Taller de poesía vanguardista

publicado a la‎(s)‎ 31 may. 2012 10:06 por Aurora Fernández Sierra   [ actualizado el 31 may. 2012 10:52 ]

1.Asociaciones extrañas.

El            Futurismo           fue         un          movimiento        artístico               de comienzos del siglo XX que rechazó la estética tradicional e intentó ensalzar la vida contemporánea,  basándose en sus dos  temas  dominantes:  la  máquina  y  el  movimiento.  La locomotora, por ejemplo, era definida por los futuristas como vapor que olfatea el horizonte, en donde se puede observar que realizaban asociaciones extrañas de palabras, referidas al mundo de la industria, con verbos de sentido. En  realidad,  se  da  un  entrecruzamiento  de  varios recursos literarios como la sinestesia y la personificación. El Futurismo se caracterizó por el intento de captar la sensación de movimiento.

Los  alumnos  pueden  generar  textos  en  los   que asocien objetos de cualquier naturaleza con  animales, a los que añadirán un adjetivo cromático y  un verbo de sentido,como en la siguiente tabla:

Nombres de objetos

Nombres de animales

Verbos de sentido

Adjetivos

Cromáticos

ƒ             avión

ƒ             locomotora

ƒ             estación

ƒ             fábrica

ƒ             pájaro

ƒ             caballo

ƒ             hormiguero

ƒ             colmena

ƒ             ver

ƒ             oler

ƒ             tocar

ƒ             oír

ƒ             verde

ƒ             negro

ƒ             amarillo

ƒ             marrón

 

Mezclando las diferentes palabras de las columnas de la tabla, en la que sólo se han puesto unos pocos casos, se pueden conseguir sensaciones muy distintas. Por ejemplo:

-   La gaviota metálica huele el azul de las nubes.

-   Una colmena de aviones tiñe de rojo  sangre el cielo amarillo.

2.  Caligramas.

En los  Caligramas de Apollinaire se fusionan la poesía y la pintura. Esta forma poética entronca con la antigua tradición de los ideogramas: los versos adoptan gráficamente la forma de su contenido.

Apollinaire escoge, por ejemplo, un chorro de  agua, una paloma, la torre Eiffel o una cabeza

3.  Robo de palabras.

Los  dadaístas,  partidarios  de  suprimir  la   lógica, propiciaban  el  encuentro  de  los  contrarios,  de  todas  las contradicciones  y  de  toda  la  incoherencia. Utilizaban nuevos materiales, como los de desecho encontrados en la calle, y nuevos métodos, como la inclusión del   azar  para  determinar  los  elementos  de  las   obras. Partiendo de las técnicas dadaístas, los  alumnos leerán un texto  corto  del  que  escogerán   palabras  sin  un  orden preestablecido, dejándose llevar por la fuerza de las palabras. Con ellas escribirán un nuevo texto, destruyendo el discurso lógico. Ejemplo de texto y su transformación:

Los centinelas vigilan, los revolucionarios conspiran, las calles están vacías. La ciudad  se  ha dormido al ritmo monocorde de la lluvia; ¡as aguas de la bahía, viscosas de petróleo,  lamen,  lentas,  los  muelles.  (Eduardo  Galeano, Vagamundo).

-             Los centinelas han dormido a las aguas.

-             Conspiran las calles de petróleo vacías.

-             La ciudad lame monocorde la viscosa lluvia.

-             Las aguas vigilan el ritmo lento de la bahía.

Juegos con palabras
Investigamos los rasgos de las palabras: sonoridad, ritmo, orden de sus elementos, composición, etc.

Palabras crecientes y decrecientes : e, té, até, maté; Belisa, Elisa, Lisa, Isa...

Desplazamiento de letras. Buscar términos en los que cambiando el lugar de algunas letras o sílabas se conviertan en palabras bien distintas: tasca-casta, pitos-tipos, timo-mito, como-moco...

Palabras capicúa. Encontrar palabras que invertidas resulten iguales: roma-amor, alas-sala, atlas-salta...

Palabras escondidas, palabras valija. Palabras que en sí mismas contienen otras diferentes: estereotipo: este, estereo, tipo, reo.

    Poesía visual

Inventar abecedarios. Partiendo de la forma de las letras, dibujarlas, alterarlas, explotar sus posibilidades plásticas. Hacer alfabetos fantásticos. Después se pueden sustituir las letras de un poema por las que han creado los niños o componer uno completo.

Palabras retrato. Con nombres propios de persona intentamos dibujar rostros y variedad de expresiones.

Caligramas. La disposición gráfica de los elementos textuales se relaciona de alguna manera con el tema del poema.

La quimera. Se eligen cuatro poemas para reconstruir uno nuevo: Del 1º se conserva la estructura; del 2º se eligen los sustantivos; del 3º los adjetivos y del 4º los verbos.

