DE JAULÍN A FUENDETODOS.

TRAVESIA de JAULIN a FUENDETODOS, 19 Km. Realizada el domingo 13 de Mayo de 2018

El exiguo grupo de Andalanda, sección senderista de la Asociación, que participó en esta salida hacia la cuna de Goya se formó como sigue. Llegaron a la Estación Central Manuela y Pascal quienes salieron a las 9:00 h. en el autobús a Muniesa. Se detuvieron a las 9:40 en Jaulín donde se juntaron con Montse y Gonzalo que llegaron en transporte privado. El total del equipo se reducía a sólo cuatro caminantes.

Primero visitaron el Jardín Botánico, que incluye un amplio número de especies de árboles (catalogados con su nombre científico) situado a orillas de Balsa de Jaulín. A las 10:00 empezaron a andar por el camino reseñado como PR 23. Esta ruta se abre paso entre un mosaico de campos de cereales que gozan de un crecimiento aceptable y que componen una marea verde ondeada por el viento que el habitual anticiclón impulsa. Hora y media después el grupo se detuvo en un rincón abrigado y protector del azote eólico donde tomaron el sustento oportuno para proseguir la marcha.

Una vegetación autóctona de coscojas, romeros, enebros y sabinas rastreras salpicaban los montes circundantes mientras que el agro de los vales ocupaba superficies cada vez más reducidas y pobres forzadas a intercalar terrenos en barbecho. Llegados a la encrucijada derivaron por un sendero que se desviaba hacia la derecha para internarse por laderas pobladas de pinos carrascos (colonizados por el muérdago) muy necesitados de agua a juzgar por el ramaje en su mayor parte seco. Nuevo giro a la izquierda para descender por angostas trochas boscosas. Las coníferas van a seguir acompañando a los intrépidos exploradores de esta nueva vía de la comarca Campo de Belchite que enlaza con una pista forestal menos sugestiva que amplía horizontes hacia los confines de Azuara y la Puebla de Albortón sin perder el norte de Fuendetodos.

La itinerante patrulla hubo de seguir un trazado envolvente. Una montaraz serranía se interponía entre el último ramal y el asentamiento donde nació Goya. Hubo que rodear la sierra alejándonos de nuestro objetivo para después en campo abierto tener que volver con el viento ya de cara y frente a las torres de la iglesia restaurada que se alzaban en frente cual estandartes de nuestro teatro de operaciones.

Entramos en la población a las 14:15, es decir tres cuartos de hora después de la señalada para asistir a la visita teatralizada entre la Maja y la Duquesa de Alba. Resignados fuimos a comer para hacernos, después de ello, con el horario de visitas guiadas de las cuatro de la tarde. Llegaron, mientras tanto, en su coche particular Antonia y Raquel, que se incorporaban al grupo, aumentado así en seis personas. Sacamos las entradas a razón de dos euros por persona y fuimos a visitar el Museo del Grabado acompañados de otro muy cuantioso conjunto procedente de Tarragona. El Museo ocupa una casa típica del somontano de tres plantas que fue reformada y erigida como homenaje al Pintor donde se albergan las cuatro series del Autor quien se dio cuenta pronto de las posibilidades creativas de este arte gráfico. Y así lo usó para expresar su mundo más subjetivo sin sentirse coartado por convencionalismo alguno dando rienda suelta con vigor, humor negro y sátira mordaz a sus sueños y obsesiones.

Después entraron en la Casa Natal del Pintor que reúne todos los rasgos de una vivienda de labradores con su zaguán, cocina y cuadra en la planta baja; el piso superior formado por sala y dos alcobas, y por encima de todo ello, el granero a doble vertiente. El conjunto con cuadros, muebles y enseres de aquella época.

A las 5:30 el grupo se dispersó en función de sus intereses, de modo que la mayoría acudieron al helero, construcción abovedada donde se guardaba la nieve recubierta de paja para ser comercializada, una vez convertida en hielo, en la ciudad y en Aula Dei como hielo. El aula de la interactiva de la naturaleza interactiva (Fuendeeverde) estaba cerrada, pero aún pudieron visitarse los restos del castillo medieval(llamado "Obra de los moros") y de la fortaleza del siglo XIII con vestigios de un antiguo neverón.

A las 7:15 se regresó a la ciudad combinando el servicio de autobús con los dos coches particulares.