Jonás
יזנה
"Dios ama al mundo"


Jonás en varias versiones:   
1  2  3  4

Tiempo de Lectura= 0:10 / Contiene 4 capítulos, 48 versículos.



1) ¿QUIÉN ESCRIBIÓ EL  LIBRO? Jonás (?)

2) ¿CUÁNDO FUE ESCRITO? 760 a.C.

3) ¿A QUIÉN FUE ESCRITO? Israel

4) ¿DE DÓNDE FUE ESCRITO?  ?


MÉTODO  HISTÓRICO

1) ¿CUÁL ES EL TRASFONDO  HISTÓRICO DEL LIBRO?

El libro de Jonás es el más agradable de leer entre todos los profetas menores. Algunos eruditos bíblicos lo consideran un relato histórico, mientras otros lo ven como una historia simbólica, que enseña que así como Jonás fallo en cumplir su deber con el pueblo de Nínive, así Israel fallo en sus obligaciones morales y religiosas hacia otras naciones. La referencia de Jesús a Jonás (Mateo 12:38-41) parece indicar que Jonás fue una narración histórica.

Hay polémicas, de que si es historia o un cuento. Poco se sabe de Jonás, pero se a comprobado de hombres que han sido tragados por ballenas anteriormente, y salieron vivos.

2) ¿SI ES UNA EPÍSTOLA CUANDO FUE FUNDADA LA IGLESIA?
3) ¿DE QUIÉN ESTÁ COMPUESTA LA IGLESIA? 
4) ¿CUÁLES SON SUS FUERZAS Y SUS DEBILIDADES? 

MÉTODO LITERARIO
1) ¿QUE GENERO DE LITERATURA ES EL LIBRO?  Histórico

MÉTODO PANORÁMICO
1) ¿CUÁL ES LA IDEA PRINCIPAL DEL LIBRO?

2) ¿CUÁL  FUE LA RAZÓN PRINCIPAL POR LA CUAL SE ESCRIBIÓ ESTE LIBRO?

PALABRAS CLAVE EN JONÁS (RV1960) lástima (piedad, piadoso), arrepentirse, convertirse (volverse), orar (oración), perecer, Jehová, clamar a Jehová (invocar, a Jehová)

TEMAS: Misericordia de Dios, soberanía de Dios sobre la naturaleza.

ÉNFASIS: Jehová como Creador, Sustentador y Redentor de todos; el interés compasivo de Jehová por los gentiles (representados por Nínive); la renuencia de Israel (representada por Jonás) para reconocer la compasión de Jehová por las naciones. 

 

 

 

 

Estructura de Jonás 

Título: “Entierra tu corazón en naciones”

Versículo Clave: 3:10 “Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no hizo”

 

1:1  Palabra de Jehová a Jonás  

JONÁS HUYE  DE JEHOVÁ



JONÁS HUYE DE 
JEHOVÁ
1:4  Jehová hizo levantar viento
1:7  Echemos suerte sepamos causa
1:11  ¿Qué haremos contigo?
1:17  Jehová preparó pez
2:1  Oró Jonás a JehováORACIÓN DE JONÁS
3:1  Palabra segunda vez a Jonás

NÍNIVE SE ARREPIENTE


NÍNIVE Y JONÁS SE

 ARREPIENTEN

3:6  Noticia llega a Rey
3:10  Vio Dios lo que hicieron

JONÁS SE ENOJÓ

4:1 Jonás se enojó
4:6  Preparo Jonás una calabacera


Autor y fecha


    El libro no tiene ninguna afirmación directa acerca de la persona que lo escribió. A lo largo del libro, repetidamente se hace referencia a Jonás en tercera persona, causando que algunos busquen otro autor. No obstante, no era una práctica extraña en el AT escribir en tercera persona (p.ej Éx 11:3; 1 S 12:11). Además, la información autobiográfica revela en sus páginas claramente apunta a Jonás como el autor. Los relatos en primera persona de acontecimientos y experiencias tan poco comunes serían mejor producto del mismo Jonás. Ni tampoco el versículo de introducción debe sugerir algo diferente, debido a que otros profetas tales como Oseas, Joel, Miqueas, Sofonías, Hageo y Zacarías tienen aperturas similares. 
    
    De acuerdo con 2 Reyes 14:25, Jonás vino de Gat-hefer cerca de Nazaret. El contexto lo coloca durante al largo y próspero reinado de Jeroboam II (793-753 a.C.), haciéndolo un profeta de las tribus del norte poco antes de Amós durante la primera mitad del siglo octavo a.C., 760 a.C. Los fariseos estaban mal cuando dijeron "de Galilea nunca se ha levantado profeta" (Jn 7:52), porque Jonás era de Galilea. Una tradición judía que no se puede verificar dice que Jonás fue el hijo de la viuda de Sarepta a quien Elías resucitó de los muertos (1 R 18:8-24).    