4.  Paisaje con palabras.

El  Ultraísmo se basa en el ritmo y en la  velocidad imaginativa, despreciando la rima e,  incluso, los signos de puntuación. Son   sus  rasgos  fundamentales:  la   condensación metafórica; la eliminación de nexos inútiles; el avance de la “imagen refleja o simple” hacia la “imagen múltiple”, que supone la identificación más  plena entre  poesía y música; el valor plástico de  la disposición tipográfica, herencia directa de los caligramas de Apollinaire.

Este  ejercicio  de  creación  consiste  en  dibujar  un paisaje con las palabras, de tal manera que se distribuyan en la página como lo harían los distintos elementos del paisaje.

Los  alumnos  intentarán  trasladar  al poema alguna imagen estática o en movimiento, como las del siguiente  ejemplo,  en  el  que  reproducimos   uno  de  los caligramas de Apollinaire. Llegó a imitar con sus versos la forma material de los objetos que cantaba.  Veamos  un  ejemplo  muy  ilustrador  del  escritor cubano Guillermo Cabrera Infante:

Y el dueño se achicó, si es que podía hacerlo todavía y

fue el hombre increíblemente encogido, pulgarcito

o meñique, el genio de la botella al revés y se fue haciendo más y más chico, pequeño, pequeñito, chirriquitico,

hasta que desapareció por un agujero de ratones al fondo-fondo-fondo,

un hoyo que empezaba con

o.

Se pueden obtener resultados tan llamativos como el siguiente:

A ti, amigo:

Quisiera armar en estos días

un hermoso árbol de

Navidad.

Y colgar, en lugar de  regalos, los nombres

de todos mis amigos. Los de cerca

y los de lejos. Los de siempre y los de ahora.

Los que veo cada día, y los que raramente encuentro.

Los  siempre recordados, y los que a veces se me olvidan.

Los constantes y los inconstantes. Los de las horas difíciles, y los de las horas alegres. A los que sin querer herí, sin querer me hirieron.  Aquéllos a quienes conozco

profundamente, y aquéllos a quienes apenas conozco por sus apariencias.

Los que me deben, y a quienes debo mucho. Mis amigos humildes

y  mis amigos importantes. Por eso os nombro a todos, a todos los amigos que pasaron por mi vida. Los que recibís este mensaje y los que no lo recibirán. Un árbol de raíces profundas para que vuestros nombres nunca sean arrancados, un árbol que al, florecer el año próximo, nos traiga ilusión, salud, amor y paz.

Ojalá que en Navidad nos podamos encontrar para compartir los mejores deseos de esperanza,

poniendo un poco

de felicidad en aquellos que todo lo han perdido.

 

5. EL COLLAGE.

El procedimiento para realizarlo puede ser el siguiente:

-El  material  necesario  se  compone  de:  tijeras, periódicos o revistas, pegamento y  varios folios blancos o cartulinas de color.

-El alumno recorta de los titulares de las revistas sintagmas  o  palabras  sueltas  que  le  llamen  la atención sin preguntarse el porqué (puede ser la tipografía, el color, su disposición en la página, la evocación           que        le sugiere            o            ninguna               razón aparente). Bastaría con recortar unas cuarenta o cincuenta palabras.

-Cuando dispone de un buen número de palabras recortadas, sin ninguna relación  aparente entre ellas,     empieza              a             componer          textos cortos, dejándose llevar por su propio impulso o  por la fuerza de las palabras, sin ataduras  semánticas.

Una  manera  fácil  de  hacerlo  es  colocar  esas palabras  recortadas  sobre  la  mesa,   como  un rompecabezas; y se van eligiendo una a una para colocarlas sobre un folio, dejando que unas tiren de otras y que se produzcan esas asociaciones de las que hablaba Breton (1969). Así hasta rellenar el  folio.  Al  final,  se  le  da  un  título.  Pueden realizarse  dos  tipos  de  poemas:   el  primero, juntando las palabras sin preocupación intencional alguna  –resultará   totalmente   ilógico–;   en  el segundo, se puede buscar cierta lógica, aunque se procederá como en el primero.

Algunos textos producidos con esta técnica por alumnos de 4º de ESO

-El gobierno comprará en las rebajas de Iberia por sólo 3 euros una cadena para el Ministerio de Educación.

-Las cosas cambian para la rapidez de la historia.

-En el embarazo me salvaron tus cómodas gambas a la americana.

..

3 POEMA MECANICISTA.

Jakobson asegura que los recursos utilizados en la poesía de hoy  se  basan  en  dos   mecanismos:  la  repetición  y  la sustitución. Se presentan unos poemas de tipo repetitivo y se pide al alumno que haga sustituciones. Poema de alumnos de segundo ciclo de Eso y Bachillerato:

¿Qué es el día, si no hay noche?

¿Qué es la oscuridad, si no hay luz?

