Estudio Inductivo de la Biblia

Buscar en este sitio

    Actividad reciente del sitio



    Zacarías
    זכריה
    "El Señor Recuerda"



    Zacarías en varias versiones:  
    1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12  13  14

    Tiempo de Lectura: 0:35 / Contiene 14 capítulos, 211 versículos.


    1) ¿QUIÉN ESCRIBIÓ EL  LIBRO? Zacarías

    2) ¿CUÁNDO FUE ESCRITO? 520 a 480 a.C.

    3) ¿A QUIÉN FUE ESCRITO? Los cautivos Judíos que regresaban

    4) ¿DE DÓNDE FUE ESCRITO? Jerusalén


    MÉTODO  HISTÓRICO

    1) ¿CUÁL ES EL TRASFONDO  HISTÓRICO DEL LIBRO?

    BEI. La tierra gozaba de paz y tranquilidad. Todas las naciones disfrutaban de esa quietud, salvo Israel. Después la perspectiva de este pueblo, todo parecía indicar que Dios había abandonado a su pueblo, que se había olvidado de Jerusalén, su santa ciudad. En efecto, los muros de Jerusalén eran un montón de escombros, el templo de Salomón estaba en ruinas, y en su lugar comenzaba a levantarse un templo reedificado solo en parte. ¡Ni siquiera podría este templo compararse con el de Salomón!

    La mayoría del pueblo de Dios se había establecido en el país de su exilio y no mostraba interés por volver a Jerusalén. Solo había vuelto un pequeño remanente, cuyo desaliento pronto hizo que desistiera de sus planes d reedificación. La casa del Señor quedó inclusa hasta que vino la palabra del Señor, primero a Hageo y luego a Zacarías.   Aunque había nacido en Babilonia, Zacarías era parte de ese remanente que volvió a Jerusalén bajo el liderazgo de Zorobabel y de Josué. Zacarías pertenecía a la línea sacerdotal; pero habría de ser; como Hageo su predecesor, el profeta de Dios para el desanimado remanente que había optado por volver.

    Fue así como la palabra del Señor vino a Zacarías, en el momento en que el pueblo más necesitaba que se le infundieran nuevos ánimos. Eso sucedió entre 520 y 519 a.C. 


    2) ¿SI ES UNA EPÍSTOLA CUANDO FUE FUNDADA LA IGLESIA?

    3) ¿DE QUIÉN ESTÁ COMPUESTA LA IGLESIA? 

    4) ¿CUÁLES SON SUS FUERZAS Y SUS DEBILIDADES?

    MÉTODO LITERARIO                                                                                                                                                                 1) ¿QUÉ GÉNERO DE LITERATURA ES EL LIBRO?  Apocalíptica.

    MÉTODO PANORÁMICO                                                                  
    1) ¿CUÁL ES LA IDEA PRINCIPAL DEL LIBRO?

    2) ¿CUÁL  FUE LA RAZÓN PRINCIPAL POR LA CUAL SE ESCRIBIÓ ESTE LIBRO?

    PALABRAS CLAVE EN ZACARÍAS (RV1960)  Capítulos 1-8: vino palabra de Jehová (vino, pues, a mi palabra de Jehová de los ejércitos), escuchar tapar sus oídos para no oír), volver (s), aún, todavía, de nuevo, al contrario, templo (casa, casa de Jehová), naciones, Judá, Jerusalén, moraré en medio de ti (para gloria estaré en medio de ella, toda referencia a la casa del Señor), setenta años.    

    TEMAS: Jehová de los Ejércitos, Jerusalén, el Siervo.

    ÉNFASIS: Dios está con la comunidad remanente del pueblo que ha regresado del exilio; Dios prosperará a sus líderes; el futuro de Jerusalén  y de Judá es brillante, lleno de paz y gloria; el Rey de Israel regresará a Jerusalén en triunfo, sin embargo, será asesinado por los pecados del pueblo; Dios castigará a los enemigos de su pueblo, pero muchas de las naciones llegarán a conocer al Señor. 