Contexto Histórico de Jonás

    Como un profeta a las diez tribus del norte de Israel, Jonás comparte su contexto histórico con Amós. La nación disfrutó un tiempo de paz y prosperidad relativas. Tanto Siria como Asiria eran débiles, permitiendo a Jeroboam II que agrandara las fronteras del norte de Israel hasta donde habían estado en los días de David y Salomón (2 R 14:23-27). No obstante, espiritualmente fue un tiempo de pobreza; la religión era ritualista y más y más idólatra, y la justicia se había pervertido. El tiempo de paz y la riqueza la había hecho que estuviera en bancarrota espiritual, moral y ética (2 R 14:24; Am 4:1 en adelante; 5:10-13). Como resultado, Dios iba a castigarla al traer destrucción y cautividad de los asirios en el 722 a.C. El arrepentimiento de Nínive pudo haber sido ayudado por dos plagas (765 y 759 a.C.) y un eclipse solar (763 a.C.), preparándolos para el mensaje por parte de Jonás. 

 

 

Época de Jonás

 

850840830820810800790780770760750740730720710700690

Reyes de Asiria

   

Salmanasar

783 - 773

Asurdan III 773-755

Tiglah-pileser III   745  -  727

   
      
   Asurnirari   755-745 Salmanaser V  727-722
             Nínive conquistada por Babilonia en el 612 a.C
             

Reyes de Israel

(Reino del Norte)

 

Joás  798 - 782

   ZacaríasDiez tribus del Norte llevadas cautivas por el rey Salmanasar V de Asiria en 722 a.C 
    Salum un mes 
  

  793   Jeroboam II  753

Menahem 
        Peka 752 732 
        

732Oseas 722

   

Jonás y los profetas de su época           (Reino del Norte)

Eliseo

796

 

JONÁS

784 -772

Amós

767- 755

Oseas

755                               714

  
   
   

Reyes de Judá

(Reino del Sur)

 

 796        Amasías         767

 

750   Jotam   731

    
  

790          Uzías o Azarías           739

735 Acaz 715

   
             

Profetas de Judá

(Reino del Sur)

Joel

825    809

      

739                  Isaías                   681

      
       

733          Miqueas        701

 
        
850840830820810800790780770760750740730720710700690

 


 

 

Retos de Interpretación

 

  •  El reto primordial es sí el libro debe interpretarse como una narración histórica o como una alegoría – parábola. La gran escala de milagros, tales como ser mantenido vivo durante tres días y tres noches en un gran pez, ha llevado a algunos escépticos y críticos a negar su validez histórica y sustituir lecciones espirituales, sea para las partes constitutivas (alegoría) o para el libro como todo (parábola). Pero independientemente de lo grandioso y milagroso que los acontecimientos hayan sido, la narración se debe ver como histórica. Centrado en un profeta del AT históricamente identificado que vivió en el siglo octavo a.C. , el relato de quien ha sido registrado en forma narrativa, no hay más alternativa que entender Jonás como histórico. Además, Jesús no enseñó la historia de Jonás como una parábola, sino como un relato real firmemente arraigado en la historia (Mt. 12:38-41; 16:4; Lc. 11:29-32).

 

 

 

 

Temas históricos y teológicos

 

  •  Aunque fue un profeta de Israel, Jonás no es recordado por su ministerio en Israel, lo cual podría explicar por qué los fariseos erróneamente dijeron en el día de Jesús que ningún profeta había venido de Galilea (Jn 7:52). Más bien, el libro relata el registro de su llamado a predicar arrepentimiento a Nínive y el hecho de que se rehusó a ir. Nínive, la capital de Asiria y con mala fama por su crueldad, era un némesis histórico de Israel y Judá. El enfoque de este libro se encuentra en esa ciudad gentil, que fue fundada por Nimrod, el bisnieto de Noé (Gn 10:6:12). Quizá la ciudad más grande en el mundo antiguo (1:2; 3:2, 3; 4:11), aún así fue destruida unos ciento cincuenta años después del arrepentimiento de la generación al tiempo de la visita de Jonás (612 a.C.), tal como Nahum profetizó (Nah 1:1 en adelante). El desagrado político por parte de Israel para con Asiria, junto con un sentido de superioridad espiritual como el destinatario de la bendición del pacto de Dios, produjo una actitud recalcitrante en Jonás hacia la petición de Dios para el servicio misionero. Jonás fue enviado a Nínive en parte para avergonzar a Israel por el hecho de que una ciudad pagana se arrepintió ante la predicación de un extraño, mientras que Israel no se arrepentía aunque le predicaron muchos profetas. Pronto iba a aprender que el amor y la misericordia de Dios se extienden a todas sus criaturas (4:2, 10, 11), no solo a su pueblo de pacto (Gn 9:27; 12:3; Lv 19:33, 34; 1 S 2:28-32).

