Texto argumentativo y tipos de argumentos

Regla de oro de las argumentaciones orales

“Primero di de qué hablarás; luego, habla, y, para terminar, di de qué has hablado.”

La argumentación consiste en defender una opinión o idea (también llamada tesis). Para defender esa idea se tienen que aportar razones que la justifiquen (argumentos) con la intención de convencer al destinatario de su validez. 

Cualquier texto argumentativo, ya sea oral o escrito, suele presentar las siguientes partes:

  • Tesis: es la idea u opinión que se defiende. Ha de ser breve y clara. No podemos confundir la tesis con el tema: el tema de un texto puede ser, por ejemplo, “las drogas”; la tesis, en cambio, será la opinión concreta que se tenga sobre ese tema, por ejemplo “el consumo de drogas solo podrá combatirse con éxito si se legalizan.”1
  • Argumentos: son las razones, motivos o datos que se dan para defender la tesis. Nos detendremos en ellos más abajo.
  • Conclusión: se usa para terminar el texto confirmando la tesis inicial (se suele recoger la tesis y resumir los argumentos empleados).
  • Sin duda, para realizar una argumentación convincente debemos emplear argumentos adecuados y razonados. Según para qué los usemos existen dos tipos: argumentos (se usan para apoyar la opinión defendida) y contrargumentos (se emplean para rechazar las opiniones contrarias). 

Actividad 1. Fabricando argumentos

El profesor o profesora te indicará un tema para argumentar (por ejemplo, "fumar es una actividad perjudicial para la salud").

De manera individual, escribimos un argumento de cada uno de los tipos de la tabla adjunta para apoyar esa tesis.

Posteriormente, contrastamos con el compañero los argumentos que hemos elaborado y comentamos sus posibilidades como defensores de la tesis.

Por último, en grupos de cuatro ponemos en común todos los argumentos que hemos escrito y escogemos el mejor para cada uno de los tipos propuestos. Un miembro del grupo actuará de portavoz y leerá los seleccionados al resto de la clase. 


Actividad 2. El globo

Tipos de argumento según su contenido

Autoridad

Se acude a un experto o persona reconocida para apoyar la opinión.

Calidad

Valora lo bueno frente a lo abundante.

Cantidad

Lo que la mayoría piensa o hace funciona en ocasiones como argumento. La mención del sentido común se incluye en esta variante.

Científico

La autoridad o el prestigio científico puede servir para apoyar un pensamiento.

Estético

Lo bello se valora sobre lo feo.

Existencial

Se prefiere lo real, verdadero y posible, frente a lo inexistente, falso o imposible.

Experiencia personal

Lo visto y vivido personalmente funciona en ocasiones como argumento. Conviene no abusar del mismo.

Hecho

Basado en pruebas constatables.

Hedonista

Identificable con el carpe diem latino: La idea se justifica en razón de la necesidad de vivir la vida.

Justicia

Lo justo debe prevalecer sobre lo injusto.

Moral

Las creencias éticas socialmente aceptadas puede ayudar a justificar una opinión.

Progreso

La novedad y lo original son claves del progreso y son valorados frente a la tradición.

Salud

Se valora lo saludable y beneficioso frente a lo nocivo y perjudicial.

Semejanza

Se defiende algo en razón de ser muy parecido a otro elemento que nos convence.

Social

Hay ideas socialmente admitidas que funcionan de forma parecida a los argumentos de autoridad.

Tradición

El peso de la tradición puede servir para confirmar nuestras ideas. Es la antítesis del argumento de progreso.

Utilidad

Se valora lo útil, necesario y eficaz, frente a lo inútil, ineficaz o peligroso

Ad hominem

Se admite o rechaza un razonamiento no por sí mismo, sino en función de la persona que lo expresa.


Comments