    Estructura de Zacarías

    Título:  “Anunciando el reinado justo de Jesús”

    Versículo Clave: 6:12, 13  “Y le hablarás diciendo: Así ha hablado Jehová de los ejércitos, diciendo: he aquí, el varón cuyo nombre es el renuevo, el cual brotará de sus raíces, y edificará el templo de Jehová. Él edificará el templo de Jehová, y él llevará gloria, y se sentará y dormirá en su trono, y habrá sacerdote a su lado; y consejo de paz habrá entre ambos”

     

    1:1  Llamamiento de Zacarías


    LLAMADO

    AL

    ARREPENTIMIENTO



    VISIONES

    PARA 

    EL MENSAJE

    1:7  Primeras visiones
    2:1  Llamamiento de los cautivos
    3:1  Visión del sacerdote Josué
    4:1  Candelero de oro y olivos
    5:1  El rollo y la mujer
    6:1  Carros coronación simbólica de Josué
    7:1  El ayuno y la desobediencia

    OBEDIENCIA PARA RESTAURACIÓN

    8:1  Promesa  restauración de Jerusalén
    9:1  Castigo naciones futuro rey

    EL FUTURO REY Y LA JUSTICIA

     MENSAJE

    A

    JERUSALÉN

     

    10:1  Jehová redimirá a su pueblo
    11:4  Pastores inútiles
    12:1  Liberación futura de Jerusalén

    JERUSALÉN RESTAURADA

    14:1  Jerusalén y las naciones.

     


    Autor y fecha

        Al igual que Jeremías y Ezequiel, Zacarías era también un sacerdote (Neh 12:12-16). De acuerdo con la tradición, él era un miembro de la Gran Sinagoga, un concilio de ciento veinte originado por Nehemías y presidido por Esdras. Este concilio más tarde se desarrolló en los ancianos gobernantes de la nación, llamado el sanedrín. Él nació en Babilonia y se unió a su abuelo, Ido, en el grupo de exiliados que regresaron por primera vez a Jerusalén bajo el liderazgo de Zorobabel y Josué el sumo sacerdote (Neh 12:4). Debido a que ocasionalmente es mencionado como el hijo de su abuelo (Esd 5:1; 6:14; Neh 12:16), se piensa que su padre, Berequías, murió a una edad temprana antes que pudiera suceder a su padre en el sacerdocio. 

        Las palabras de apertura de Zacarías son fechadas desde el 520 a.C., el segundo año de Darío I (1:1). El emperador persa Ciro había muerto y fue sucedido por Cambises (530-521 a.C:) quien conquistó Egipto. Él no tenía hijo, se suicidó, Y Darío emergió al trono al subyugar una revolución. Era un contemporáneo de Hageo y comenzó a profetizar dos meses después de él. Es llamado un joven en el 2:4, sugiriendo que Zacarías era más joven que Hageo. El tiempo que duró su ministerio es incierto; la última profecía fechada (7:1) vino aproximadamente dos años después de la primera, haciéndolas idénticas en tiempo que la profecía de Hageo (520-518 a.C.). Generalmente se piensa que los capítulos 9-14 vinieron de un período que se llevó a cabo más tarde en su ministerio. Diferencias en estilo y referencias a Grecia indican una fecha de 480-470 a.C:, después de Darío I (521-486 a.C.) y durante el reinado de Jerjes (486-464 a.C.), el rey que hizo de Ester reina de Persia. De acuerdo a Mateo 23:35, él fue asesinado entre el templo y el altar, un destino semejante a un Zacarías que vino antes (2 Cr 24:20, 21), quien había sido apedreado hasta la muerte.         



     

    Contexto Histórico de Zacarías

        El contexto histórico de Zacarías es el mismo del de su contemporáneo, Hageo. En el 538 a.C., Ciro el persa liberó a los cautivos de Israel para reestablecer su tierra (Esd 1:1-4) y alrededor de cincuenta mil regresaron de Babilonia. Ellos inmediatamente comenzaron a reedificar el templo (Esd 3:1-4:5), pero la oposición de vecinos, seguida por indiferencia desde dentro, hizo que la obra fuera abandonada (Esd 4:24). Dieciséis años más tarde (Esd 5:1, 2), Zacarías y Hageo fueron comisionados por el Señor para motivar al pueblo a reconstruir el templo. Como resultado, el templo fue terminado cuatro años más tarde 516 a.C. (Esd 6:15).  




    Detalles de Zacarías

                Zacarías fue contemporáneo de Hageo. Mientras Hageo parece haber sido muy anciano, Zacarías quizás haya sido muy joven, pues era nieto de Iddo, que había vuelto a Jerusalén 16 años antes (Nehemías 12:14, 16) Hageo ya había estado predicando dos meses, y se había iniciado la obra del Templo, cuando Zacarías comenzó. El ministerio escrito de Hageo fue de poco menos de cuatro meses, y el de Zacarías, de dos años. Pero sin duda estuvieron presente durante los cuatro años enteros para exhortar, animar y ayudar, trabajando hombro con hombro para la terminación del Templo.        

                El libro de Zacarías es bastante más extenso que el de Hageo. Está repleto de vislumbres mesiánicas, y menciona literalmente muchos detalles de la vida y obra de Cristo.