¿Qué es la nube, si no hay lluvia?

¿Qué es el invierno sin el otoño?

¿Qué es la primavera sin el verano?

¿Que es todo, si no hay nada?

¿Qué es la muerte, si no hay vida?

¿Qué es la verdad si no hay mentira?

¿Y qué es la vida? Todo.

 

 6 LA GREGUERÍA.

Es la suma del humorismo y  la  metáfora y “el atrevimiento a definir lo que no puede definirse, a capturar lo pasajero, a acertar o no  acertar lo que puede no estar en nadie o puede  estar  en todos”.

-Aparecen días tan húmedos que hasta los  tenedores sienten reuma.

-Las violetas son las ojeras del jardín.

-La palmera es el monumento al cohete.

Procedimiento que pueden seguir los alumnos para la creación de greguerías:

•Elegir un objeto, una situación determinada y observarla con  detenimiento  como  si  antes  no  se  supiese  de  su existencia, es decir, sin connotaciones preestablecidas.

•A  continuación, pensar en alguna característica  que se haya observado, renunciando a las demás.

•Buscar, seguidamente, otra realidad con la que  exista algún parecido (paronimia léxica, forma,  color, función, etc.).

•Finalmente,  redactar  un  texto  breve,  siguiendo  como modelo las expuestas en los cuadros  adjuntos u otras leídas en clase.

Algunos ejemplos de greguerías creadas por alumnos de 3° de ESO:

-Los canarios no tienen problema con el  retraso de los autobuses.

-El mar es un gran plato de sopa de mariscos.

-La luz va a 300.000 K/s porque va cuesta abajo.

-El pez más sexi es el pezón.

Algunas técnicas para construir las greguerías son las siguientes:

Paronomasia. Puede abarcar diferentes niveles.  Desde la confusión tradicional, cazar-casar, a la  relación de la falsa etimología, de nivel fónico. Monólogo significa: el mono que habla.

Derivación. Tipo de paronomasia en la que los  vocablos

coinciden etimológicamente: Exceso de fama = difamación.

Paronomasia sin término explícito. Implica presuposiciones en el lector para establecer la relación: Habría que llamar a los bomberos también en caso de infundio.

Transformaciones de fórmulas paremiológicas:

-De refranes populares: Nunca es tarde si la sopa es buena.

-De frases históricas: Llegué, vi y me  quedé  sin nada.

-De clichés lingüísticos: ¿De cuerpo presente? No.

De cuerpo pretérito perfecto.

Dilogía. Consiste en el uso de un vocablo con dos sentidos al  mismo  tiempo.  Es  un  procedimiento  muy   frecuente: Amasador de masas: panadero político.

Relación gráfica. La imagen de la letra se traslada  a  un objeto parecido: La T es el martillo del abecedario.

Metáfora. En realidad, todas se basan en la  metáfora en cuanto  supone  la  relación  de  dos   términos  por  alguna semejanza más o menos común entre las dos realidades: Lanata es la mejilla de la leche.

Los alumnos pueden ejercitarse en la realización  degreguerías, siguiendo los modelos y técnicas expuestos:

•Mediante relación de términos homófonos:  barón-varón, honda-onda, hablando-ablando, etc.

•Palabras parónimas que se utilizan con frecuencia  en la creación de greguerías y chistes:  cazar-casar, carabela- calavera, espiar-expirar, etc.

•La dilogía, basada en la polisemia de las palabras, resulta

la  técnica  más  fecunda.  Los  alumnos   utilizarán  el diccionario para descubrir los varios  significados de una palabra  y,  a  continuación,   procurarán  encontrar  las posibilidades  de  relación,  según  el  contexto.  Algunos ejemplos:  blanco, boca, canto, cardenal, corte, cuerda, esposas, grano, libra, mano, pasta, pito, tapa, etc.

•Los refranes, frases hechas o dichos populares son usados también  para  la  greguería.  Los   alumnos  recogerán cuantos puedan y realizarán  diferentes combinaciones y modificaciones con  ellos  para crear nuevos significados como, por ejemplo: A quien madruga... buena sombra le cobija.

•La relación metafórica se suele construir por la unión de alguna  característica  común  entre  los   términos.  Los alumnos enumerarán las notas básicas que componen las palabras y vincularán aquellas que tengan algo en común.

Por ejemplo:

-             Mesa:  de madera,  con para comer, elevada...patas, con cajones, para  estudiar,

-             Torre:  de piedra,  de cigüeñas, para ver...iglesia, con campanas, elevada,  c

Y se podrá construir: Cuatro torres sujetan la mesa en la  que  comen  los  ángeles  o,  también,  las  cigüeñas siempre comen en la esquina de la mesa. O utilizando unametáfora tradicional:

-             Cabello: largo, corto, rubio (amarillo), moreno, negro...

-             Oro: duro, joya, amarillo, brillante

Comments