 

  •  El libro de Jonás revela el dominio soberano de Dios sobre el hombre y toda la creación. La creación llegó a existir por medio de Él (1:9) y responde a cada uno de sus mandamientos (1:4, 17; 2:10; 4:6, 7 y Mt 4:41). Jesús empleó el arrepentimiento de los ninivitas para reprender a los fariseos, y así ilustró la dureza del corazón de los fariseos y su falta de disposición a arrepentirse (Mt 12:38-41; Lc 11:29-32). La ciudad pagana de Nínive se arrepintió ante la predicación de un profeta que no quería cumplir con su ministerio, pero los fariseos no se arrepentían ante la predicación del más grande de todos los profetas, a pesar de la evidencia abrumadora de que Él, de hecho, era su Señor y Mesías. Jonás es un retrato de Israel, quien fue escogido y comisionado por Dios para ser su testigo (Is 43:10 -12; 44:8), quien se reveló en contra de su voluntad (Ex 32:1-4; Jue 2:11-19); Ez 6:1-5; Mr 7:6-9), pero ha sido milagrosamente preservado por Dios a lo largo de siglos de exilio y dispersión para predicar finalmente su verdad  (Jer 30:11; 31:35-37; Os 3:3-5; Ap 7:1-8; 14:1-3).          

 


 

 

 

Vista Panorámica de Jonás

Negarse a cumplir la voluntad de Dios a menudo conduce a problemas. Dios ama a todas las personas, no importa cuán indigno de ello alguien sea. Estos son dos de los principales temas del libro de Jonás.

Jonás profetizó en los días de Jeroboam II, rey de Israel. El predijo una victoria para este gran gobernante; según la profecía, Jeroboam extendió sus fronteras desde Hamat hasta el Mar Muerto (2 R 14:25). Para el reino del norte éste fue un tiempo de paz. Los sirios fueron expulsados del territorio israelita, y otras naciones vecinas fueron neutralizadas. En el reino del sur, Judá, pasó algo similar bajo Uzías. Esos fueron días de crecimiento y prosperidad para ambos reinos.

Jonás predicó durante un tiempo de estabilidad política y éxito militar para Israel. Mientras tanto, Asiria trataba de consolidar su imperio, e Israel vio eso con desprecio y temor a la vez. Jonás, a quien se le había dado el privilegio de predicar éxito para su nación, fue llamado por Dios a prolongar la vida del peor enemigo de Israel que estaba en el proceso de exterminar al pueblo judío. Probablemente él sabía que dentro de una generación, Asiria conquistaría a su nación. Jonás se dispuso a huir de la presencia del Señor. Al embarcarse a Tarsis, Jonás intentaba renunciar a su llamado de profeta; pero según se lee en la narrativa, Dios no aceptó su “renuncia.”

El libro de Jonás debe entenderse como una historia verídica. Jesús la usó para enseñar acerca de su propia muerte y ministerio (Mt 12:38–41). El libro menciona a Dios 38 veces. Enfatiza el amor de El por la ciudad de Nínive, capital de la nación, que tenía una población de 120,000 personas (4:11). El Señor no desea que nadie perezca (2 P 3:9); El desea que todos se salven (1 Ti 2:4). También se nota la gracia de Dios revelada sobre Jonás; él aprendió que las personas son más importantes que las cosas (4:10–11) y el ministerio efectivo más crucial que el bienestar personal (3:5–10; 4:6).



Referencias Proféticas

Es claro que Jonás es un tipo de Cristo, de acuerdo a las propias palabras de Jesús. En Mateo 12:40-41, Jesús declara que Él estará en la tumba el mismo lapso de tiempo que Jonás estuvo en el vientre de la ballena. Él prosigue diciendo que mientras los ninivitas se arrepintieron ante la predicación de Jonás, los fariseos y maestros de la ley, quienes rechazaron a Jesús, estaban rechazando a Uno que es mucho más grande que Jonás. Así como Jonás trajo la verdad de Dios, respecto al arrepentimiento y la salvación a los ninivitas, Jesús trae el mismo mensaje (Jonás 2:9; Juan 14:6) de salvación de y a través de Dios solamente (Romanos 11:36).




Importancia en la Biblia


    La enseñanza del libro de Jonás es una de las más elevadas del Antiguo Testamento. El tema central es la universalidad de la salvación de Dios, su amor y providencia generosa, la cual no es patrimonio exclusivo de ningún pueblo, ni siquiera el israelita. Este designio universal de la salvación divina se opone al exclusivismo en que cayó la comunidad judía. En este sentido, el libro de Jonás se suma a Isaías 19.23–25 y al libro de Rut. La resistencia de Jonás primero y después su tristeza por la conversión de Nínive, que impidió temporalmente el cumplimiento del juicio de Dios, representan claramente la

idea del particularismo judío.


    Por otra parte, el libro nos enseña que aun los más categóricos vaticinios de Dios contra los pueblos que no son judíos manifiestan la voluntad misericordiosa de Dios. Él solo espera alguna muestra de arrepentimiento para dar su perdón, porque también a los gentiles les es concedida la posibilidad de la conversación. Con Jonás estamos a un paso del evangelio.






Extras de Jonás



Hojas de trabajo de Jonás

 Capítulos de Jonás


 El libro de Jonás continúa la historia bíblica del Creador y Redentor Dios que muestra compasión no solamente por los suyos sino también por todos los que ha creado. El Dios de la Escritura ama a sus enemigos ... ya a los nuestros.