lanzaba al aire mientras se trataba de volver las tabas.

 

 

JUEGOS DE NIÑOS

 

Los chicos jugaban a las canicas, peonza, el churro-mediamanga-mangotero, la tarusa, canicas  etc. etc.

 

Descrición de un par de juegos de los más onocidos en los años 40 – 50.

(Sacado de Internet)

 

LA TANGUILLA

 

 Conocida en otros lugares como tarusa, tarús, tanga... es un juego en que se tira con unos discos a un cilindro con monedas que se pone levantada en tierra. Dicho cilindro de madera, estrechado en el medio, es la tanga propiamente dicha. Mide unos 20cm de alto por 5 de ancho

 

    Gana el que mayor número de "camas" consiga hacer. El jugador tira, desde una distancia de unos 20 metros, aproximadamente, el disco metálico de 10cm de diámetro. Si el disco de hierro ("tostón"), tira la tanga y se coloca a menos distancia de la chapa que ésta de la tanga, habremos conseguido "cama" y obtenido la máxima puntuación, tres puntos, uno por tirar la tanga y dos por hacer "cama". En caso de que la chapa y el tostón estén a la misma distancia que la tanga o se toquen entre ellos, habremos conseguido dos puntos: uno por tirar la tanga y otro por la situación de las piezas.

 

    CHURRO, MEDIAMANGA, MANGOTERO

 

Lo primero era hacer dos equipos y elegir una persona, la madre de todo el juego. Luego se echaba a suerte el grupo que empezaría.

 

La “madre” se apoya en la pared y el grupo que haya perdido al echarlo a suerte se tenía que poner en  posición de “burro”, esto es, en fila, unos detrás de otros, flexionando el tronco y apoyándose en el de delante y el primero de la fila en la “madre”.

 

El otro equipo salta sobre ellos cogiendo carrerilla y con fuerza para intentar tirarlos evitando al mismo tiempo caerse (en cuyo caso ya perdería uno u otro).

 

Si se logra el objetivo de colocar a todos los miembros del equipo sobre el los que hacen de “burro”,  uno del equipo de arriba decía, señalando a sus extremidades: “Churro, mediamanga, mangotero” que se corresponden con el hombro, el codo y la muñeca respectivamente. Otro del equipo que hace de “burro” dice una,  y si fallaban les tocaba de nuevo soportar el peso de los otros y si acertaban cambiaban de posición.


PEONZA


 

Juguete de madera dura, por lo general de naranjo, de forma cónica con una cabecita y terminado en una púa de hierro, el cual se enrolla con un cordel para arrojarlo y hacerlo bailar. En el momento que se desenvuelve todo el piolín, el trompo queda girando.

El cordel con que se envuelve el trompo para hacerlo bailar, se llama cuerda.

Para cogerlo, se recoge a lo copita, haciendo una pinza con los dedos índice y medio por debajo de su cuerpo; y a lo navaja, dándole con el canto de la mano un golpe y recibiéndolo en la palma.






EL NIÑO:


Ø    SER ALUMNO.


Y todo un coro infantil

va cantando la lección:

mil veces ciento, cien mil,

mil veces mil, un millón.

(Antonio Machado)


-Recuerdo cuando era un niño que las clases empezaban con la oración, una vez que todos los alumnos, tras saludar con el "Ave María Purísima" de siempre, habían ocupado sus lugares.

Por la mañana se estudiaba siempre las asignaturas instrumentales, Matemáticas y Lenguaje, mientras el maestro explicaba la lección del día, otros grupos realizaban las cuentas puestas en la pizarra, corregían los deberes, etc. Como el número de alumnos en la mayoría e los casos sobre pasabalos 50, algunos mayores ayudaban de alguna manera a la labor del maestro.

Por las tardes, se estudiaba las asignaturas  menos pesadas como Geografía, Historia, o Ciencias; y sobre todo, se hacía la lectura conjunta e individualmente.

Las clases estaban separadas rigurosamente, (los niños con los niños y las niñas con las niñas) .

El absentismo escolar, en la primera mitad del siglo XX, era impresionante, los niños faltaban mucho a la escuela, pues debían alternar las obligaciones escolares con el trabajo, sobre todo en el campo.

Por otra parte con un 60% de analfabetismo, los padres no valoraban los estudios de sus hijos y los tenían en casa para yudar en las labores del hogar, incumpliendo así con la obligatoriedad de la asistenta a clase.

 

Por las tardes se repartían unos quesitos de color anaranjado, como merienda, se decía que era de América.


EL DÍA DEL SEÑOR


Los niños tenían clases todos los días, mañana y tade incluídos los domingos y fiestas de guardar, a excepción de lo jueves por la tarde.

A partir de 1904, el Ministerio de Educación cedió ante las peticiones de la Iglesia,a fin de que los fieles atendieran sus obligaciones religiosas.

Así pues, se hizo preceptivo dejar de ir a la escuela el llamado “DÍA DEL SEÑOR”

 

Horarios de las clases


   Lunes  Martes  Miércoles  Jueves  Viernes Sábado 
        9h                                              Entrada, saludo y oración
        9,15h                                                   Revista de aseo
  9,30h
 Gramática  Lectura  Gramática  Lectura  Gramática  Lectura
 10,30h  Geografía  Historia
 Geografía
 Historia  Geografía  Historia
 11,30h  Cálculo  Cálculo  Cálculo  Cálculo  Cálculo  Cálculo
      12h                                                   Salida del mediodía
2h  Dibujo  Artes
 y oficios
 Dibujo  Festivo  Dibujo
 Artes
y oficios
3h  Historia
sagrada
 Ciencias
naturales
 Hitoria
sagrada
 Festivo  Historia
sagrada
 Ciecias
naturaes
4h  Gimnasia  Caligrafía  Gimnasia  Festivo  Caligrafía  Gimnasia
        5h                                                           Salida

(Reproducción de un horario de principios del siglo XX)





- Los niños del ayer -





 










Han cambiado las escuelas,

desde principios de siglo,

han cambiado los maestros,

la enseñanza, los libros.



                  
                                                                                                                                                                                                        







La figura del maestro

era siempre respetada,

tenía el 'Don' por delante

y el sueldo no llegaba.

             
          









Con el retrato de Franco,

colgado de las paredes

y un crucifijo al lado,

recordando los poderes.

 

                              
               









Dos libros fueron testigos

en estos tiempos de antaño

la enciclopedia de siempre

y el catecismo cristiano.

                         
 









Las escuelas nacionales

dependían del Gobierno

íbamos los más humildes

en otoño y en invierno.



                       








Cuántas veces de rodillas

mirando 'pa' la pared,

nos castigaba el maestro

por desacuerdos con él.

                     
                          








Las 'collejas', los pimientos,

coscorrones con el codo,

lo digo por experiencia,

yo que he probado de todo.

                  
            








El antaño y el presente,

nos deja que comparemos,

si miramos hacia atrás

es mejor lo que tenemos.

                                



 

Ø    EN LA CASA.


 (en construcción)



WebRep
Calificación general