     

    (Compendio Manual de la Biblia, por Halley, p .338)

     


    Retos de Interpretación

     

    •  Mientras que no hay retos numerosos de interpretación para el lector, dos pasajes dentro de la profecía presentan notable dificultad de interpretación.  En el 11:8, el Buen pastor destruyó "a tres pastores en un mes". La presencia del artículo definido apunta a familiaridad, de tal manera que los judíos habrían entendido la identidad de estos pastores sin mayor referencia. No es tan fácil para los lectores modernos entenderlo. Numerosas opciones con respecto a su identidad han sido sugeridas. Una de las más antiguas, y probablemente la posición correcta, los identifica como tres órdenes de líderes: los sacerdotes, ancianos y escribas de Israel. Durante su ministerio terrenal, Jesús también confrontó la hipocresía de los líderes religiosos de Israel (Mt. 23), despojándolos con fuertes denuncias, seguidas por la destrucción de la nación entera en el 70 d.C. Desde su venida, el pueblo judío no ha tenido otro profeta, sacerdote o rey.

     

    •  Bastante discusión también rodea la identidad del individuo que poseía "heridas en tus manos" (13:6). Algunos lo han identificado con Cristo, las heridas supuestamente se refieren a su crucifixión. Pero Cristo no podía haber negado que era un profeta, ni pudo haber dicho que era un granjero, o que fue herido en la casa de sus amigos. Obviamente, esta s una referencia a un falso profeta (cp. vv. 4-5) quien fue herido en su adoración idólatra.  El celo por el Señor será tan grande en el reino del Mesías que los idólatras harán todo intento por esconder su verdadera identidad, pero sus cicatrices serán la evidencia obvia de su iniquidad.    

      

     

    Temas históricos y teológicos

     

    •  Zacarías se unió a Hageo para despertar al pueblo de su indiferencia, retándolos a volver a comenzar la construcción del templo. El propósito primordial de Hageo fue reconstruir el templo; su predicación tiene un tono de reprensión por la indiferencia del pueblo, el pecado y la falta de confianza en Dios. El fue usado para comenzar el avivamiento, mientras que Zacarías fue usado para que lo mantuviera fuerte con un énfasis más positivo, llamando al pueblo al arrepentimiento y reafirmándole bendiciones futuras. Zacarías buscó alentar al pueblo a edificar el templo a la luz de la promesa de que algún día el Mesías vendría a habitarlo. El pueblo no solo estaba edificando para el presente, sino con la esperanza futura del Mesías en mente. Él alentó al pueblo, aún oprimidos por potencias gentiles (1:8-12), con la realidad de que el Señor recuerda sus promesas de pacto con ellos y que Él los restauraría y los bendeciría. De esta manera el nombre del libro (el cual quiere decir “Jehová recuerda”) contiene en ciernes el tema de la profecía.  

     

    •  Este “Apocalipsis del AT” como se le llama con frecuencia, se relaciona tanto a la audiencia inmediata de Zacarías como también al futuro. Esto emana en la estructura de la profecía misma, debido a que en cada una de las tres secciones principales (caps. 1-6, 7, 8, 9-14), el profeta comienza históricamente y después avanza al tiempo del Segundo Advenimiento, cuando el Mesías regrese a su templo para establecer su reino terrenal. Él profeta le recordó al pueblo que el Mesías tenía un compromiso tanto a corto como a largo plazo con su pueblo. De esta manera las palabras del profeta eran “buenas palabras, palabras consoladoras” (1:13) tanto para los exiliados del día de Zacarías como también para el remanente de pueblo escogido de Dios en ese día futuro.

     

    •  Este libro es el más mesiánico, apocalíptico y escatológico del e AT. Primordialmente, es una profecía de Jesucristo, enfocándose en su gloria venidera como un medio para consolar a Israel (1:13, 17). Mientras que el libro está lleno de visiones, profecías, señales, visitantes celestiales y la voz de Dios, también es práctico, lidiando con asuntos tales como el arrepentimiento, cuidado divino, salvación y vida santa. La profecía estaba pronta a estar en silencio por más de 400 años hasta Juan el Bautista, entonces Dios usó a Zacarías para traer un brote rico y abundante de promesas para el futuro para sustentar al remanente fiel a través de esos años de silencio.

