POR EL BARRANCO DE LAS ALMUNIAS. DESDE SANTA FE A LA PLANA.

A las 8:00 tomábamos el autobús de Cuarte en la Plaza del Emperador, las dos únicas personas (Reyes y Pascal) que fueron a participar en esta caminata. Quince minutos después nos detuvimos en las afueras de Santa Fe para iniciar el recorrido previsto, empezando por la visita de la placeta del Monasterio cisterciense de dicha localidad ,al que nos acercamos para verificar sus exteriores ya que no hay acceso al interior por estar en completo estado de ruina.

Cruzando el camino que va a Cadrete entramos en el paso que lleva al Barranco de las Almunias de 8 Km de suave rampa que solo se empina al final. A lo largo de todo su recorrido se aprecian rocas y materiales de yesos y alabastros mezclados con arcillas y margas que configuran un terreno formado por sedimentación. En la sección abierta por el curso del barranco podemos distinguir diferentes estratos de limos, gravas y guijarros de diferentes tamaños.

En superficie la vegetación pobre adaptada a la extremada aridez del suelo deja espacio en algunas vaguadas húmedas acorralados rincones donde emerge cierta biodiversidad de plantas entre las que se yerguen coscojas, enebros y pinos.

En lo tocante a la fauna pocas especies de las mencionadas en el programa fueron percibidas como no fuera un aguilucho, pájaros varios al principio y alondras capirotadas al final en el ámbito de las aves.

Llegamos a La Plana en alto después de salvar un desnivel total de 300 m que culmina en un último tramo de dificultad relativa desde donde se alzan numerosos aerogeneradores del parque eólico. Seguimos el sendero que por la ladera del monte cruza una zona de pinos de escaso desarrollo y entramos en el camino que va a Zaragoza dejando a un lado el de Cuarte, razón por la cual añadimos cinco Km más a los 18 ya previstos de modo que entramos en la ciudad por la zona del cementerio a las 13:30.Acumulamos un total de 23 en el itinerario cubierto por los dos animosos de la marcha que anduvieron casi sin detenerse y a buen ritmo durante cinco horas.