     

      


    Vista Panorámica de Zacarías

    Cuando las condiciones son deprimentes, ¿habrá esperanza en el futuro? ¿Pueden los creyentes esperar que Dios intervenga a favor de una nación que le ha rechazado? ¿Deben estar ellos optimistas acerca de las cosas por venir? ¿O deben permitir que la situación presente les lleve al pesimismo? Zacarías trató con estas preguntas respecto a las perspectivas para Israel, pero no ignoró las necesidades inmediatas de sus contemporáneos.
    Zacarías era de linaje sacerdotal (1:1, 7; Neh. 12:12, 16), y fue llamado a servir a Dios como un profeta (1:1, 7). El nació en Babilonia y murió asesinado en el recinto del templo (Mt 23:35). El ministró a los judíos que volvieron del exilio; algunos de sus mensajes fueron dirigidos al sumo sacerdote (3:8) y al gobernador (4:6).
    Es esencial saber los acontecimientos bíblicos que se registraron durante el ministerio de Zacarías. En la siguiente gráfica aparecen en orden cronológico:
    Aunque algunos profetas fueron contemporáneos entre sí, sólo Zacarías y Hageo, según se expresa en las Escrituras, laboraron juntos (Esd 5:1; 6:14). Ambos desafiaron a los judíos a reedificar el templo. Para algunos esto es particularmente sorprendente porque los dos profetas eran muy diferentes. Zacarías era un predicador joven, pero muchos creen que Hageo era de mayor edad. Zacarías es diplomático en su predicación; Hageo es franco y predica directamente contra los pecados del pueblo. Zacarías es visionario en sus mensajes; Hageo es directo y casi rutinario. Zacarías ofrece vívidas promesas de la ayuda de Dios y la garantía de una nueva esperanza; Hageo llama más directamente a construir.
    Zacarías, cuyo nombre significa “el Señor recuerda,” escribe e interpreta una serie de las visiones que recibió de Dios. Estas presentan verdades del futuro de Israel, pero también se aplican al presente. Con respecto al ayuno, Zacarías responde a preguntas hechas por una delegación de Betel. El profetiza tanto de la primera como de la segunda venida del Mesías. Zacarías es un profeta de esperanza en medio de la desesperación. El trae seguridad en tiempos de duda. Su ministerio es de desafíos y de consuelo.
    Hernández, E. A., & Lockman Foundation (La Habra, C. (2003). Biblia de estudio : LBLA. (Zac). La Habra, CA: Editorial Funacion, Casa Editoral para La Fundacion Biblica Lockman.


    Referencias Proféticas 

        Las profecías acerca de Jesucristo y la era mesiánica abundan en Zacarías. Desde la promesa de que el Mesías vendría y habitaría entre nosotros (Zacarías 2:10-12; Mateo 1:23) hasta el simbolismo del Renuevo y la Piedra (Zacarías 3:8-9, 6:12-13; Isaías 11:1; Lucas 20:17-18) a la promesa de Su Segunda Venida, donde aquellos que lo traspasaron lo mirarán y llorarán. (Zacarías 12:10; Juan 19:33-37), Cristo es el tema del Libro de Zacarías. Jesús es el Salvador de Israel, una fuente cuya sangre cubre los pecados de todos los que vengan a Él para salvación (Zacarías 13:1; 1 Juan 1:7).


    Importancia en la Biblia


        Una de las grandes contribuciones del libro de Zacarías es la fusión de los mejores elementos sacerdotales y proféticos de la historia de Israel. Zacarías comprendió que estos elementos eran necesarios en una fe genuina. Exhortó al pueblo a apartarse del pecado. Comprendió también que el templo y los ritos religiosos jugaban un papel importante en mantener al pueblo cerca de Dios. Como conjugó estos elementos en su propio ministerio, Zacarías contribuyó a preparar el camino para que la comunidad cristiana pudiera entender a Cristo como sacerdote y profeta.


        Zacarías llama la atención por su desarrollo de un estilo apocalíptico profético cargado de simbolismos y lenguaje visionario relacionado con los días postreros. En esto, sus escritos se parecen a Daniel y a Apocalipsis. La visión de candelabros y olivos, jinetes y carrozas, cordeles de medir y cuernos coloca el libro y los otros dos mencionados en una clase aparte.


        Zacarías también dijo mucho en cuanto al concepto de Dios como guerrero. Si bien esta era una imagen utilizada a menudo por los escritores bíblicos, Zacarías unió esta idea al concepto del Día del Señor (Jl 2). Su descripción del regreso de Cristo a la tierra como guerrero poderoso en el → DÍA DE JEHOVÁ (14.1–9) es una de las conmovedoras profecías

    del Antiguo Testamento.


        En ese día, según Zacarías, Cristo asentará sus pies sobre el Monte de los Olivos, y causará cambios violentos por toda la tierra (14.3–4). El día se cambiará en tinieblas y las tinieblas en luz (14.5–8). El mundo entero lo adorará cuando el Señor extienda su reino por «sobre toda la tierra» (14.9).




    Extras de Zacarías